Nombre(s) comercial(es):

  • Vfend®

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

El voriconazol se usa en adultos y niños de 2 años de edad y mayores para tratar infecciones fúngicas graves como la aspergilosis invasiva (una infección fúngica que comienza en los pulmones y se propaga a través del torrente sanguíneo a otros órganos), candidiasis esofágica (un hongo [un tipo de infección por hongos] que puede causar parches blancos en la boca y la garganta) y fungemia (una infección por hongos en la sangre). También se usa para tratar algunas otras infecciones por hongos cuando otros medicamentos no funcionan para ciertos pacientes. El voriconazol pertenece a una clase de medicamentos antimicóticos llamados triazoles. Funciona retrasando el crecimiento de los hongos que causan la infección.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?

La presentación del voriconazol es en tableta y suspensión (líquido) para tomar por vía oral. Por lo general, se toma cada 12 horas con el estómago vacío, como mínimo 1 hora antes o 1 hora después de comer. Para ayudarse a recordar que debe tomar voriconazol, tome el medicamento aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome voriconazol exactamente como se le indique. No tome una cantidad mayor o menor del medicamento, ni lo tome con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico.

Si está tomando la suspensión de voriconazol, agite el frasco cerrado durante unos 10 segundos antes de cada uso para mezclar el medicamento de manera uniforme. No mezcle la suspensión con ningún otro medicamento, con agua ni ningún otro líquido. Siempre use el dispositivo de medición que viene con su medicamento. Es posible que no reciba la cantidad correcta del medicamento si usa una cuchara doméstica para medir su dosis.

Al comienzo de su tratamiento, puede recibir voriconazol por medio de una inyección intravenosa (en una vena). Cuando comienza a tomar voriconazol por vía oral, es posible que su médico le indique que empiece con una dosis baja y que aumente su dosis si su afección no mejora. También es posible que su médico disminuya su dosis si experimenta efectos secundarios por el voriconazol.

La duración de su tratamiento depende de su salud en general, del tipo de infección que tenga y qué tan bien responde su cuerpo al medicamento. Continúe tomando voriconazol incluso si se siente bien. No deje de tomar voriconazol sin hablar con su médico.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; para obtener más información pregunte a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

Antes de tomar voriconazol,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico al voriconazol, a otros medicamentos antimicóticos como fluconazol (Diflucan), itraconazol (Onmel, Sporanox), o ketoconazol (Nizoral);a cualquier otro medicamento, a la lactosa o a cualquiera de los otros ingredientes que contienen las tabletas y la suspensión de voriconazol. Pida a su farmacéutico una lista de los ingredientes de las tabletas y la suspensión de voriconazol.
  • No tome voriconazol si está tomando alguno de los siguientes medicamentos: carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Equetro, Tegretol, Teril); cisaprida (Propulsid); efavirenz (Sustiva, en Atripla); medicamentos con ergotamina como dihidroergotamina (D.H.E. 45, Migranal), mesilato ergoloide (Hydergine), ergotamina (Ergomar, en Cafergot, en Migergot) y metilergonovina (Methergine); fenobarbital; pimozida (Orap); quinidina (en Nuedexta); rifabutina (Mycobutin); rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater); ritonavir (Norvir, en Kaletra); sirolimus (Rapamune); y la hierba de San Juan.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas y suplementos nutricionales esté tomando. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: anticoagulantes ('diluyentes de la sangre') como warfarina (Coumadin, Jantoven); benzodiazepinas como alprazolam (Niravam, Xanax), midazolam, y triazolam (Halcion); bloqueadores del canal de calcio como amlodipina (Norvasc, en Amturnide, en Tekamlo), felodipina (Plendil), isradipina, nicardipina (Cardene), nifedipina (Adalat, Afeditab, Procardia), nimodipina (Nymalize), y nisoldipina (Sular); ciertos medicamentos para reducir el colesterol (estatinas) como atorvastatina (Lipitor, en Caduet, en Liptruzet) fluvastatina (Lescol), lovastatina (Altoprev, en Advicor), pravastatina (Pravachol), y simvastatina (Zocor, en Simcor, en Vytorin); ciclosporina (Gengraf, Neoral, Sandimmune); everolimus (Afinitor, Zortress); fentanilo (Abstral, Actiq, Fentora, Lazanda, Subsys); medicamentos para la diabetes como glipizida (Glucotrol), gliburida (Diabeta, Glynase, en Glucovance), y tolbutamida; medicamentos para el VIH como delavirdina (Rescriptor), nelfinavir (Viracept), nevirapina (Viramune), y saquinavir (Invirase); metadona (Dolophine, Methadose); medicamentos antiinflamatorios no esteroides (diclofenaco, ibuprofeno), anticonceptivos orales; oxicodona (Oxecta, Oxycontin, en Roxicet, y Percocet, en Percodan, en Roxicet, en Xartemis); fenitoína (Dilantin, Phenytek); inhibidores de la bomba de protones como esomeprazol (Nexium, en Vimovo), lansoprazol (Prevacid), omeprazol (Prilosec, en Prevpac); pantoprazol (Protonix), y rabeprazol (Aciphex); tacrolimus (Astagraf, Prograf); vinblastina; y vincristina. Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con el voriconazol, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando, incluso los que no aparezcan en esta lista. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle de cerca para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si alguna vez ha recibido tratamiento con medicamentos de quimioterapia para cáncer, y si tiene o ha tenido un intervalo prolongado de QT (un problema cardíaco poco común que puede ocasionar un ritmo cardíaco irregular, desmayos o muerte repentina), o si tiene o alguna vez ha tenido un ritmo cardíaco irregular o lento, niveles bajos de potasio, magnesio o calcio en la sangre, cardiomiopatía (músculo cardíaco dilatado o más grueso que hace que el corazón deje de bombear sangre normalmente), cáncer de las células sanguíneas, intolerancia a la galactosa o malabsorción–de la galactosa de glucosa (afecciones heredadas en donde el cuerpo no puede tolerar la lactosa); cualquier condición que le dificulte la digestión de sacarosa (azúcar de mesa) o lactosa (que se encuentra en la leche y en los productos lácteos), o enfermedad renal o hepática.
  • Informe a su médico si está embarazada, si tiene planes de quedar embarazada o si está amamantando. No debe quedar embarazada mientras toma voriconazol. Debe usar un método de control de la natalidad eficaz para prevenir el embarazo durante su tratamiento con voriconazol. Hable con su médico sobre los métodos anticonceptivos que le funcionarán a usted. Si queda embarazada mientras toma voriconazol, llame a su médico de inmediato. El voriconazol puede dañar al feto.
  • Si se someterá a una cirugía, incluyendo una cirugía dental, informe al médico o al dentista que está tomando voriconazol.
  • Debe saber que el voriconazol puede causar visión borrosa u otros problemas con la vista y puede hacer que sus ojos se vuelvan sensibles a la luz brillante. No conduzca un automóvil por la noche mientras esté tomando voriconazol. No conduzca un automóvil durante el día ni opere maquinaria si tiene algún problema con la visión mientras toma este medicamento.
  • Planifique para evitar la exposición innecesaria o prolongada a la luz solar y use ropa protectora, gafas de sol y protector solar. El voriconazol podría hacer que la piel se vuelva sensible a la luz solar.

¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que no tomó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

El voriconazol puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • visión anormal
  • dificultad para ver los colores
  • diarrea
  • náuseas
  • vómitos
  • dolor de cabeza
  • mareos
  • boca seca
  • rubor

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas o los que se indican en PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico inmediatamente:

  • fiebre
  • escalofríos o temblor
  • ritmo cardiaco rápido
  • respiración rápida
  • confusión
  • molestias estomacales
  • cansancio extremo
  • sangrado o moretones inusuales
  • falta de energía
  • pérdida de apetito
  • picazón, orina oscura, pérdida de apetito, fatiga, ictericia de la piel u ojos, dolor en la parte superior derecha del estómago, náuseas, vómitos o síntomas como de influenza
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • dolor u opresión en el pecho
  • sarpullido
  • sudoración
  • urticaria o descamación de la piel
  • dificultad para respirar o tragar
  • inflamación de las manos, pies, tobillos o parte inferior de las piernas

El voriconazol puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet ( Web Site ) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacene las tabletas a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño). Guarde la suspensión oral sin mezclar en el refrigerador, pero una vez mezclada, guárdela a temperatura ambiente y no la refrigere ni la congele. Deseche cualquier suspensión sin usar después de 14 días.

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. Web Site

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), ( Web Site) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en Web Site. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • sensibilidad a la luz
  • pupilas dilatadas (círculos negros en el centro de los ojos)
  • ojos cerrados
  • babear
  • pérdida de equilibrio mientras está en movimiento
  • depresión
  • dificultad para respirar
  • convulsiones
  • estómago hinchado
  • cansancio extremo

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico y del laboratorio. Su médico ordenará algunas pruebas de laboratorio para revisar la respuesta de su cuerpo al voriconazol.

No deje que nadie más use su medicamento. Pregunte a su farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica. Si aún tiene síntomas de infección después de terminar el voriconazol, llame a su médico.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Abril 2019.