Manejo del Asma: El Alérgeno Animal

Transcripción

  • La proteína que contiene la caspa o la piel de los animales a menudo es un factor desencadenante para las personas con Asma. Los gatos y los perros son los más comunes, pero cualquier animal de pelo puede afectar a una persona alérgica.
  • En algunos casos, puede ser necesario retirar a su mascota de su casa. En muchos casos, sin embargo, su reacción a un animal doméstico se puede controlar con una combinación de medicamentos para la alergia y estos consejos de sentido común.
  • Evite que la mascota ingrese a su dormitorio manteniendo la puerta cerrada e instale los filtros de aire en los conductos de ventilación de la habitación. Puede ser difícil, pero trate de evitar que la mascota se suba a los muebles en las áreas de la casa que usted utiliza con frecuencia y cambie la ropa de la cama si la mascota ha estado allí.
  • Las partículas de caspa de las mascotas son extremadamente finas y con el tiempo pueden aterrizar en la mayoría de las superficies de su hogar. Así que asegúrese de sacar el polvo a menudo. Use una máscara para evitar la inhalación de cualquiera de estas partículas o los vapores químicos. Porque esos también pueden desencadenar un Ataque de Asma.
  • Las alfombras y los muebles tapizados deben ser aspirados a menudo, con preferencia utilizando un filtro HEPA, que es un filtro especial que puede atrapar partículas muy pequeñas.
  • Bañe a su mascota a menudo y lávese bien sus manos después de tocar a su mascota.
  • Si usted es dueño de una mascota y tiene Asma, hable con su proveedor del cuidado de la salud para obtener más sugerencias en el manejo de los alérgenos de origen animal.

Animation Copyright © Milner-Fenwick

EBSCO Information Services está acreditada por la URAC. URAC es una organización sin fines de lucro independiente de asistencia médica y acreditación dedicada a la promoción de asistencia médica de alta calidad a través de la acreditación, certificación y reconocimiento.

This content is reviewed regularly and is updated when new and relevant evidence is made available. This information is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with questions regarding a medical condition.

Para enviar comentarios o sugerencias a nuestro equipo editorial respecto al contenido, por favor envía un correo electrónico a healthlibrarysupport@ebsco.com. Nuestro equipo de soporte de Health Library responderá a su solicitud dentro de 2 días hábiles.