Skip to main content
Menu

Tiroidectomía robótica


Transcripción

Si tiene problemas con la glándula tiroides, su médico puede recomendarle una tiroidectomía robótica.

Su glándula tiroides está ubicada debajo de la laringe u órgano fonador. Está rodeada por la tráquea.

La tiroides produce una hormona llamada hormona tiroidea y la secreta directamente al torrente sanguíneo.

Su cuerpo utiliza la hormona tiroidea para aumentar su energía y elevar la temperatura corporal, cuando es necesario.

Por ejemplo, estos efectos ayudan a compensar el calor que su cuerpo pierde cuando es expuesto a climas fríos.

Su médico puede recomendarle una tiroidectomía robótica si usted padece de ciertos tipos de cáncer de tiroides,

un agrandamiento de la glándula de tiroides llamado bocio o nódulos benignos.

Además de estas condiciones, lo pueden tener en cuenta para una tiroidectomía robótica si usted tiene un peso saludable,

su cáncer de tiroides es menor a una pulgada (dos y medio centímetros) de diámetro, su bocio o nódulos son menores a una pulgada y media (tres punto ocho centímetros),

y usted desea evitar tener cicatrices en su cuello.

Antes del procedimiento, se le colocará una vía intravenosa.

Usted puede recibir antibióticos vía intravenosa para disminuir la posibilidad de infecciones. Se le administrará anestesia general.

Se le insertará un tubo respiratorio por la boca y en la tráquea para ayudarle a respirar durante la operación.

El cirujano realizará una pequeña incisión en su axila.

Esta ubicación le permite al cirujano llegar hasta la glándula tiroides sin dejar una cicatriz en su cuello.

Puede realizarse una segunda incisión pequeña junto al esternón.

A través de la incisión en la axila, el cirujano creará un camino bajo la piel de su pecho y músculos del cuello para llegar hasta la glándula tiroides.

Un asistente le insertará los brazos robóticos con herramientas a través de las incisiones.

A diferencia de los instrumentos laparoscópicos estándar, estas herramientas pueden rotar 360 grados y tienen mayor flexibilidad que la muñeca humana.

Sentado en una consola especial, su cirujano operará los brazos robóticos y la cámara con controles tipo "joystick" y pedales a pie.

Una computadora traducirá los movimientos exactos de los dedos de su cirujano en movimientos precisos de las herramientas quirúrgicas.

A la vez, un sistema de visión de alta definición ofrecerá una vista estereoscópica aumentada en tres dimensiones del área quirúrgica.

Con los brazos robóticos en posición, su cirujano separará con cuidado su tiroides de los tejidos a su alrededor.

Dependiendo del motivo de su cirugía, su cirujano extraerá un lóbulo de la tiroides o la glándula completa.

El médico puede extirpar los ganglios linfáticos cercanos también.

Hacia el final de este procedimiento, su cirujano colocará un drenaje quirúrgico en su incisión en la axila.

El drenaje permanecerá allí por varios días.

Al final del procedimiento, se cerrarán las pequeñas incisiones con puntos de sutura, grapas, pegamento quirúrgico o con vendajes de cierre.

Después del procedimiento, se le retirará el tubo respiratorio y se le trasladará al área de recuperación para controlarlo.

Su cirujano puede revisar la laringe para ver si hay lesiones. Le darán medicamentos para el dolor si fuese necesario.

Usted puede continuar recibiendo antibióticos por vía intravenosa.

La mayoría de los pacientes son dados de alta del hospital uno o dos días después del procedimiento.

Su médico le puede recetar suplementos de calcio.

Si se extirpa toda la tiroides, usted deberá tomar diariamente el medicamento de reemplazo de la hormona tiroidea.