Efectos acumulativos de las conmociones cerebrales

Las conmociones cerebrales pueden suceder en caídas, deportes de contacto, accidentes automovilísticos y peleas. En realidad, en cualquier suceso que tenga como resultado un golpe en la cabeza. Los síntomas pueden aparecer de inmediato o, incluso, días después de la lesión. Puede haber síntomas físicos, como dolor, u otros, como problemas de coordinación, y síntomas mentales y emocionales, como pérdida de la memoria, confusión y dificultad para concentrarse. En la mayoría de los casos, la conmoción cerebral se puede tratar con reposo. Una vez que los síntomas desaparezcan, el médico podrá autorizarlo para que reanude las actividades habituales. Es importante que se tome el tiempo necesario para recuperarse. Es igualmente importante evitar otro golpe en la cabeza. Recibir más de un golpe aumenta el riesgo de daño a largo plazo.

Peligros de las conmociones cerebrales reiteradas en los deportes

Los atletas que practican deportes de contacto corren mayor riesgo de sufrir conmociones cerebrales reiteradas. Una conmoción cerebral reiterada presenta mayor riesgo de complicaciones como edema, daño cerebral permanente y la muerte. También puede provocar síntomas similares a los de la demencia, los cuales pueden ocurrir muchos años después de las lesiones.

Las conmociones cerebrales reiteradas están vinculadas a una enfermedad degenerativa del cerebro conocida como “encefalopatía traumática crónica” (ETC). La ETC ocasiona cambios en el cerebro que conducen a pérdida de la memoria, problemas de discernimiento, depresión, agresividad y demencia. Si es fanático del fútbol americano, es probable que haya oído hablar de jugadores profesionales que han sufrido conmociones reiteradas. Por ejemplo, el apoyador Junior Seau sufrió años de depresión y trastornos graves del sueño. Se suicidó con apenas 43 años. Una autopsia determinó que tenía ETC. Solo se puede diagnosticar después de la muerte.

Además del fútbol americano, los luchadores profesionales también sufren síntomas similares debido a los golpes reiterados que reciben en el cuadrilátero. Sugar Ray Robinson, por ejemplo, padeció demencia después de 198 peleas profesionales entre 1940 y 1965.

Políticas sobre las conmociones cerebrales

Muchas organizaciones deportivas ahora reconocen los peligros de las conmociones cerebrales, ya sean reiteradas o no. La mayoría de estas organizaciones están tomando medidas para prevenirlas. Por ejemplo, las principales ligas deportivas profesionales y la NASCAR han desarrollado políticas sobre las conmociones cerebrales que detallan qué se debe hacer después de una lesión y quién decide cuándo puede volver a competir el deportista. En la mayoría de los casos, las organizaciones ahora dejan la decisión en manos del personal médico del equipo en lugar de los entrenadores, que no tienen la capacitación médica para tomar tales decisiones.

Los deportistas profesionales no son los únicos que deben cuidarse cuando se trata de conmociones cerebrales. Los planes de acción frente a conmociones cerebrales también se pueden encontrar a escala local y estatal, en escuelas y organizaciones deportivas. La mayoría de estas leyes establecen que debe retirarse de inmediato de la competencia a todo atleta que se considere que ha sufrido una conmoción cerebral. Para reanudar su participación, necesita contar con el permiso del médico y debe respetar el período de espera mínimo de 24 horas. En muchos deportes de contacto también se realizan entrenamientos y planificaciones relacionados con la seguridad. Esto incluye asegurarse de que se cuenta con el equipo adecuado y evitar acciones que tengan un alto riesgo de conmoción cerebral.

Prevención de conmociones cerebrales

La mayoría de las conmociones cerebrales son consecuencia de accidentes, los cuales son difíciles de prevenir. Para reducir las probabilidades de sufrir lesiones graves durante un accidente, tome las siguientes medidas:

  • Cuando viaje en vehículos, utilice siempre el cinturón de seguridad, arneses para los hombros y sillas de seguridad para los niños.
  • Obtenga información acerca de las bolsas de aire de su automóvil. No debe colocarse a los niños pequeños frente a las bolsas de aire.
  • Use casco cuando participe en actividades de alto riesgo, tales como las siguientes:
    • Andar en bicicleta o motocicleta
    • Practicar deportes de contacto, como fútbol americano, fútbol o hockey
    • Utilizar patines, patinetas y scooters
    • Jugar al béisbol o sóftbol
    • Esquiar o patinar sobre la nieve

Si usted o algún ser querido sufre una conmoción cerebral, siga las instrucciones del médico en torno a cuándo puede reanudar las actividades habituales, incluido el deporte. Una conmoción cerebral reiterada puede tardar más tiempo en sanar y ocasionar efectos a largo plazo más graves.

Fuentes adicionales de información

Centers for Disease Control and Prevention
http://www.cdc.gov

The American Academy of Family Physicians
http://familydoctor.org/

Fuentes adicionales de información en Canadá

Health Canada
http://www.hc-sc.gc.ca

Public Health Agency of Canada
http://www.phac-aspc.gc.ca

REFERENCIAS:

Concussion. Sitio web de la American Association of Neurological Surgeons. Disponible en: http://www.aans.org/patient%20information/conditions%20and%20treatments/concussion.aspx. Actualizado en septiembre de 2000. Visitado el 11 de marzo de 2019.

Concussion and mild traumatic brain injury. Sitio web de EBSCO DynaMed Plus. Disponible en: http://www.dynamed.com/topics/dmp~AN~T116529/Concussion-and-mild-traumatic-brain-injury. Actualizado el 28 de marzo de 2017. Visitado el 11 de marzo de 2019.

Concussion diagnosis and management best practices. Sitio web de la NCAA. Disponible en: http://www.ncaa.org/sport-science-institute/concussion-diagnosis-and-management-best-practices. Visitado el 11 de marzo de 2019.

Get a heads up on concussion in sports policies. Sitio web de los Centers for Disease Control and Prevention. Disponible en: https://www.cdc.gov/headsup/pdfs/policy/headsuponconcussioninsportspolicies-a.pdf. Visitado el 11 de marzo de 2019.

Sports concussion policies and laws. Sitio web de los Centers for Disease Control and Prevention. Disponible en: https://www.cdc.gov/headsup/policy/. Actualizado el 16 de febrero de 2015. Visitado el 11 de marzo de 2019.

Sports-related concussion. Sitio web de EBSCO DynaMed Plus. Disponible en: http://www.dynamed.com/topics/dmp~AN~T901005/Sports-related-concussion. Actualizado el 29 de marzo de 2017. Visitado el 11 de marzo de 2019.

What is CTE? Sitio web del Brain Injury Research Institute. Disponible en: http://www.protectthebrain.org/Brain-Injury-Research/What-is-CTE-.aspx. Visitado el 11 de marzo de 2019.

Ultima revisión November 2018 por EBSCO Medical Review Board Michael Woods, MD, FAAP Last Updated: 03/11/2019