Skip to main content
Menu

Diabetes gestacional


Transcripción

Si padece diabetes gestacional durante el embarazo, el nivel de azúcar en el torrente sanguíneo es más alto de lo normal.

El azúcar en la sangre se denomina glucosa.

Una hormona del cuerpo, llamada insulina, actúa como una llave en una cerradura cuando se adhiere a los receptores de las células.

La insulina abre las células para que la glucosa pueda ingresar.

Ahora las células pueden usar la glucosa para producir la energía necesaria y funcionar de manera adecuada.

Una glándula, llamada páncreas, produce toda la insulina que las células necesitan para usar la glucosa.

Se desconoce la causa exacta de la diabetes gestacional.

Sin embargo, el órgano que une a su bebé con el útero, la placenta,

produce hormonas que podrían evitar que la insulina deje entrar la glucosa a sus células.

Como resultado, la glucosa de la sangre se eleva por encima del nivel normal en lo que se denomina hiperglucemia.

La hiperglucemia es la marca distintiva de cualquier tipo de diabetes.

Si no se mantienen los niveles de glucosa en sangre dentro del intervalo normal, podría desarrollar complicaciones, tales como presión sanguínea alta.

Además, hay un riesgo mayor de un parto prematuro

y un parto por cesárea, en el cual los médicos sacan al bebé a través de una incisión en su abdomen.

Su bebé también puede tener riesgo de complicaciones después de nacer, entre ellas

peso elevado al nacer, llamado macrosomía;

nivel bajo de azúcar en la sangre, llamado hipoglucemia;

un color amarillo en la piel del bebé, conocido como ictericia;

y dificultad para respirar.

La diabetes gestacional generalmente desaparece después del nacimiento del bebé.

El objetivo al tratar la diabetes gestacional es mantener la glucosa en sangre dentro del intervalo objetivo normal.

Puede hacerlo creando un plan de alimentación saludable con su proveedor de atención médica o un nutricionista certificado.

La actividad física y el ejercicio también pueden ayudarle a mantener el nivel de glucosa en sangre dentro del intervalo objetivo normal.

Su médico podría pedirle que revise el nivel de glucosa en sangre regularmente con un medidor de glucosa.

Para revisar su nivel de glucosa en sangre, debe insertar una tira reactiva en el medidor de glucosa.

Luego debe pincharse el dedo y colocar una gota de sangre en la tira reactiva.

El medidor de glucosa medirá y mostrará su nivel de glucosa en sangre.

Si padece diabetes gestacional, la Asociación Americana de la Diabetes recomienda los siguientes intervalos objetivo para el nivel de glucosa en sangre:

noventa y cinco o menos antes de una comida,

ciento cuarenta o menos una hora después de una comida,

y ciento veinte o menos dos horas después de una comida.

Consulte con su médico para conocer su intervalo objetivo específico.

Si no puede mantener el nivel de glucosa en sangre dentro del intervalo objetivo normal con dieta y ejercicio,

es posible que su médico le recete insulina y le muestre cómo administrársela usted mismo.

Puede prevenir la diabetes gestacional mediante:

el asesoramiento preconceptivo, en el cual consultará a su obstetra antes de quedar embarazada para planificar un embarazo saludable,

la pérdida del exceso de peso antes del embarazo,

el ejercicio regular antes y durante el embarazo

y una alimentación saludable.