Skip to main content
Menu

Resección del colon


Transcripción

El cirujano llevará a cabo una Resección del colon, que es la extracción de parte de su intestino grueso, si tiene cáncer colorrectal o muchas otras afecciones.

El colon es un tubo muscular largo ubicado al final del tracto intestinal.

Después de que el estómago y el intestino delgado digieren los alimentos, el material restante pasa a través del colon donde se absorbe el agua y los electrolitos.

Las heces residuales pasan a las últimas seis pulgadas del colon, lo que se conoce como el recto, donde se almacenan hasta que se evacua.

La mayoría de las afecciones que se tratan con resección del colon se dan en la capa de células que cubren la superficie interna del colon, conocida como el revestimiento mucoso.

La resección del colon normalmente se realiza para tratar el cáncer colorrectal, uno de los tipos de cáncer más comunes.

También se utiliza para tratar otras afecciones como la obstrucción intestinal, colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn, traumatismo en el intestino,

pólipos de colon especialmente cuando son muchos y grandes, complicaciones de diverticulitis e intestino isquémico.

Antes de la cirugía, se le aplicará anestesia general para que duerma durante toda la operación.

Se insertará un tubo respiratorio por la boca y en la tráquea para ayudarlo a respirar.

El cirujano comenzará haciendo una incisión en su abdomen sobre la parte del colon que debe extraerse.

El cirujano sujetará su colon con pinzas en dos lugares, a cada lado de la sección que se extraerá.

Luego, cortará el colon donde se encuentra cada pinza y extraerá la porción enferma del medio, junto con un margen de colon saludable y tejido circundante.

Finalmente, el cirujano coserá los extremos sueltos del colon para unirlos.

Después de terminado el procedimiento, el cirujano insertará uno o dos drenajes para eliminar el líquido que puede acumularse alrededor del lugar de la cirugía,

cerrará la herida con suturas o grapas, y la cubrirá con vendas.

Después de su procedimiento, se le llevará al área de recuperación para observarlo de cerca y se le administrarán antibióticos y medicamentos para aliviar el dolor, según sea necesario.

Recibirá líquidos y nutrientes mediante una vía intravenosa, luego pasará gradualmente de recibir una dieta líquida a una sólida con el transcurso de los días.

Se le animará a levantarse de la cama y moverse lo antes posible.