Skip to main content
Menu

Pruebas de Papanicolaou y VPH


Transcripción

Dos pruebas se utilizan para la detección del cáncer de cuello uterino: la prueba de Papanicolau y la prueba de VPH.

El cuello uterino es la parte inferior del útero, ubicado en la parte superior de la vagina.

Una prueba de Papanicolau se utiliza para detectar la presencia de células anormales en el cuello uterino.

Las células anormales pueden a veces desarrollar cáncer cervical si no se tratan.

En algunos casos, también es probable que se analicen las células para detectar una posible infección causada por un virus llamado virus del papiloma humano, o VPH.

El VPH es la causa de la mayoría de los casos de cáncer cervical, así como de las verrugas genitales.

Se pueden obtener células para ambas pruebas durante un examen pélvico.

En primer lugar, el proveedor de atención médica colocará un instrumento, llamado espéculo, en la vagina.

El espéculo se abrirá de manera que se pueda observar el cuello uterino.

A continuación, el médico usará un raspador o cepillo para suavemente recoger células del cuello uterino.

Las células serán examinadas bajo un microscopio en un laboratorio para ver si alguna de ellas es anormal.

El laboratorio también puede analizar las células para ver si muestran signos de infección por VPH.

Por lo general, lleva de una a tres semanas obtener los resultados de la prueba.

Si tiene preguntas sobre estas pruebas o sobre los resultados de las pruebas, hable con su proveedor.