Skip to main content
Menu

Gestión de los niveles altos de colesterol


Transcripción

Si se le ha diagnosticado niveles altos de colesterol a usted o a alguien que conozca, es importante que lo mantenga bajo control.

Este video muestra algunas maneras de ayudarlo a controlar su colesterol, como dietas, ejercicios y medicamentos.

Si sus niveles de colesterol están demasiado altos, es importante que tenga una dieta que sea saludable para su corazón.

Para tener una dieta que sea saludable para su corazón, usted debe comprender cómo los tipos de grasa que consume pueden afectar sus niveles de colesterol.

Por ejemplo, las grasas saturadas, las grasas hidrogenadas y las grasas trans tienden a elevar los niveles de colesterol “malo”, también llamado colesterol de lipoproteína de baja densidad o LDL, en su sangre.

Estas grasas se encuentran en la carne y en los productos lácteos, en aceites tropicales y en varios alimentos procesados como pasteles y galletas.

Reemplazar las grasas saturadas por insaturadas puede ayudar a reducir los niveles de colesterol "malo" en su sangre cuando se consumen como parte de una dieta saludable para su corazón.

Las grasas insaturadas incluyen las grasas poliinsaturadas y las monoinsaturadas, y se pueden encontrar en alimentos como el salmón, los aguacates, las nueces y el aceite de oliva.

Otras decisiones que puede tomar para un estilo de vida saludable para su corazón son dejar de fumar y realizar ejercicios aeróbicos adecuados y de intensidad moderada.

Caminar, montar bicicleta o nadar 30 minutos al día, cinco días a la semana, pueden ser una buena meta de ejercicios.

Hable con su médico sobre el tipo de dieta y los planes de ejercicios más apropiados para su salud y sus niveles de colesterol.

Si los cambios en su estilo de vida no pueden reducir lo suficiente sus niveles de colesterol, su médico puede recetarle ciertos medicamentos para reducirlo.

Las estatinas son el medicamento más común para reducir los niveles de colesterol LDL, o colesterol "malo", disminuyendo la cantidad producida por el hígado.

No obstante, tienen pocos efectos en la disminución de otro tipo de grasa en la sangre llamada triglicéridos

y en el aumento del colesterol "bueno", también llamado colesterol de lipoproteína de alta densidad o HDL.

Su hígado usa colesterol para producir una sustancia llamada bilis, que ayuda a digerir los alimentos.

Los medicamentos fijadores de ácido biliar se unen a la bilis y evitan que se use en la digestión.

Esto causa que el hígado use más colesterol para producir más bilis, disminuyendo así la cantidad de colesterol en su torrente sanguíneo.

Los inhibidores de absorción de colesterol bloquean parte del colesterol capturado en los intestinos y que se obtiene de los alimentos que consume.

Los fibratos son principalmente utilizados para reducir los niveles de triglicéridos en su sangre, pero también pueden elevar sus niveles de HDL.

La niacina reduce el colesterol LDL y los triglicéridos e incrementa el colesterol HDL producido en su hígado.

Los hábitos de estilo de vida saludable son importantes en el control de sus niveles de colesterol.

Si su proveedor de atención médica le recetó medicamentos para tratar sus niveles altos de colesterol, es importante que los tome según se le indicó y que se comunique con él si tuviera alguna pregunta.