Skip to main content
Menu

Carótida Endartectomy


Transcripción

Es posible que su médico le recomiende realizarse una endarterectomía carotídea en caso sus arterias carótidas estén más estrechas o bloqueadas a causa de la placa.

En su cuello se encuentran dos vasos sanguíneos importantes llamados arterias carótidas, las cuales llevan sangre rica en oxígeno desde su corazón hasta su cerebro.

Usted puede sentir el pulso de la arteria carótida en la parte lateral de su cuello.

Los depósitos de grasa, llamados placas ateroscleróticas, se pueden acumular dentro de la arteria carótida.

Estas placas pueden hacer que el pasaje de la arteria sea más estrecho y también pueden interferir con el flujo sanguíneo hacia el cerebro. Este bloqueo o estrechamiento se denomina estenosis.

Si el flujo sanguíneo al cerebro se bloquea de forma temporal, puede ocurrir un accidente isquémico transitorio, también conocido como AIT.

Cuando el flujo sanguíneo se obstruye por completo, como en el bloqueo de una arteria carótida, puede ocurrir un accidente cerebrovascular.

Antes de la cirugía, se colocará una vía intravenosa.

Usualmente, una endarterectomía carotídea se realiza bajo anestesia general, lo cual lo dormirá durante todo el procedimiento.

En este caso, se insertará un tubo respiratorio por la boca hasta su tráquea para ayudarlo a respirar durante la operación.

Algunas veces la endarterectomía carotídea se realiza con anestesia local.

Si se utiliza anestesia local, usted se mantendrá despierto pero su cuello estará adormecido. Es probable que además reciba algún sedante.

En el lado de su cuello junto a la arteria bloqueada, el cirujano hará una incisión que puede ir desde la parte posterior de su oreja hasta un punto más arriba de la clavícula.

Su cirujano encontrará la arteria carótida y temporalmente detendrá el flujo sanguíneo a través de la misma.

Su cirujano abrirá la arteria y colocará una derivación o bypass temporal para que la sangre siga fluyendo hacia el cerebro.

Luego, su cirujano retirará la placa que se encuentra dentro de las paredes arteriales.

Después de haber eliminado el bloqueo, el cirujano suturará la arteria, generalmente, colocando un parche para ensanchar la arteria ligeramente.

El parche puede estar hecho con parte de alguna de sus venas, o de un material artificial, tal como Dacron.

Finalmente, su cirujano cerrará la incisión con suturas o grapas y la cubrirá con vendas. Usualmente, se deja un drenaje temporal en la herida.

Después de la operación, se le llevará a un área de recuperación donde el personal controlará sus signos vitales y su condición neurológica.

Se le administrarán medicamentos para el dolor según sea necesario, y pasará gradualmente de una dieta líquida a una sólida.