Skip to main content
Menu

Síndrome coronario agudo y ataque cardíaco


Transcripción

Si padece síndrome coronario agudo, tiene una o más afecciones provocadas por el bloqueo del flujo sanguíneo hasta el músculo cardíaco.

Esta es una emergencia médica ya que posiblemente tenga un ataque cardíaco, una afección en la que el músculo cardíaco comienza a morir.

Su corazón es un órgano muscular que bombea la sangre que contiene el oxígeno y los nutrientes que su cuerpo necesita.

La cámara de bombeo principal del corazón es el ventrículo izquierdo.

Cuando el ventrículo izquierdo se contrae, envía sangre rica en oxígeno al cuerpo a través de una gran arteria llamada aorta.

Hay pequeñas arterias conectadas a la aorta denominadas arterias coronarias.

La sangre fluye desde la aorta a través de las arterias coronarias para suministrarle oxígeno y nutrientes a su músculo cardíaco.

Si padece síndrome coronario agudo, el flujo de sangre a través de las arterias coronarias se reduce gravemente o se bloquea por completo.

Una causa posible del flujo sanguíneo reducido es la arterosclerosis.

En esta afección, hay una acumulación de una sustancia grasa denominada placa que estrecha las arterias coronarias.

Si esta placa se rompe se puede formar un coágulo sanguíneo y bloquear la arteria.

La causa más común del bloqueo de la arteria coronaria es un coágulo sanguíneo.

Otras causas más comunes de la reducción del flujo sanguíneo incluyen espasmo de arteria coronaria o disección.

En un espasmo arterial coronario, algunos detonantes como las drogas, el cigarrillo, el clima frío y el estrés o las emociones extremas

pueden ocasionar un endurecimiento temporal y repentino de una arteria coronaria.

Durante una disección arterial coronaria, la pared interna de las arterias coronarias se separa, lo cual puede bloquear el flujo sanguíneo.

Independientemente de la causa, un bloqueo en cualquier arteria coronaria impide que el oxígeno y los nutrientes de la sangre

lleguen a la parte del corazón suministrada por la arteria.

Como resultado, el músculo cardíaco en esa área comienza a morir.

La muerte de una parte del músculo cardíaco se denomina un ataque cardíaco.

También se conoce como infarto de miocardio, o IM.

Es posible que una arteria coronaria bloqueada también le haga sentir un dolor repentino, incomodidad, endurecimiento,

o sensación de quemazón en el pecho, denominada angina.

Este dolor puede extenderse a la parte superior del abdomen, los hombros, brazos, el cuello y la parte inferior de la mandíbula.

Si padece angina cuando está en reposo, o una angina frecuente que impide incluso la actividad física moderada,

padece angina inestable, que es el síntoma principal de síndrome coronario agudo.

Otros síntomas del síndrome coronario agudo incluyen

dificultad para respirar, mareo, nausea y sudoración.

Si tuvo un ataque cardíaco, o tiene otros tipos de síndrome coronario agudo,

es posible que su médico le recete terapia de oxígeno para incorporar más oxígeno en la sangre.

Puede tomar aspirinas u otros fármacos anticoagulantes de venta bajo receta para evitar la formación de coágulos sanguíneos.

Los trombolíticos, también conocidos como fármacos rompecoágulos, pueden usarse para romper los coágulos sanguíneos existentes.

Los fármacos como la nitroglicerina y la morfina relajan las arterias coronarias y alivian el dolor de la angina.

Posiblemente también reciba fármacos llamados betabloqueadores que ralentizan su corazón y reducen su necesidad de oxígeno.

Su médico también podría recomendarle procedimientos quirúrgicos inmediatos, por ejemplo una angioplastia coronaria,

en la que un catéter con punta de globo infla el interior de la arteria coronaria bloqueada para abrirla.

Después de inflarla, el catéter con globo deja un dispositivo similar a una malla, denominado stent, para mantener la arteria abierta.

O, posiblemente se le coloque un injerto de bypass de la arteria coronaria, o IBAC.

El IBAC es un procedimiento quirúrgico en el cual se realiza un bypass en las áreas bloqueadas de las arterias coronarias con venas o material de injerto artificial.

Si tiene síntomas de síndrome coronario agudo busque tratamiento de inmediato.