Health Library Home>Animaciones Médicas>Article

Osteoartritis


Transcripción

Los huesos proporcionan apoyo para el cuerpo y ayudan en su movimiento.

La ubicación en donde se unen dos o más huesos se denomina articulación.

Las articulaciones pueden ser inamovibles, ligeramente movibles o totalmente movibles.

Una membrana sinovial rodea a las articulaciones móviles.

En el interior de la membrana sinovial, el líquido sinovial lubrica y nutre el tejido articular, como el cartílago.

El cartílago articular es una dura cubierta resbaladiza en los extremos de los huesos que permite un movimiento articular suave. 

Las articulaciones dan flexibilidad al cuerpo, precisión en los movimientos y ayudan a sostener el peso del cuerpo.

La artritis es cualquier trastorno que afecte a las articulaciones. Puede causar dolor e inflamación.

La osteoartritis, o enfermedad degenerativa de las articulaciones, es el tipo más común de artritis. Por lo general, se observa en personas de edad avanzada.

Las articulaciones más comúnmente afectadas son en las manos, las rodillas, las caderas y la columna vertebral.

Por lo general, se desconoce la causa de la osteoartritis, pero puede ser debido a una combinación de los siguientes factores de riesgo:

una tendencia familiar para esta condición, el sobrepeso, una lesión de la articulación como una fractura,

un esfuerzo repetitivo de actividades como deportes, y problemas con huesos en una articulación que no están correctamente alineados.

Durante muchos años, estos factores pueden desgastar el cartílago articular.

Las superficies óseas expuestas se rozan.

Esto, junto con el crecimiento de protuberancias óseas, denominadas espolones óseos, causan hinchazón,

dolor y limitación de la movilidad de las articulaciones.

No hay cura para la osteoartritis, pero una combinación de opciones de tratamiento controla los síntomas.

Por ejemplo, los medicamentos pueden reducir la inflamación de las articulaciones y el dolor.

Los medicamentos comunes incluyen acetaminofeno y fármacos antiinflamatorios no esteroideos o AINE.

Una bolsa de hielo también puede reducir el dolor articular.

Cambios en el estilo de vida, como el reposo de la articulación afectada,

y perder peso, si es necesario, pueden ayudar a retrasar la progresión de la osteoartritis.

Otros cambios en el estilo de vida incluyen ejercicios de fisioterapia,

y educación para controlar la osteoartritis por su cuenta.

Los ejercicios de fisioterapia, además de los ejercicios de bajo impacto, como caminar y nadar,

aumentan la fuerza muscular y mantienen las articulaciones flexibles.

Los apoyos pueden ayudar con el apoyo de las articulaciones y la alineación para reducir el dolor articular.

Otra opción de tratamiento es la inyección  de ácido hialurónico en la articulación.

El ácido hialurónico es una sustancia natural en el líquido sinovial de la articulación.

Ayuda a lubricar la articulación y permite que los huesos se deslicen uno sobre el otro más fácilmente.

Para la osteoartritis grave, es posible que el médico recomiende un procedimiento quirúrgico,

tal como el recubrimiento de la articulación, para extraer el hueso o cartílago, y espolones óseos sueltos.

O bien, puede recomendar una osteotomía, o extracción de hueso, para volver a alinear las articulaciones deformadas. 

En algunos casos, quizá sea necesario reemplazar la articulación artrítica por una articulación artificial. 

Para obtener más información, consulte con un proveedor de atención médica.