Welcome to MEDtropolis®, home of the Virtual Body.
Cancer Education
Decision Tools
Health Sources
Family & Friends
Health Conditions

Therapeutic Centers

Health References

Creatina

Enfoque al Paciente | Usos Comunes | Otros Usos Propuestos | Mecanismo de Acción | Dosis | Cuestiones de Seguridad | Interacciones Con Otros Medicamentos


Nombres Alternos/Formas de Suplemento:
  • Monohidrato de Creatina

 

Enfoque al Paciente

La creatina es uno de los pocos suplementos deportivos legales con cierta evidencia de respaldo. (La cafeína es otro.)

Aunque la evidencia dista de ser consistente, la creatina podría mejorar el rendimiento en las ráfagas de ejercicios repetitivos de corta duración y de alta intensidad, así como en el entrenamiento de resistencia. Sin embargo, en el mejor de los casos, los beneficios son ligeros.

Los pacientes que no están involucrados en estas formas específicas de ejercicio pueden ser aconsejadas que la creatina ha fracasado consistentemente en mostrar beneficios en otras formas de ejercicio.

La evidencia preliminar sugiere que la creatina podría incrementar la tolerancia al ejercicio en pacientes con CHF, al igual que ofrecer beneficio terapéutico para la atrofia difusa así como para enfermedades neuromusculares que involucran fuerza muscular dañada y mayor facilidad para fatigarse.

 

Usos Comunes

(Los números más altos indican una evidencia mayor; el modificador X indica resultados contradictorios. Consulte la Introducción para tener detalles de la escala de puntuación.)

Usos Ergogénicos +2X

Ráfagas de Ejercicios y Repetitivo de Alta Intensidad con Períodos Cortos de Descanso

Dos estudios doble ciego controlados por placebo involucrando a un total de 33 personas, demostraron mejoría en la ráfaga de ejercicio repetitivo de alta intensidad con períodos cortos de descanso.2, 3  Aunque no en todos, en muchos estudios de ejercicio repetitivo de explosión corta se reportaron resultados comparables.1 - 6 

Entrenamiento de Resistencia

Hay cierta evidencia de que los suplementos de creatina podrían ser útiles en el entrenamiento de resistencia, aunque los resultados no son del todo consistentes.1,7 - 9, 48, 49  Un estudio de 19 mujeres, demostró que 20 g/día de creatina durante 4 días, seguidos por una dosis de mantenimiento de 5 g/día hasta por 10 semanas, incrementó la fuerza muscular máxima y la máxima potencia intermitente entregada por el brazo.10  Otro estudio de atletas con entrenamiento de fuerza, que recibieron 28 días de complementación de creatina, encontró un incremento significativo en las repeticiones de levantamiento.11 

Otras Formas de Ejercicio

En contraste con la ráfaga de ejercicio repetitivo y de alta intensidad con períodos cortos de descanso, los estudios de las ráfagas de ejercicio repetitivo de alta intensidad con períodos más largos de descanso, no han encontrado resultados impresionantes. Por ejemplo, un estudio no notó diferencias significativas dentro o entre grupos con respecto a la potencia, tiempo en alcanzar la potencia máxima, esfuerzo total o fatiga.12  De manera similar se han observado resultados negativos en ensayos de campo de ejercicio explosivo sencillo, así como en estudios de rendimiento sin repetición rápida.13, 14 

También se observaron resultados negativos en ejercicios de alta intensidad de duración intermedia. De 13 estudios revisados, ocho estudios doble ciego controlados por placebo y un estudio de un solo grupo, de medida repetida de ejercicio de alta intensidad de duración intermedia (de 30 a 150 segundos) fracasó al mostrar mejoría alguna con la complementación de creatina.1 

Finalmente, de siete estudios doble ciego controlados por placebo que evaluaron el uso de creatina en el ejercicio aeróbico, seis fracasaron en demostrar mejoría.1 

Insuficiencia Cardíaca Congestiva (CHF por sus siglas en inglés) +2

La creatina podría incrementar la tolerancia al ejercicio en la CHF.

Un estudio doble ciego de 17 pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva fracasó en demostrar que 20 g /día de creatina durante 10 días mejoraran la capacidad de ejercicio y de fuerza muscular, sin mejoría en la fracción de expulsión.15  De manera similar, la resistencia muscular durante los ejercicios de apretar las manos mejoró en un estudio cruzado, doble ciego controlado con placebo, de 20 hombres con insuficiencia cardíaca crónica.16 

 

Otros Usos Propuestos

En un estudio de 34 pacientes hipercolesterolémicos, las personas fueron asignadas de manera aleatoria para recibir ya sea 5 g de monohidrato de creatina más 1 g de glucosa o 6 g de glucosa placebo. Después de 56 días, el colesterol en plasma, los triacilgliceroles y el colesterol VLDL se redujeron el grupo tratado con creatina.17 

Los suplementos de creatina podrían ser útiles para el tratamiento de la atrofia difusa después de la inmovilización de las extremidades.50, 51 

La complementación de creatina podría aliviar algunos de los síntomas clínicos de la distrofia muscular de Duchenne.18  Las células musculoesqueléticas mdx cultivadas han mostrado incrementar los niveles celulares de fosfocreatina, formación miotubular y supervivencia celular cuando se toma un suplemento con 20mmol/L de creatina.19  Un ensayo doble ciego controlado con placebo, de 36 personas con varios tipos de distrofia muscular, encontró evidencia de beneficio en la fuerza muscular y las actividades cotidianas.20 

Un estudio de 81 personas con una variedad de trastornos neuromusculares encontró que el monohidrato de creatina (10 g/día, durante 5 días, seguido de 5 g/día de 5 a 7 días) mejoró el apretón de mano, dorsiflexión y fuerza del extensor de la rodilla.21 

La evidencia preliminar respalda el uso de una dosis alta de creatina (de 60 a 150 mg/kg/día) para la enfermedad de McArdle.22, 52 

Dos estudios pequeños con un total de 11 pacientes con defectos mitocondriales demostró mejoría después de administrarles creatina. Un estudio doble ciego controlado con placebo, de 7 pacientes, demostró que 2 g de creatina, dos veces al día, durante 2 semanas, mejoró la fuerza isométrica del apretón, pero no tuvo efecto sobre la ergometría aeróbica en ciclo o constitución corporal.23  Un estudio de cuatro pacientes con encefalomiopatías mitocondriales mostraron que de 0.1 a 0.2 g/kg/día de creatina mejoraron la ergometría en ciclo.24 

Dos estudios en modelos animales de enfermedades neurológicas crónicas indicaron que la creatina podría ser benéfica. Ratones transgénicos con esclerosis lateral amiotrófica complementados con 1 a 2% de creatina en la dieta han incrementado la supervivencia y protección de pérdida neuronal.25  En otro estudio, las ratas que se alimentaron de una dieta complementada con 1 a 2% de creatina estuvieron protegidas de lesiones neurales inducidas por malonato- o ácido 3-nitropropiónico - que asemejan a las de la enfermedad de Huntington.26 

Dos reportes de caso de pacientes con defectos en la síntesis de creatina han mostrado efectos benéficos de la creatina complementaria. Un infante de 22 meses de edad con deficiencia de guanidinoacetato metiltransferasa que recibieron 4 g/día de creatina, mostraron mejoría clínica en un lapso de 2 meses, acompañada por la resolución de anormalidades MRI.27  Una niña de 4 años de edad con deficiencia de creatina, retraso del desarrollo, trastorno muscular y epilepsia, mejoró después de dos meses de recibir 400 mg/kg/día de creatina.28 

 

Mecanismo de Acción

Las mayores concentraciones de creatina y fosfocreatina en el músculo, proporcionan una fuente de fósforo lista para recargar las fuentes ATP; la ráfaga de ejercicio repetitivo y de alta intensidad llena la imagen fisiológica en la que su efecto se esperaría fuese más útil.29 - 33 

El mecanismo de acción de la creatina en el tratamiento de trastornos musculares no está tan bien aclarado. Los niveles reducidos de creatina en el músculo podrían deberse a alteraciones en la homeostasis del ión, que resulta en la disminución del transporte de creatina dentro de las células.18  La disminución de creatina y fosfocreatina en el músculo resulta en un incremento en las concentraciones de ácido láctico e iones de hidrógeno que podrán afectar directamente el aparato contráctil del músculo al afectar la ATP de calcio o miosina. La acidosis también provoca una depleción más rápida de fosfocreatina e inhibe las enzimas de la glicólisis.34 

El desorden en la producción de energía debido a defectos mitocondriales podría resultar en concentraciones más bajas de creatina y ATP fosforiladas, llevando finalmente a la muerte celular. La creatina estabiliza la creatina kinasa mitocondrial e inhibe la abertura del poro de la transición mitocondrial, lo cual está vinculado a la muerte celular.

Las concentraciones crecientes de creatina podrían aumentar la reserva de energía cerebral y ofrecer neuroprotección en enfermedades como la de Huntington.26 

Los autores de un estudio establecieron la hipótesis de que la energía intracelular de los amortiguadores de creatina almacena y estimula la síntesis de la fosfocreatina.25  Además, la fosfocreatina sirve como una fuente de energía para la absorción de glutamato en las vesículas sinópticas; la absorción dañada de glutamato ha estado implicada en la patogénesis de ALS.

No está bien entendido el mecanismo mediante el cual la creatina disminuye las concentraciones de lípido. Se ha sugerido que la creatina incrementa la sensibilidad a la insulina y/o la señalización postprandial.17 

 

Dosis

La dosis usual para la complementación con creatina es de 20 a 30 g de monohidrato de creatina durante 5 a 7 días, tomada diariamente en 4 dosis divididas de 5 a 6 g. Posteriormente, las dosis de 2 g/día han mantenido concentraciones elevadas de creatina en el músculo por períodos de hasta 1 mes.33  Para los hombres con promedio de 70 kg de peso, esto es casi el equivalente a una dosis de carga de 0.3 g/kg de masa corporal por día, durante 5 a 6 días, seguida por una dosis de mantenimiento de 0.03 g/kg de masa corporal. Algunas autoridades no recomiendan del todo una dosis de carga y, en su lugar recomiendan usar dosis más bajas durante más tiempo.1 

El combinar la carga de carbohidrato con creatina podría ser útil tal vez debido a la acumulación de creatina aumentada por la insulina o a la supercompensación mejorada de glucógeno en el músculo.35, 36, 37 

 

Cuestiones de Seguridad

El predominio de la información que documenta efectos secundarios de la creatina se toma de estudios a corto plazo que involucraron personas saludables y/o atléticas, aunque extensos, no se han realizado los estudios de seguridad a largo plazo.38  Se sabe menos sobre los suplementos de creatina para personas de otras edades o estados de salud.

El aumento de peso es el efecto secundario más común de la complementación con creatina.1, 2, 11  El aumento de peso puede deberse a un incremento en el contenido de agua o en el diámetro de las fibras glucolíticas musculares de movimiento rápido (tipo II).2, 3, 39 

Otros efectos secundarios que podrían ser provocados por la creatina incluyen calambres musculares, deshidratación y malestar gastrointestinal.1, 40  Sin embargo, un estudio a largo plazo, controlado con placebo, de 100 jugadores de fútbol americano, no encontró incremento en las lesiones o calambres durante 1 año de complementación con creatina.41  La creatina no parece afectar de manera adversa la capacidad del cuerpo para ejercitarse bajo condiciones de altas temperaturas.42 

Dado que el exceso de creatina se excreta a través de los riñones, debe considerarse el riesgo de daño renal cuando se consume creatina de manera exógena. Lo cual es especialmente cierto para personas con enfermedad renal,43  así como en personas saludables que ingieren cantidades de creatina mayores a las normales o que continúan la complementación con creatina por períodos prolongados. Sin embargo, un estudio doble ciego controlado con placebo, de 30 hombres y mujeres jóvenes, no encontró efecto adverso alguno sobre la función renal después de la complementación con creatina (20 g/día, durante 5 días).44  Es más, no se notaron efectos a largo plazo de la complementación con creatina oral en 8 personas que tomaron creatina por períodos de 10 meses hasta 5 años, en dosis de 1 hasta 80 g/día.45 

No obstante, hay un reporte de funcionamiento renal dañado en una persona saludable que aparentemente se atribuye a la creatina.46 

Finalmente, como la creatina se metaboliza en formaldehído, es posible que la creatina complementaria incremente lo suficiente la producción de formaldehído como para presentar un riesgo tóxico.47  Sin embargo, hasta ahora no se ha establecido este riesgo.

Seguridad en Niños Pequeños y en Mujeres Embarazadas o en Etapa de Lactancia

No se han establecido las dosis máximas seguras para las mujeres embarazadas, en etapa de lactancia o en niños pequeños.

 

Interacciones Con Otros Medicamentos

No se han reportado interacciones de la creatina con otros medicamentos, aunque la mayoría de los estudios del suplemento han prohibido el uso actual de otros medicamentos, suplementos o esteroides.

No se han realizado los estudios formales de interacción con otros medicamentos.


References [ + ]

1. Williams MH, Branch JD. Creatine supplementation and exercise performance: an update. J Am Coll Nutr. 1998;17:216-234.

2. Balsom PD, Ekblom B, Soderlund K, et al. Creatine supplementation and dynamic high-intensity intermittent exercise. Scand J Med Sci Sports. 1993;3:143-149.

3. Mujika I, Padilla S, Ibanez J, et al. Creatine supplementation and sprint performance in soccer players. Med Sci Sports Exerc. 2000;32:518-525.

4. Gilliam JD, Hohzorn C, Martin D, et al. Effect of oral creatine supplementation on isokinetic torque production. Med Sci Sports Exerc. 2000;32:993-996.

5. Mujika I, Padilla S. Creatine supplementation as an ergogenic acid for sports performance in highly trained athletes: a critical review. Int J Sports Med. 1997;18:491-496.

6. Finn JP, Ebert TR, Withers RT, et al. Effect of creatine supplementation on metabolism and performance in humans during intermittent sprint cycling. Eur J Appl Physiol. 2001;84:238-243.

7. Kraemer WJ, Volek JS. Creatine supplementation. Its role in human performance. Clin Sports Med. 1999;18:651-666.

8. Kreider RB, Ferreira M, Wilson P, et al. Effects of creatine supplementation on body composition, strength and sprint performance. Med Sci Sports Exerc. 1998;30:73-82.

9. Volek JS, Kraemer WJ, Bush JA, et al. Creatine supplementation enhances muscular performance during high-intensity resistance exercise. J Am Diet Assoc. 1997;97:765-770.

10. Vandenberghe K, Goris M, Van Hecke P, et al. Long-term creatine intake is beneficial to muscle performance during resistance training. J Appl Physiol. 1997;83:2055-2063.

11. Earnest CP, Snell PG, Rodriguez R, et al. The effect of creatine monohydrate ingestion on anaerobic power indices, muscular strength and body composition. Acta Physiol Scand. 1995;153:207-209.

12. Cooke WH, Grandjean PW, Barnes WS. Effect of oral creatine supplementation on power output and fatigue during bicycle ergometry. J Appl Physiol. 1995;78:670-673.

13. Burke LM, Pyne DB, Telford RD. Effect of oral creatine supplementation on single-effort sprint performance in elite swimmers. Int J Sport Nutr. 1996;6:222-233.

14. Mujika I, Chatard JC, Lacoste L, et al. Creatine supplementation does not improve sprint performance in competitive swimmers. Med Sci Sports Exerc. 1996;28:1435-1441.

15. Gordon A, Hultman E, Kaijser L, et al. Creatine supplementation in chronic heart failure increases skeletal muscle creatine phosphate and muscle performance. Cardiovasc Res. 1995;30:413-418.

16. Andrews R, Greenhaff P, Curtis S, et al. The effect of dietary creatine supplementation on skeletal muscle metabolism in congestive heart failure. Eur Heart J. 1998;19:617-622.

17. Earnest CP, Almada AL, Mitchell TL. High-performance capillary electrophoresis-pure creatine monohydrate reduces blood lipids in men and women. Clin Sci (Colch). 1996;91:113-118.

18. Wyss M, Felber S, Skladal D, et al. The therapeutic potential of oral creatine supplementation in muscle disease. Med Hypotheses. 1998;51:333-336.

19. Pulido SM, Passaquin AC, Leijendekker WJ, et al. Creatine supplementation improves intracellular Ca2+ handling and survival in mdx skeletal muscle cells. FEBS Lett. 1998;439:357-362.

20. Walter MC, Lochmuller H, Reilich P, et al. Creatine monohydrate in muscular dystrophies: a double-blind, placebo-controlled clinical study. Neurology. 2000;54:1848-1850.

21. Tarnopolsky M, Martin J. Creatine monohydrate increases strength in patients with neuromuscular disease. Neurology. 1999;52:854-857.

22. Vorgerd M, Grehl T, Jager M, et al. Creatine therapy in myophosphorylase deficiency (McArdle disease): a placebo-controlled crossover trial. Arch Neurol. 2000;57:956 - 963.

23. Tarnopolsky MA, Roy BD, MacDonald JR. A randomized, controlled trial of creatine monohydrate in patients with mitochondrial cytopathies. Muscle Nerve. 1997;20:1502-1509.

24. Borchert A, Wilichowski E, Hanefeld F. Supplementation with creatine monohydrate in children with mitochondrial encephalomyopathies [letter]. Muscle Nerve. 1999;22:1299-1300.

25. Klivenyi P, Ferrante RJ, Matthews RT, et al. Neuroprotective effects of creatine in a transgenic animal model of amyotrophic lateral sclerosis. Nat Med. 1999;5:347-350.

26. Matthews RT, Yang L, Jenkins BG, et al. Neuroprotective effects of creatine and cyclocreatine in animal models of Huntington's disease. J Neurosci. 1998;18:156-163.

27. Stockler S, Hanefeld F, Frahm J. Creatine replacement therapy in guanidinoacetate methyltransferase deficiency, a novel inborn error of metabolism. Lancet. 1996;348:789-790.

28. Schulze A, Hess T, Wevers R, et al. Creatine deficiency syndrome caused by guanidinoacetate methyltransferase deficiency: diagnostic tools for a new inborn error of metabolism. J Pediatr. 1997;131:626-631.

29. Casey A, Constantin-Teodosiu D, Howell S, et al. Creatine ingestion favorably affects performance and muscle metabolism during maximal exercise in humans. Am J Physiol. 1996;271(1 pt 1):E31-E37.

30. Francaux M, Demeure R, Goudemant JF. Effect of exogenous creatine supplementation on muscle PCr metabolism. Int J Sport Med. 2000;21:139-145.

31. Greenhaff PL, Bodin K, Soderlund K, Hultman E. Effect of oral creatine supplementation on skeletal muscle phosphocreatine resynthesis. Am J Physiol. 1994;266(5 pt 1):E725-E730.

32. Harris RC, Soderlund K, Hultman E. Elevation of creatine in resting and exercised muscle of normal subjects by creatine supplementation. Clin Sci (Lond). 1992;83:367-374.

33. Hultman E, Soderlund K, Timmons JA, et al. Muscle creatine loading in men. J Appl Physiol. 1996;81:232-237.

34. Volek JS, Kraemer WJ. Creatine supplementation: its effect on human muscular performance and body composition. J Strength Cond Res. 1996;10:200-210.

35. Green AL, Hultman E, Macdonald IA, et al. Carbohydrate ingestion augments skeletal muscle creatine accumulation during creatine supplementation in humans. Am J Physiol. 1996;271(5 pt 1):E821-E826.

36. Steenge GR, Lambourne J, Casey A, et al. Stimulatory effect of insulin on creatine accumulation in human skeletal muscle. Am J Physiol. 1998;275:E974-E979.

37. Nelson AG, Arnall DA, Kokkonen J, et al. Muscle glycogen supercompensation is enhanced by prior creatine supplementation. Med Sci Sports Exerc. 2001;33:1096-1100.

38. Juhn MS, Tarnopolsky M. Potential side effects of oral creatine supplementation: a critical review. Clin J Sport Med. 1998;8:298-304.

39. Sipila I, Rapola J, Simell O, et al. Supplementary creatine as a treatment for gyrate atrophy of the choroid and retina. N Engl J Med. 1981;304:867-870.

40. Graham AS, Hatton RC. Creatine: A review of efficacy and safety. J Am Pharm Assoc. 1999;39:803-810.

41. Kreider R, Rasmeussen C, Melton C, et al. Long-term creatine supplementation does not adversely affect clinical markers of health. Presented at: American College of Sports Medicine 2000 Annual Scientific Meeting, May 31 -June 3, 2000 Indianapolis, Indiana.

42. Volek JS, Mazzetti SA, Farquhar WB, et al. Physiological responses to short-term exercise in the heat after creatine loading. Med Sci Sports Exerc. 2001;33:1101-1108.

43. Pritchard NR, Kalra PA. Renal dysfunction accompanying oral creatine supplements. Lancet. 1998;351:1252-1253.

44. Mihic S, MacDonald JR, McKenzie S, et al. Acute creatine loading increases fat-free mass, but does not affect blood pressure, plasma creatinine, or CK activity in men and women. Med Sci Sports Exerc. 2000;32:291-296.

45. Poortmans JR, Francaux M. Long-term oral creatine supplementation does not impair renal function in healthy athletes. Med Sci Sports Exerc. 1999;31:1108-1110.

46. Koshy KM, Griswold E, Schneeberger EE. Interstitial nephritis in a patient taking creatine. N Engl J Med. 1999;340:814-815.

47. Yu PH, Deng Y. Potential cytotoxic effect of chronic administration of creatine, a nutrition supplement to augment athletic performance. Med Hypotheses. 2000;54:726-728.

48. Williams MH, Branch JD (1998). Creatine supplementation and exercise performance: an update. J Am Coll Nutr. 17(3):216 - 234.

49. Bemben MG, Tuttle TD, Bemben DA, et al. Effects of creatine supplementation on isometric force-time curve characteristics. Med Sci Sports Exerc. 2001;33:1876-1881

50. Op't Eijnde B, Urso B, Richter EA, et al. Effect of oral creatine supplementation on human muscle GLUT4 protein content after immobilization. Diabetes. 2001;50:18 - 23.

51. Hespel P, Eijnde BO, Van Leemputte M, et al. Oral creatine supplementation facilitates the rehabilitation of disuse atrophy and alters the expression of muscle myogenic factors in humans. J Physiol. 2001;536:625-633.

52. Vorgerd M, Zange J, Kley R, et al. Effect of high-dose creatine therapy on symptoms of exercise intolerance in McArdle disease: Double-blind, placebo-controlled crossover study. Arch Neurol. 2002;59:97 - 101.



Ultima revisión julio 2012 por EBSCO CAM Review Board
Last Updated: 7/25/2012

Back to Top

MEDtropolis �
2545 Park Plaza
Nashville,�TN�37203
Telephone: (615) 344-6060
You May Also Visit Us At�http://www.VirtualBody.org
Copyright � 1999-2008�
ehc.com All rights reserved.