Health Library Home>Enfermedades en Profundidad>Article

Procedimientos quirúrgicos para la cirrosis

Procedimientos para controlar la cirrosis

Las várices esofágicas son como venas varicosas. Cubren el segmento inferior del esófago. Es el conducto que traslada la comida desde la garganta hasta el estómago Las várices esofágicas son una complicación frecuente de la cirrosis. Si las venas se rompen, pueden causar una hemorragia grave y la necesidad de una transfusión de sangre. Esto puede ser mortal. Una vez que se controla el sangrado, el tratamiento se concentra en evitar que vuelva a ocurrir.

Ligadura con bandas

La endoscopia se usa para encontrar el sitio del sangrado. Se inserta en la garganta un tubo estrecho con una cámara en el extremo. Luego se usa una banda de goma para ligar la parte sangrante de la vena.

Derivación portosistémica intrahepática transyugular (DPIT)

La DPIT es una buena opción para el sangrado que no se controla por medio de una endoscopía. El procedimiento DPIT crea una conexión artificial entre las venas porta y las venas hepáticas del hígado. Esto permite que la sangre evite los vasos sanguíneos del hígado en su camino de regreso al corazón. De este modo, se reduce la presión en las venas y las várices.

Se adhiere una sonda (tubo) con una endoprótesis vascular (un tubo que deriva la sangre) ensartándolo a través de una vena del cuello hacia el hígado. Se utilizan radiografías para colocar la endoprótesis vascular en el hígado. Esto permite que la sangre fluya más fácilmente a través de la vena porta. Una vez en su lugar, la derivación permite que la sangre regrese directamente al corazón.

Otras derivaciones quirúrgicas

La derivación esplenorrenal ayuda a reduce la presión en el sistema varicoso al conectar la vena del bazo a una vena renal. Una derivación portocava reduce la presión en las várices al evitar por completo el hígado. Esto se hace a través de una derivación que traslada la sangre que regresa al corazón desde el cuerpo hacia la vena cava inferior (la vena principal del cuerpo).

Las derivaciones quirúrgicas se utilizan en personas con estas características:

  • Várices sangrantes recurrentes
  • Imposibilidad de cumplir con un seguimiento estricto después de una DPIT
  • Imposibilidad de recibir un trasplante de hígado

Paracentesis

La cirrosis grave puede hacer que se acumule líquido en el abdomen. La paracentesis se hace para eliminar el exceso de líquido.

Se inyecta un anestésico. Los estudios de diagnóstico por imágenes se utilizan para ayudar a guiar la aguja e insertarla en el abdomen. Se extraerá líquido a través de la aguja.

Trasplante de hígado

Se puede necesitar un trasplante de hígado si ocurre lo siguiente:

  • Otros métodos fallan.
  • El hígado se daña tanto que deja de funcionar como debería

Durante un trasplante de hígado, se reemplaza un hígado enfermo con un hígado sano de un donador que falleció. A veces, se puede utilizar una parte del hígado de un donante emparentado vivo. Se necesitarán medicamentos para inhibir el sistema inmunitario y evitar que ataque y dañe al hígado nuevo.

REFERENCES:

Cirrhosis. American Liver Foundation website. Available at: http://www.liverfoundation.org/abouttheliver/info/cirrhosis. Accessed January 6, 2021.

Cirrhosis. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases website. Available at: https://www.niddk.nih.gov/health-information/liver-disease/cirrhosis. Accessed January 6, 2021.

Cirrhosis of the liver. EBSCO DynaMed website. Available at: https://www.dynamed.com/condition/cirrhosis-of-the-liver-31. Accessed January 6, 2021.

Ge PS, Runyon BA. Treatment of Patients with Cirrhosis. N Engl J Med. 2016 Aug 25;375(8):767-777.

Ultima revisión December 2020 por EBSCO Medical Review Board Daniel A. Ostrovsky, MD Last Updated: 01/08/2021