Skip to main content
Menu

La vasectomía


Transcripción

Una vasectomía es un método permanente de control de la natalidad para los hombres, en el que el cirujano realiza la sección y ligadura de una parte del tracto reproductivo masculino

a fin de evitar que el esperma salga del cuerpo del hombre durante la eyaculación.

El sistema reproductivo del hombre incluye los testículos, dos estructuras ovaladas en donde el esperma, las células reproductivas del hombre, se produce.

Cada testículo se conecta con los conductos deferentes, tubos que llevan esperma a la uretra, un canal en el pene que transporta la orina y el esperma.

Durante la eyaculación, cada conducto deferente impulsa esperma a través de las vesículas seminales y la glándula prostática, estructuras que proporcionan líquido nutritivo y transporte para el esperma.

Ahora llamado semen, esta combinación de esperma y sustancias fluidas continúa su trayecto a través de la uretra y es expulsada por el pene.

Durante las relaciones sexuales, el semen pasa al sistema reproductivo femenino en donde el esperma puede encontrar y fertilizar un óvulo.

Si no desea embarazar a una mujer, puede elegir un método de control de la natalidad de una de las varias categorías:

Abstinencia, para evitar completamente el embarazo al no tener relaciones sexuales, Contracepción, para evitar temporalmente el embarazo a través del uso de diversos métodos durante las relaciones sexuales,

o Esterilización, para evitar permanentemente el embarazo a través de un procedimiento médico. La vasectomía es una forma de esterilización.

Antes de iniciar el procedimiento, se le administrarán inyecciones de anestesia local para adormecer el área.

En una vasectomía convencional, se usa un bisturí para realizar una incisión pequeña en un lado de su escroto, el saco de piel delgada que alberga a los testículos.

Su médico localizará el conducto deferente y lo levantará a través de la incisión.

En este momento, posiblemente tendrá una sensación de tirantez.

Se cortará el conducto deferente y se retirará una pequeña parte.

Luego, los extremos del conducto deferente cortados recientemente se atarán, ligarán con clips quirúrgicos o se cauterizarán.

El conducto deferente será colocado de regreso en el escroto y se suturará.

Se repetirán los mismos pasos en el otro lado del escroto.

Este procedimiento tarda cerca de 30 minutos.

En el método en el que no se usa bisturí, su médico usará una pinza de anillo especial para sujetar y exponer los conductos deferentes.

A partir de este momento en adelante, el procedimiento es el mismo que en el de la vasectomía convencional.

Este método está normalmente asociado con una cicatrización más rápida y menos complicaciones, y es tan eficaz como el método convencional.

Inmediatamente después de cualquiera de los procedimientos, se le pedirá que descanse en el consultorio del médico por un corto tiempo.

Las incisiones cicatrizarán en pocos días, dejando una pequeña o ninguna cicatriz.

Después del procedimiento, será necesario que limite su actividad física por 1–2 días.

No se podrá bañar por 24 horas.

Será necesario que evite levantar objetos pesados, realizar labores arduas o ejercitarse demasiado por 5-7 días.

Será necesario que evite tener actividad sexual por 7 días.