Skip to main content
Menu

Cáncer de tiroides


Transcripción

El cáncer de tiroides es una enfermedad que empieza en la glándula tiroides.

Su glándula tiroides está ubicada debajo de la laringe o caja de voz. Está rodeada por la tráquea.

La tiroides produce dos hormonas, llamadas hormona tiroidea y calcitonina, las cuales son segregadas directamente en el torrente sanguíneo.

En el interior de la glándula tiroides, las células foliculares producen la hormona tiroidea.

Su cuerpo utiliza la hormona tiroidea para aumentar su energía y elevar la temperatura de su cuerpo cuando es necesario.

Por ejemplo, estos efectos ayudan a reducir el calor que su cuerpo pierde cuando es expuesto a climas fríos.

Las células parafoliculares en la tiroides producen calcitonina. Se cree que la calcitonina estimula la formación de nuevos huesos.

Si tiene cáncer de tiroides, es posible que tenga uno de los cuatro tipos...

dependiendo del tipo de célula tiroidea en la cual el cáncer ha empezado y la apariencia de las células cancerígenas.

El carcinoma papilar es el cáncer de tiroides más común y comienza en las células foliculares.

El carcinoma folicular se presenta en uno de cada diez casos y también empieza en las células foliculares.

El carcinoma medular es menos común y comienza en las células parafoliculares.

El carcinoma anaplásico de tiroides es una forma poco común y más peligrosa de cáncer de tiroides.

El cáncer de tiroides, como todos los cánceres, presenta un crecimiento descontrolado de las células debido un daño en el material genético del núcleo celular.

Un tumor se forma a medida que las células empiezan a acumularse.

Con el paso del tiempo, se forma un bulto en la tiroides mientras el tumor crece.

Usted puede sentir el tumor en su cuello sobre la glándula tiroides.

Usted puede sentir dolor de cuello o garganta, ronquera y dificultad para tragar a medida que el tumor crece alrededor de su tráquea.

Para tratar el cáncer de tiroides, su médico puede recomendar cirugía, seguida de tratamiento con hormonas tiroideas, radioterapia o quimioterapia.

La cirugía es el tratamiento más común para todos los tipos de cáncer de tiroides.

Si usted se somete a una cirugía, el médico generalmente extraerá su glándula tiroides.

El médico también puede extirpar los ganglios linfáticos cercanos.

Después de la cirugía, su médico puede recomendar una terapia de hormonas tiroideas.

Sin su tiroides, su cuerpo tendrá niveles bajos de la hormona tiroidea.

Esta condición estimula la glándula pituitaria en el cerebro para que libere una hormona estimulante de la tiroides.

Los niveles elevados de la hormona estimulante de la tiroides causan que las células tiroideas cancerígenas restantes crezcan más rápido.

Si usted toma la hormona tiroidea, reducirá la cantidad de hormona estimulante de la tiroides que circula en su cuerpo

la cual impedirá que las células de cáncer crezcan.

Si usted tiene cáncer de tiroides anaplásico y ya ha tenido cirugía,

su médico puede recomendar una terapia de radiación, como la terapia de radiación externa.

La radiación daña y mata a las células tiroideas cancerígenas restantes.

Después de la cirugía, su médico puede recetarle una píldora que contenga otro tipo de radioterapia, llamada yodo radiactivo.

Las células tiroideas cancerígenas restantes absorben el yodo radioactivo que las mata.

Su médico puede recomendar quimioterapia para el cáncer de tiroides anaplásico que no responda a la cirugía o a la radioterapia y que se haya diseminado.

La quimioterapia utiliza medicamentos para detener el avance del cáncer, ya sea destruyendo las células cancerosas o impidiendo su crecimiento.