CRDAMC Homepage | CRDAMC Library Phone #: (254) 288-8366 | CRDAMC Library Fax #: (254) 288-8368

Search Health Library

Cerezas

Nombre en latín: Prunus avium

Nombres Alternativos / Términos Relacionados

Jugo de Cereza

Principales Usos Propuestos

ninguno

Las cerezas y su jugo tienen una larga historia de uso en alimentos y cocina en todo el mundo. Se pueden encontrar menciones sobre cerezas en la literatura de los antiguos chinos, griegos, y asiáticos del sur.

Se han usado medicinalmente para una variedad de condiciones relacionadas con el dolor, incluyendo artritis, gota, dolor de espalda, y lesiones en los tendones. Con frecuencia se dice que las cerezas ácidas tienen más valor medicinal que las cerezas dulces.

¿Para Qué Se Usan las Cerezas Hoy en Día?

Las cerezas ácidas contienen niveles relativamente altos de sustancias conocidas como antocianinas, también encontradas en el mirtilo, arándano y otros alimentos. Las antocianinas son antioxidantes, y la mayoría de las aseveraciones de salud para las cerezas se basan en este hecho. Sin embargo, el caso de que los antioxidantes proporcionan beneficios para la salud se ha vuelto más débil en lugar de más fuerte en años recientes, y por lo tanto, simplemente el encontrar contenido de antioxidantes en las cerezas es inadecuado para mostrar beneficio. Sólo estudios doble ciego, controlados con placebo en realidad pueden proporcionar evidencia de eficacia, y para las cerezas, sólo se ha reportado un pequeño estudio de este tipo.

En este estudio, catorce atletas hombres recibieron ya sea jugo de cereza ácida (12 onzas) o placebo dos veces al día, y luego realizaron ejercicios intensivos para los brazos.1 Los resultados de este ensayo indicaron que el uso de jugo de cereza redujo el dolor y la pérdida de fuerza causados por el ejercicio excesivo. Con base en esto, se ha sugerido que el jugo de cereza puede ser útil para atletas en entrenamiento por aumentar la recuperación por ejercicio pesado, a causa de sus acciones antioxidantes. Sin embargo, este fue un estudio muy pequeño, y se necesitaría más investigación para documentar realmente beneficio. Note que otros antioxidantes no han logrado probar que sean útiles para este propósito.

Se afirma que las cerezas también son útiles para la gota, con base principalmente en un solo estudio "científico" realizado en la década de 1950.2 Sin embargo, de hecho, este estudio estuvo diseñado muy deficientemente como para probar algo en absoluto, porque no utilizó un grupo de placebo. (Para obtener más información acerca de por qué es esencial un grupo de placebo, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego?) Un estudio mucho más reciente sí encontró evidencia de que el consumo de cerezas podría reducir los niveles de urato en la sangre.3 Debido a que los altos niveles de urato están asociados con la gota, este hallazgo sí proporciona alguna evidencia sugestiva de que las cerezas podrían ser útiles. Sin embargo, este estudio fue pequeño, preliminar y un tanto deficientemente diseñado. Además, no mostró beneficio directamente: muchas sustancias reducen los niveles de urato pero no ayudan con la gota, y muchos casos de gota no están asociados con el urato elevado.

Un estudio en animales insinúa que las antocianinas en las cerezas ácidas pueden tener propiedades generales de alivio del dolor y antiinflamatorias.4

Dosis    TOP

Para su uso en la reducción del dolor después de ejercicio intensivo, una dosis de 12 onzas de jugo de cereza dos veces al día se ha examinado en el pequeño estudio mencionado anteriormente.

Una recomendación típica de dosis para la gota es de 1/2 libra de cerezas enteras diariamente.

Temas de Seguridad    TOP

Como un alimento ampliamente consumido, se presume que las cerezas tienen un alto nivel de seguridad. Sin embargo, no se han determinado las dosis máximas seguras en mujeres embarazadas o en lactancia, niños pequeños, o personas con enfermedad hepática o renal severa.

Referencias[ + ]

1. Connolly DA, McHugh MP, Padilla-Zakour OI et al. Efficacy of a tart cherry juice blend in preventing the symptoms of muscle damage. Br J Sports Med. 2006;40:679-83; discussion 683.

2. Blau LW. Cherry diet control for gout and arthritis. Tex Rep Biol Med. 1950;8:309-311

3. Jacob RA, Spinozzi GM, Simon VA, et al. Consumption of cherries lowers plasma urate in healthy women. J Nutr. 2003;133:1826-9.

4. Tall JM, Seeram NP, Zhao C, et al. Tart cherry anthocyanins suppress inflammation-induced pain behavior in rat. Behav Brain Res. 2004;153:181-8.

Ultima revisión septiembre 2014 por EBSCO CAM Review Board
Last Updated: 9/18/2014

EBSCO Information Services está acreditada por la URAC. URAC es una organización sin fines de lucro independiente de asistencia médica y acreditación dedicada a la promoción de asistencia médica de alta calidad a través de la acreditación, certificación y reconocimiento.

El contenido en este sitio es revisado periódicamente y es actualizado cuando nuevas evidencia son publicadas y resultan relevantes. Esta información no pretende ni será nunca el sustituto del consejo emitido por un profesional de la salud. Siempre busque el consejo de un doctor u otra persona calificada antes de iniciar cualquier nuevo tratamiento, o si tiene dudas respecto a una condición médica.

Para enviar comentarios o sugerencias a nuestro equipo editorial respecto al contenido, por favor envía un correo electrónico a healthlibrarysupport@ebsco.com. Nuestro equipo de soporte de Health Library responderá a su solicitud dentro de 2 días hábiles.

Health Library: Editorial Policy | Privacy Policy | Terms and Conditions | Support
36000 Darnall Loop Fort Hood, Texas 76544-4752 | Phone: (254) 288-8000