Skip to main content
Menu

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)


Transcripción

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es la pérdida gradual de la capacidad de respirar de forma eficaz.

Normalmente, al inhalar, el aire se mueve libremente por la tráquea, luego pasa por grandes tubos llamados bronquios, ...

... a tubos más pequeños llamados bronquiolos y finalmente llega a pequeños sacos llamados alvéolos.

Pequeños vasos sanguíneos llamados capilares rodean a los alvéolos.

El oxígeno del aire que respira pasa a los capilares,

luego el dióxido de carbono de su cuerpo pasa de los capilares a los alvéolos para que sus pulmones puedan deshacerse de él al exhalar.

Normalmente, las vías respiratorias y los alvéolos son flexibles y elásticos.

Al inhalar, cada saco de aire se infla como un pequeño globo. Y al exhalar, los sacos se desinflan.

El tabaquismo es la principal causa de la EPOC. Sin embargo, también puede ser causada por la exposición prolongada a otros irritantes pulmonares, como la contaminación del aire, los vapores químicos, el polvo y el humo de otras fuentes.

Si usted sufre EPOC, tiene las dos afecciones principales que constituyen la enfermedad: enfisema y bronquitis crónica.

En el enfisema, las vías respiratorias y los alvéolos pierden su forma y se vuelven flácidos. Esto hace que fluya menos aire dentro y fuera de ellos.

El enfisema destruye algunas de las paredes de los sacos de aire, lo que genera menos sacos grandes y proporciona menos superficie para absorber el oxígeno del aire que respira.

Con el tiempo, estos cambios pueden bloquear el flujo normal de aire, dando como resultado una afección llamada atrapamiento aéreo. Esto significa que algo de aire queda atrapado en sus pulmones al exhalar.

El atrapamiento aéreo causa una afección llamada hiperinsuflación pulmonar. Esto significa que sus pulmones están excesivamente llenos de aire.

La hiperinsuflación pulmonar debilita el diafragma, un músculo que ayuda a respirar. Esto hace que el diafragma se aplaste.

Un diafragma más plano y más débil no puede contraerse tan bien, por lo que es más difícil respirar.

Los síntomas de enfisema incluyen: sibilancias, falta de aliento, y opresión en el pecho.

Con la bronquitis crónica, el daño dentro de las vías respiratorias hace que el revestimiento se hinche, se espese y produzca mucosidad.

Se desarrolla una tos persistente mientras el cuerpo intenta deshacerse de la mucosidad adicional.

Los síntomas de la bronquitis crónica incluyen: una tos continua que produce una gran cantidad de moco, falta de aliento e infecciones respiratorias frecuentes.

El daño causado a los pulmones por la EPOC no se puede invertir, y no hay cura para la enfermedad.

Sin embargo, el tratamiento puede ralentizar el progreso de su enfermedad y ayudarle a sentirse mejor.

Los tratamientos más frecuentes son: dejar de fumar; uso de medicamentos inhalados para abrir las vías respiratorias y reducir la hinchazón;

antibióticos para la bronquitis causada por una infección bacteriana; oxigenoterapia, para los pacientes con EPOC avanzada y niveles muy bajos de oxígeno en la sangre;

y cirugía, como una bullectomía o cirugía de reducción de volumen pulmonar para eliminar los alvéolos que no funcionan.

La mejor manera de evitar la EPOC es: no fumar, y si ya es fumador, dejar de fumar reduce la posibilidad de desarrollar EPOC.

También puede limitar su exposición a productos químicos, humos y polvos que pueden causar EPOC.

Si tiene alguna pregunta sobre la EPOC, hable con su proveedor de atención médica.