Skip to main content
Menu

Fusión Espinal


Transcripción

La fusión espinal se realiza en la columna para soldar dos o más vértebras usando dispositivos quirúrgicos y material de injerto óseo.

La columna está formada por una serie de huesos interconectados, llamados vértebras, que se extienden desde la base del cráneo hasta el coxis.

Cada vértebra se conecta con la que está arriba y abajo mediante las articulaciones facetarias, permitiendo que se mueva una con relación a la otra.

Entre cada vértebra ósea se encuentra un disco intervertebral amortiguador.

Las articulaciones facetarias y los discos intervertebrales trabajan juntos para permitir el movimiento de la espalda y el cuello.

Protegida dentro de la columna vertebral se encuentra la médula espinal, la cual conecta el cerebro con el resto del cuerpo.

Los nervios espinales provienen de la médula espinal a intervalos regulares.

Su médico puede recomendar una fusión espinal si usted presenta alguna de las siguientes afecciones: una vértebra fracturada,

movimiento excesivo entre vértebras provocando inestabilidad y dolor,

espondilosis, una afección artrítica degenerativa que puede causar la pérdida de la función y estructura normal de la columna,

o espondilolistesis, una afección en la cual una vértebra se desliza hacia adelante con relación a la vértebra que está a su lado.

Otras afecciones que pueden necesitar de cirugía son:

osteoartritis de las articulaciones facetarias,

una deformidad espinal, como escoliosis o cifosis,

o un disco protuberante o herniado, que puede ejercer presión sobre el nervio espinal saliente.

La fusión espinal tiene por objetivo eliminar el movimiento entre las vértebras afectadas, haciendo que la columna tenga mayor estabilidad y disminuya el dolor.

Antes del procedimiento, se colocará una vía intravenosa. Es posible que se le coloque un catéter en la vejiga para drenar la orina.

Las fusiones espinales se realizan bajo anestesia general, lo cual significa que estará dormido mientras dure la operación.

Se le insertará un tubo respiratorio por la boca hasta la tráquea para ayudarlo a respirar durante el procedimiento.

Si su cirujano está usando su propio hueso para la fusión, él o ella hará una incisión sobre su cadera y retirará un injerto óseo.

Si su injerto óseo proviene de otro donante, éste se extraerá antes de su procedimiento.

Si se va a someter a un procedimiento abierto de la columna lumbar en la espalda baja, usted se acostará boca abajo y su cirujano hará una incisión directamente sobre la columna.

Si se va a someter a una cirugía de la columna cervical en el cuello, su cirujano normalmente tendrá acceso a esta área desde la parte frontal.

En algunos casos, una fusión espinal se puede realizar usando una técnica laparoscópica más reciente y menos invasiva.

En lugar de realizar una o dos incisiones grandes, una fusión espinal laparoscópica necesita de varias incisiones pequeñas "clave", a través de las cuales se insertan el laparoscopio y los instrumentos quirúrgicos especiales.

Usando un taladro de alta velocidad y otros instrumentos, su cirujano retirará el disco entre los dos cuerpos vertebrales a unirse.

Luego, su cirujano insertará el injerto óseo en el espacio entre estas dos vértebras.

El médico posiblemente colocará una placa y tornillos sobre el injerto para mantener las vértebras juntas hasta que se unan en un solo hueso.

Para terminar el procedimiento, su cirujano cerrará la incisión profunda del tejido y la piel con puntos.

Muchos cirujanos también colocarán uno o más drenajes por debajo de la piel que permanecerán en el lugar por algunos días.

Después del procedimiento, usted será trasladado a un área de recuperación para controlarlo. El catéter de la vejiga posiblemente permanecerá en el lugar por varios días.

Es posible que usted no pueda comer por un día o dos después de la cirugía, y recibirá líquidos y alimentos por vía intravenosa.

Se espera que haya dolor durante los primeros días posteriores a la cirugía y se le administrarán medicamentos para controlarlo.