Skip to main content
Menu

Discectomía Cervical Anterior y Fusión


Transcripción

Si tiene una afección en su cuello que ejerce presión en su médula espinal o nervios espinales,

su médico puede recomendarle una laminectomía vertical anterior y fusión.

La columna en su cuello, también es llamada columna cervical, tiene siete huesos separados llamados vértebras.

La parte frontal de cada vértebra es llamado el cuerpo vertebral, excepto para la primera vértebra.

Entre la mayoría de las vértebras, hay un amortiguador suave de cartílago, llamado disco intervertebral.

La parte posterior de cada vértebra tiene una sección curva, llamada arco vertebral.

Excepto para la primera vértebra, cada arco vertebral tiene una proyección ósea llamada apófisis espinosa.

En cada lado de la apófisis espinosa se encuentra una pieza plana del hueso llamada una lámina.

El arco vertebral de cada vértebra rodea y protege su médula espinal,

una columna de tejido nervioso que conecta su cerebro a otros nervios en su cuerpo.

Su médula espinal pasa a través de un espacio cerrado, llamado el canal vertebral, que está formado por los arcos vertebrales de sus vértebras.

Con el tiempo, su columna cervical puede desarrollar problemas

como un disco abultado, herniado o roto o crecimientos óseos en sus vértebras, llamados espolones óseos.

Estos cambios pueden estrechar su canal vertebral y ejercer presión en su médula espinal o en los nervios que salen de ella.

La presión puede provocar dolor de cuello y rigidez o dolor, adormecimiento y debilidad en sus brazos o manos.

Antes de cualquiera de los procedimientos, se colocará una vía intravenosa.

Usted puede recibir antibióticos a través de la vía intravenosa para disminuir las probabilidades de infección.

Se le administrará anestesia general para dormirlo y para que no sienta dolor durante el procedimiento.

Se le insertará un tubo respiratorio por la boca y a través de la garganta para ayudarlo a respirar durante la operación.

Su cirujano hará una incisión en la parte posterior de su cuello.

La parte delantera de su columna cervical que contiene el disco dañado será expuesta.

Su cirujano retirará todo el disco dañado.

Esto ayuda a aliviar la presión en su médula espinal y en sus raíces nerviosas.

Luego, su cirujano retirará cualquier espolón óseo.

Los cuerpos vertebrales encima y debajo del disco retirado serán recortados para permitir la colocación de un injerto óseo.

Su cirujano puede utilizar un injerto óseo de su hueso coxal.

A veces, se tomará un injerto óseo de otro donante antes de su procedimiento o puede ser un injerto óseo artificial.

El inserto óseo será colocado entre las vértebras preparadas, permitiendo que se fusionen.

Su cirujano puede fijar una placa metálica con tornillos para mantener su columna vertebral estable mientras su injerto óseo ayuda a fusionar las vértebras.

La incisión en su piel será cerrada con pegamento cutáneo o cinta para costuras cutáneas.

Su cuello puede ser colocado en un collarín para mantenerlo quieto mientras sus vértebras se fusionan.

Después de la cirugía, se le retirará el tubo respiratorio y se lo trasladará al área de recuperación para controlarlo.

Le darán medicamentos contra el dolor si fuese necesario.

Usted puede ser dado de alta el mismo día o dentro uno a dos días después del procedimiento.

Usted utilizará un collarín para su cuello por unas semanas mientras su vértebras se fusionan.