Skip to main content
Menu

Quemaduras: Clasificación y Tratamiento


Transcripción

Las quemaduras son lesiones de la piel causadas por el calor, sustancias químicas, electricidad o radiación.

Su médico recomendará un tratamiento basado en el tamaño de su quemadura y las capas de piel afectadas por la quemadura.

La piel tiene tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis, o capa subcutánea que contiene grasa, vasos sanguíneos y nervios.

Debajo de la piel hay tejidos, como músculos, fascia y huesos.

Las quemaduras de primer grado, o superficiales, sólo afectan la epidermis.

El sitio de la quemadura aparece rojo y seco, sin ampollas, y se siente un dolor ligero.

Las quemaduras de segundo grado o grosor parcial afectan a la epidermis y partes de la dermis superior y dermis inferior.

El sitio de la quemadura está rojo y húmedo y es posible que presente ampollas, hinchazón y que se sienta mucho dolor.

Las quemaduras de tercer grado o de grosor completo se extienden por toda la dermis y llegan hasta la hipodermis.

El sitio de la quemadura aparece con un color disparejo, que varía de blanco a marrón, con una textura seca y curtida.

Ya que la quemadura es muy profunda, causa poco o ningún dolor.

Las quemaduras de cuarto grado implican la destrucción de todas las capas de la piel y en ocasiones se extienden hasta el músculo o hueso subyacente.

Estas quemaduras son marrones, secas, carbonizadas y casi siempre indoloras. Puede tratar una quemadura de primer grado remojándola en agua fría por unos cuantos minutos.

Para aliviar y proteger el tejido, aplique una pomada antibiótica y cubra con una venda limpia y seca.

Puede tomar acetaminofeno o ibuprofeno para el dolor. Trate una quemadura de segundo grado remojándola en agua fría por varios minutos.

Aplique una pomada antibiótica para evitar que se infecte y cúbrala con una venda limpia, seca y antiadherente.

Cambie la venda todos los días y asegúrese de que sus manos estén limpias. El acetaminofeno o el ibuprofeno pueden ayudar con el dolor y la hinchazón.

Si tiene una quemadura de tercer o cuarto grado, vaya inmediatamente a un departamento de emergencia.

Si es posible, eleve la parte quemada de su cuerpo hasta una posición más alta que su corazón.

También deberá buscar atención médica si su quemadura tiene más de 3 pulgadas de diámetro o si esta ubicada en su rostro, manos, pies,

ingle, nalgas o sobre una articulación principal.