Skip to main content
Menu

Biopsia de piel


Transcripción

El médico puede obtener una biopsia de piel para observar el tejido con un microscopio y realizar un diagnóstico de su condición.

La piel es el órgano más amplio del cuerpo y es responsable de: regular la temperatura corporal, percibir los estímulos dolorosos y placenteros,

proporcionar una barrera protectora contra bacterias, toxinas y temperaturas extremas, y mantener el equilibrio del agua y los electrolitos

evitando la evaporación del líquido interno.

La piel consta de tres capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis.

La epidermis ayuda a prevenir que la mayoría de las bacterias y otras sustancias extrañas ingresen al cuerpo.

La dermis proporciona el soporte a la epidermis y le otorga a la piel flexibilidad y dureza.

La hipodermis es la capa de células de grasa que proporciona aislación y apoyo protector.

Las biopsias de piel se ordenan comúnmente por: verrugas y lunares, cánceres de piel y otros crecimientos, reacciones alérgicas,

infecciones bacterianas y micóticas, acné, soriasis y lesiones y cicatrices.

Para todos los procedimientos de biopsias de piel, el médico inyectará anestesia local en la piel para adormecer el área.

Las biopsias por raspado, por lo general, se realizan sobre lesiones superficiales.

Durante este procedimiento, el médico usará un bisturí filoso o una hoja de afeitar para cortar finamente o "afeitar" la capa superior de la lesión cutánea.

Este tipo de biopsia no requiere puntos.

Por lo general, los médicos realizan una biopsia por punción para lesiones cutáneas más profundas.

El médico hará girar un bisturí circular y hueco alrededor de la lesión hasta cortar completamente a través de la epidermis y la dermis.

Él/ella extraerá un cilindro pequeño de piel, por lo general, más pequeño que el tamaño de un sacapuntas, que contenga todas las capas de la piel y la lesión.

Según el tamaño de la muestra, el área podrá cerrarse con puntos o no.

Una biopsia excisional es más grande y profunda que una biopsia por raspado o punción.

Se realiza en condiciones como el cáncer, el cual debe ser extraído en su totalidad.

El médico llegará tan profundo como sea necesario para extraer toda el área visiblemente afectada, así como algún tejido que no esté afectado que rodee el exterior de la lesión.

Posteriormente, la incisión se cierra con puntos.

Después de la biopsia, necesitará mantener el área seca y cubierta con una venda o gasa estéril durante 1 ó 2 días.

Se deberá aplicar una pomada antibiótica hasta que el área esté completamente curada.

Se puede tomar acetaminofeno o ibuprofeno para cualquier dolor que sienta en la zona de la biopsia.