Skip to main content
Menu

Anatomía del Pulmón


Transcripción

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en Malasia tanto para hombres como para mujeres.

Los pulmones son dos órganos esponjosos que se encuentran en el pecho. El pulmón izquierdo está dividido en dos lóbulos, o secciones, y el pulmón derecho tiene tres lóbulos.

Cuando inhala, el aire ingresa por la nariz o boca y se dirige a la tráquea, o tubo aéreo.

En la carina, la tráquea se divide en dos bronquios y, luego, se ramifica en bronquiolos más pequeños.

Los bronquiolos terminan en diminutos sacos de aire o alvéolos.

Aquí, el oxígeno del aire que inhala se dirige al torrente sanguíneo y el dióxido de carbono del cuerpo sale del torrente sanguíneo.

El dióxido de carbono es expulsado del cuerpo cuando exhala.

Los pulmones están recubiertos por la pleura, una membrana delgada que los protege y les ayuda a moverse de un lado a otro mientras inhala y exhala.

Debajo de sus pulmones, se encuentra el diafragma, un músculo delgado y liso que ayuda a sus pulmones a expandirse y contraerse mientras respira.

Los pulmones están conectados a pequeños grupos de células del sistema inmunológico llamadas ganglios linfáticos, a través de vasos linfáticos.

Existen grupos de estos ganglios linfáticos cerca de los pulmones, por encima de las clavículas y detrás del esternón, como también en otras partes del cuerpo.

Los vasos linfáticos llevan bacterias, células cancerígenas y otro material dañino fuera de los pulmones y otros órganos en un líquido transparente llamado linfa.

Los ganglios linfáticos filtran este material fuera de la linfa.

El cáncer de pulmón normalmente comienza en los bronquios, pero también puede comenzar en la tráquea, bronquiolos o alvéolos.