Skip to main content
Menu

Piloromiotomía (Pediátrico)


Transcripción

La estenosis pilórica es una enfermedad en la cual una parte del estómago del bebé está bloqueada o anormalmente estrecha.

Localizado entre el esófago y el intestino delgado, el estómago almacena y comienza a digerir la leche.

Algunas de las partes principales del estómago son: el fundus, el cuerpo,

la región pilórica, que incluye la cavidad y el canal pilórico y el píloro.

La pared del estomago contiene varias capas de músculo.

Al final de la región pilórica, las capas musculares forman un anillo grueso, llamado esfínter pilórico.

El esfínter pilórico rodea una apertura hacia el intestino delgado llamado píloro.

El esfínter pilórico normalmente se contrae lo suficiente para sostener la leche en el estómago mientras las contracciones mezclan y descomponen la leche.

De vez en cuando, olas más fuertes de contracciones estomacales empujan la leche fuera del estómago.

A medida que el músculo pilórico se relaja, la leche pasa a través del píloro hacia el intestino delgado.

Por razones desconocidas, algunos bebés desarrollan estenosis pilórica, en la cual capas musculares anormalmente gruesas en el esfínter pilórico bloquean el píloro.

Las contracciones estomacales no pueden empujar la leche del estomago del bebé a través del píloro bloqueado.

Como resultado, la leche en el estómago no puede pasar hacia el intestino delgado, lo que provoca que el bebé vomite la leche forzosamente.

El vómito puede provocar deshidratación severa, una condición en la cual el cuerpo pierde mucha agua.

Los síntomas comunes de la deshidratación incluyen: ojos hundidos, sin lagrimas cuando el bebé llora,

un “punto blando” hundido en la parte superior de la cabeza y orinar menos o tener una orina marrón o de color amarillo oscuro.

Afortunadamente, la deshidratación no es una amenaza inmediata para la vida.

Después de que la deshidratación es tratada, el bebé requiere una operación llamada piloromiotomia para abrir el píloro bloqueado.

Esta operación será hecha uno o dos meses después del nacimiento, cuando la condición es descubierta.

Antes de la operación, se le dará anestesia general al bebé para que duerma durante toda la operación.

Se le insertará un tubo respiratorio por la nariz o boca y en la tráquea para ayudar al bebé a respirar durante la operación.

Comúnmente, el cirujano hará cinco incisiones muy pequeñas cerca o en el ombligo y en los lados derecho o izquierdo de la parte superior del abdomen.

Luego, se insertarán pequeños tubos para una cámara e instrumentos quirúrgicos a través de estas incisiones.

El cirujano ubicará cuidadosamente el esfínter pilórico grueso. Una incisión será hecha a lo largo de la parte exterior del esfínter pilórico.

La incisión sólo pasará a través de la capa muscular, dejando el revestimiento de tejido interno intacto.

El cirujano insertará una instrumento quirúrgico para ampliar la incisión y esparcir las fibras musculares.

Esta incisión, llamada una piloromiotomía.

suavizará el músculo del esfínter pilórico de modo que las contracciones estomacales sean capaces de empujar la comida a través del píloro hacia el intestino delgado.

Finalmente, el cirujano cerrará la incisión de la piel con suturas solubles o tiras de sutura cutánea.

Después del procedimiento, el niño será llevado a la sala de recuperación para ser monitoreado. Se le administrará analgésicos.

La alimentación comenzará brevemente después de la operación.

Se dará de alta al bebé dentro de uno o dos días, una vez que pueda alimentarse normalmente y mantenerse bien hidratado.