Skip to main content
Menu

Acné


Transcripción

El acné es una enfermedad de la piel que consiste en imperfecciones que ocurren en su rostro, cuello, pecho, hombros y espalda.

El acné es muy común durante la adolescencia, pero puede afectarlo también durante la adultez.

Para mantener su cabello y piel bien lubricados, su cuerpo depende de glándulas sebáceas, las cuales están bajo su piel.

Estas glándulas segregan una sustancia aceitosa, llamada sebo, la cual cubre su piel y cabello para prevenir que se sequen.

El sebo viaja a través de los folículos del cabello y a través de los poros sobre la superficie de su piel.

Rutinariamente los folículos de su cabello remueven las células muertas de la piel, cuyo sebo sale de su piel.

Cuando su cuerpo produce sebo extra y células muertas de la piel, se pueden juntar y obstruir sus poros, dando como resultado imperfecciones en la piel.

Luego, la bacteria que normalmente existe en pequeñas cantidades en su piel puede crecer en el sebo en el poro obstruido, llevando así a una inflamación.

Dependiendo de dónde esté ubicada la obstrucción, y si tiene inflamación, el acné puede aparecer como granos, que son folículos obstruidos que impiden el acceso al aire;

espinillas, que son folículos obstruidos que se vuelven oscuros cuando la obstrucción está expuesta al aire;

pústulas, comúnmente llamadas barros, que son folículos inflamados obstruidos con pus;

o quistes, que son grandes, dolorosos, bultos llenos de pus que se encuentran en lo profundo de la piel.

Cambios hormonales, particularmente un aumento de la testosterona, puede llevar a una sobreproducción de sebo, razón por la cual el acné aparece frecuentemente durante la adolescencia.

Sin embargo, puede ocurrir en cualquier edad.

Otros factores que contribuyen al desarrollo del acné son las bacterias, ciertos medicamentos y factores genéticos.

Si tiene un caso leve de acné, su médico le puede recomendar una loción sin receta médica con uno de los varios ingredientes activos.

El peróxido de benzoilo mata las bacterias, seca el exceso de aceite y remueve los poros obstruidos de las células muertas de piel.

El ácido salicílico retarda la pérdida de células de la piel para prevenir la obstrucción de los poros, también puede acabar con los granos y espinillas.

Alfahidroxiácidos, como ácido láctico, ayuda a remover las células muertas de la piel, reduce la inflamación y estimula el crecimiento de nueva piel más suave.

El sulfuro remueve las células muertas de la piel y seca el exceso de aceite.

Estos son químicos fuertes que pueden irritar su piel. Siga las indicaciones para uso exacto.

Si los productos sin receta médica no son efectivos, su dermatólogo puede recetarle una loción fuerte con receta médica como:

vitamina A, la cual reduce la formación de las células muertas de la piel en sus poros,

antibióticos tópicos, los cuales matan las bacterias en su piel, o una combinación de peróxido de benzoilo y antibióticos tópicos.

Para casos moderados a graves, su dermatólogo puede recetarle un solo medicamento oral, o en combinación con un tratamiento tópico.

Estos medicamentos incluyen antibióticos orales, los cuales matan las bacterias y reducen la inflamación, e isotretinoína, la cual es usada sólo para los casos más graves.

Se le puede dar una inyección de corticosteroides para aliviar su dolor y ayudar a curar una lesión grande en particular.

Para las mujeres, se les puede recetar píldoras anticonceptivas que contienen estrógeno para minimizar los efectos de la testosterona.

A pesar del tratamiento que su médico recomienda, un buen cuidado de la piel es esencial.

Por ejemplo, limpie las áreas problemáticas dos veces al día con un jabón suave, y lave cuidadosamente, sin frotar.

Si tiene piel seca o escamosa, use un humectante a base de agua y libre de aceite.

Cuando escoja un producto que es para su piel, verifique que en la etiqueta diga "libre de aceite" o "no comedogénico", lo que significa que no obstruirá sus poros.

Evite reventar o apretar las imperfecciones, ya que estas acciones pueden ocasionar una infección o cicatrices.

Evite tocarse el rostro con sus manos, cabello u otro objeto, como los celulares.