Skip to main content
Menu

Verificación de la circulación: Extremidad inferior


Transcripción

Sírvase ver todo el video antes de revisar la circulación sanguínea en su pierna.

Este video le enseñará como revisar la circulación sanguínea en su pierna.

Una buena circulación sanguínea es importante para la recuperación después del procedimiento quirúrgico en su pierna.

Paso 1: Revise el pie y los dedos de la pierna que se está recuperando del procedimiento quirúrgico.

Compare sus pies. ¿Nota alguna diferencia?

El pie y los dedos en el lado quirúrgico deben estar tibios, de color normal y presentar poca o ninguna hinchazón.

Estos signos significan que usted tiene una buena circulación sanguínea en la pierna.

Si su pie se ve rojo o azul, se siente frío o está muy hinchado, su pierna puede tener mala circulación sanguínea.

Paso 2: ¿Siente entumecimiento u hormigueo en el pie?

Una sensación de entumecimiento u hormigueo también pueden ser síntomas de mala circulación sanguínea.

O también puede sentir el entumecimiento por un tipo de anestesia llamada bloqueo de nervio, hasta que desaparezca su efecto.

Si no está seguro si le aplicaron un bloqueo de nervio, consulte con su cirujano.

Paso 3: Mueva los dedos de sus pies. Al mover los dedos del pie, mejora la circulación sanguínea del pie.

Repita los pasos uno al tres cada cuatro horas, o según lo indicado por su cirujano.

Otra manera de comprobar si tiene una buena circulación sanguínea es haciendo la prueba del llenado capilar.

Los capilares son vasos sanguíneos pequeños que llevan la sangre rica en oxígeno hasta los dedos de sus pies.

La prueba del llenado capilar le permite ver que tan bien circula la sangre

a través de estos vasos sanguíneos a sus dedos del pie en el lado quirúrgico.

Paso 1: Pellizque suavemente la punta del dedo del pie, directamente sobre la uña, con su mano.

Paso 2: Pellizque hasta que la uña del dedo del pie se ponga blanca y luego suelte.

La uña del dedo del pie debe ponerse nuevamente rosada en el lapso de dos o tres segundos.

Este signo significa que usted tiene una buena circulación sanguínea en su pierna y pie.

Repita los pasos uno al dos cada cuatro horas, o según lo indicado por su cirujano.

Comuníquese con su cirujano si nota que:

su pie se pone rojo o azul, se ve muy hinchado,

se siente frío, entumecido o con hormigueo,

a menos que le hayan realizado un bloqueo de nervio durante la cirugía, lo que hace que su pie se sienta entumecido hasta que pase el efecto;

o que su uña del pie demore más de dos a tres segundos en retornar a su color rosado al hacer la prueba de llenado capilar.