Skip to main content
Menu

Reemplazo total de cadera


Transcripción

Su cadera consta de dos partes principales que encajan como una rótula: la cabeza femoral en la parte superior de la pierna y el acetábulo de la pelvis.

Generalmente, un reemplazo total de cadera se realiza cuando un daño grave por artritis o una lesión dificulta la realización de actividades diarias.

Durante el procedimiento, la cabeza femoral y el acetábulo se reemplazan con elementos artificiales denominados prótesis.

Una prótesis de cadera artificial consta de una copa, denominada componente acetabular, y un vástago metálico, denominado componente femoral.

El cirujano comenzará haciendo una incisión que recubre la cadera para separar los músculos y ligamentos para exponer la cápsula articular.

Después de la incisión en cápsula, el cirujano dislocará la cabeza femoral del acetábulo.

Extraerá cualquier cartílago o hueso dañado en el acetábulo, remodelará el receptáculo acetabular, y colocará de manera segura la prótesis acetabular en su lugar con un cemento especial o tornillos.

Luego, en el fémur, el cirujano extraerá la cabeza del fémur, remodelará el fémur restante para que se adapte al vástago protésico, y colocará de manera segura el componente femoral con cemento u otras técnicas.

Una vez que ambos componentes estén firmemente en su lugar, el cirujano deslizará la cabeza femoral protésica hasta encastrarla con la contraparte acetabular, probará el movimiento de la nueva articulación de la cadera y verificará que esté colocada correctamente con una radiografía.

Luego, el cirujano cerrará la cápsula articular, reparará los músculos, colocará un drenaje en la cadera para eliminar el exceso de líquido y cerrará la incisión con puntos de sutura o grapas.