Skip to main content
Menu

Reemplazo total de rodilla


Transcripción

La articulación de la rodilla se compone del extremo inferior del fémur,

que articula con el extremo superior de la tibia, y la patela, o rótula,

que se desliza a lo largo de la ranura formada por los cóndilos femorales.

La cirugía de reemplazo total de rodilla es un procedimiento en el que una rodilla que produce dolor o que funciona mal se reemplaza por componentes artificiales.

Si el médico le ha recomendado un reemplazo total de rodilla,

es probable que sea debido a que su rodilla está muy dañada por la artritis o una lesión.

El cirujano comenzará haciendo una incisión a lo largo del borde frontal de la rodilla.

Después de la separación de los músculos y ligamentos alrededor de la rodilla,

el cirujano realizará una incisión en la cápsula de la rodilla para acceder al interior de la articulación.

Mediante el uso de herramientas especializadas, el cirujano quitará el hueso y el cartílago dañados en los extremos del fémur y la tibia,

y en la mayoría de casos, extraerá la parte inferior de la rótula.

Luego, el cirujano preparará el hueso restante para recibir la nueva prótesis de rodilla.

Generalmente, esto consiste de un componente femoral, uno tibial y uno rotuliano.

Una vez que estén preparados los extremos de los huesos, el cirujano cimentará las nuevas prótesis en su posición.

Antes de cerrar la incisión, se tomará una radiografía para garantizar que los nuevos componentes de la rodilla estén colocados correctamente.

El cirujano cerrará la incisión con puntos de sutura o grapas, y dejará un drenaje temporal en el lugar para eliminar el exceso de líquido.