Health Library Home>Enfermedades en Profundidad>Article

Cambios en el estilo de vida para controlar la cirrosis

Los cambios en el estilo de vida no pueden curar la cirrosis. Sin embargo, pueden ayudar a evitar que empeore. También pueden ayudar a manejar los problemas relacionados.

Consejos generales para controlar la cirrosis

  No tome alcohol

El trastorno por consumo de alcohol es la principal causa de la cirrosis. No beberlo puede ayudar a detener el daño hepático.

  Mantenga una dieta equilibrada

Una dieta equilibrada puede ayudar a reconstruir el tejido hepático. También puede aliviar los problemas en las personas que presentan enfermedades graves. Es posible que deba evitar los mariscos crudos y los platos que los contengan para reducir el riesgo de infección. El pescado crudo puede estar contaminado con hepatitis A y también con otros virus, bacterias y parásitos. Esto puede generar estrés en el hígado. Las ostras crudas pueden ser muy peligrosas.

Una persona que se encuentra en las primeras etapas de la enfermedad puede necesitar ingerir más calorías y proteínas. Se necesita obtener suficientes aminoácidos de las proteínas y otros nutrientes para reconstruir el tejido hepático.

También pueden necesitarse vitaminas y suplementos. Pueden ayudar a corregir las carencias relacionadas con la cirrosis o la dieta. Sin embargo, algunas vitaminas y minerales pueden causar problemas. No se deben tomar grandes cantidades de vitaminas A y D. Tampoco se deben ingerir alimentos complementados con hierro.

Los suplementos y las bebidas nutricionales también pueden ayudar a respaldar el crecimiento y la reparación de los tejidos. Solo deben tomarse si el equipo de atención médica dice que ayudarán.

Algunas personas pueden necesitar seguir una dieta baja en sal. Puede ayudar a aliviar la hinchazón relacionada con los líquidos en el abdomen y las piernas.

Una persona con enfermedad avanzada puede necesitar comer menos proteínas. Esto puede reducir los subproductos del hígado, como el amoníaco. Un hígado muy dañado no puede procesar el amoníaco. Ello provoca niveles altos de esa sustancia en la sangre. Esto puede provocar cambios mentales mortales llamados “encefalopatía”.

  Pida a un médico que apruebe todos los medicamentos

Todos los medicamentos deben ser aprobados por un médico. Esto incluye los medicamentos de venta libre y los suplementos dietéticos y herbales.

El hígado descompone los medicamentos. Un hígado que está dañado tiene más problemas para hacerlo. Pueden permanecer niveles altos de medicamentos en la sangre. Esto puede causar problemas con los medicamentos necesarios para tratar la cirrosis. Incluso los medicamentos, como el paracetamol y los antinflamatorios no esteroideos (AINE), pueden causar daño.

  Vacúnese contra la gripe, la neumonía y la hepatitis

Vacunarse contra la gripe, la neumonía y la hepatitis puede ayudar a reducir el riesgo de infección. Las personas con cirrosis corren un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave a causa de estas infecciones.

  Levante las piernas para aliviar la hinchazón

La gravedad ayuda a que el líquido baje hacia los pies y las piernas. Levantar las piernas puede ayudar a aliviar la hinchazón y el dolor de las piernas y los pies hinchados.

REFERENCES:

Cirrhosis. American Liver Foundation website. Available at: http://www.liverfoundation.org/abouttheliver/info/cirrhosis. Accessed January 6, 2021.

Cirrhosis. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases website. Available at: https://www.niddk.nih.gov/health-information/liver-disease/cirrhosis. Accessed January 6, 2021.

Cirrhosis of the liver. EBSCO DynaMed website. Available at: https://www.dynamed.com/condition/cirrhosis-of-the-liver-31. Accessed January 6, 2021.

Ge PS, Runyon BA. Treatment of Patients with Cirrhosis. N Engl J Med. 2016 Aug 25;375(8):767-777.

Ultima revisión December 2020 por EBSCO Medical Review Board Daniel A. Ostrovsky, MD Last Updated: 01/08/2021