Skip to main content
Menu

Arteriosclerosis


Transcripción

La arteriosclerosis es una enfermedad potencialmente mortal que puede comenzar a desarrollarse durante la niñez.

Esta enfermedad es un proceso en el que los depósitos de material graso, llamados placa, se acumulan en las paredes de las arterias, reduciendo o bloqueando por completo el flujo sanguíneo.

Si bien las causas exactas de la arteriosclerosis no son claras, muchos científicos consideran que ésta empieza con el daño a la pared interna de una arteria, llamada endotelio.

Las sustancias transportadas a través de la sangre, como el colesterol, las grasas y los productos de desecho celular se acumulan dentro del área dañada de la pared arterial.

Las reacciones químicas que se presentan dentro de la acumulación de material hacen que las moléculas de colesterol se oxiden.

Esto da lugar a una respuesta inflamatoria en la que las células endoteliales del sitio dañado liberan sustancias químicas que indican “una llamada de auxilio”.

Como respuesta, los monocitos del torrente sanguíneo se dirigen hacia el sitio dañado.

El estímulo del colesterol oxidado convierte a los monocitos en macrófagos. Los macrófagos comen y digieren las moléculas de colesterol.

Como resultado de este proceso, los macrófagos se convierten en células espumosas, las cuales se acumulan para formar la placa.

Conforme la placa aumenta de tamaño, la pared arterial se hace más densa y se endurece.

Al mismo tiempo, las células musculares lisas dentro de la pared arterial empiezan a multiplicarse.

La mayoría de células musculares lisas se mueve hacia la superficie de la placa.

Estas células contribuyen a la formación de una ‘tapa’ fibrosa firme que cubre la placa.

Finalmente, el pasillo a través de la arteria se estrecha lo suficiente como para reducir el flujo sanguíneo y la cantidad de oxígeno recibido por los órganos que abastece.

Con el tiempo, la tapa puede erosionar y abrirse, liberando placa en el torrente sanguíneo.

La placa puede fluir y contribuir a la formación de un coágulo de sangre, que puede detener el flujo sanguíneo.

Como resultado, un suministro limitado de sangre está disponible en las áreas alrededor de la arteria parcialmente bloqueada, degradando y potencialmente matando al tejido vecino.