Skip to main content
Menu

Histeroscopía


Transcripción

El cirujano realizará una histeroscopía para ver el interior de su útero.

La histeroscopía puede usarse para diagnosticar o corregir un problema en el útero, sin que se necesite hacer una incisión en el abdomen.

El útero es un órgano hueco del abdomen inferior donde crece el bebé durante un embarazo.

Cada mes, durante los años fértiles de una mujer, la capa interna de su útero, llamada endometrio, acumula sangre adicional y tejido para prepararse para el embarazo.

Si el embarazo no ocurre, el tejido extra es eliminado a través de la vagina durante la menstruación.

Una histeroscopía de diagnóstico se puede realizar para: Evaluar las causas de una hemorragia uterina anormal,

Investigar posibles causas de infertilidad o abortos repetidos o

Detectar bultos benignos o no cancerosos en su útero, como fibroides, pólipos, cicatrices o malformaciones.

Una histeroscopía operatoria se puede realizar para: Retirar bultos benignos del útero, obtener una muestra de tejido o biopsia de las paredes del útero;

Ubicar un dispositivo intrauterino o DIU; o colocar pequeños dispositivos en las trompas de falopio como una forma de control de natalidad permanente.

Antes de su procedimiento, es posible que reciba anestesia general, regional o local.

El médico empezará insertando un espéculo para separar las paredes de la vagina.

Luego, el médico jalará el cuello del útero hacia la entrada de la vagina.

Después, el médico utilizará instrumentos llamados dilatadores para abrir el cuello del útero. El médico guiará un histeroscopio, un dispositivo delgado equipado con una cámara y una luz,

a través de la vagina y hacia el útero. La cámara transmitirá imágenes del útero en una pantalla.

El médico inyectará gas o líquido para expandir el útero, facilitando la localización de tejido anormal en su útero.

En una histeroscopía de diagnóstico, el médico utilizará el histeroscopio para examinar el interior del útero.

En una histeroscopía operatoria, el médico insertará pequeñas herramientas a través del histeroscopio para tomar una biopsia, extraer un bulto, como un pólipo; o tratar otros problemas.

Después del procedimiento, es posible que el médico recomiende analgésicos.

Debería poder retomar sus actividades normales después de 1 ó 2 días de su procedimiento. Es posible que tenga cólicos suaves y un poco de flujo con sangre por varios días.