Skip to main content
Menu

Mamografia


Transcripción

Un procedimiento de mamografía utiliza rayos X de dosis baja para ver y detectar cambios en el tejido del seno.

Los senos de una mujer están compuestos de tejido glandular y conductos, grasa, tejido conectivo y vasos sanguíneos.

Si detecta un cambio en el tejido del seno, como un bulto o masa, o si tiene 40 años como mínimo, el médico puede programarle una mamografía.

Antes de realizar la mamografía, asegúrese de que sus senos y axilas estén limpios,

y no use desodorante ya que puede aparecer en los rayos X de la mamografía como manchas de calcio.

Por lo general, una mamografía tarda alrededor de 20 minutos.

Un técnico comenzará colocando uno de sus senos entre dos placas especiales.

Las placas comprimirán el seno hasta aplanarlo para que la cámara pueda obtener una imagen clara de su tejido.

Es posible que sienta alguna molestia durante la compresión, pero sólo durará algunos segundos.

Luego, este procedimiento se repetirá en el otro seno.

Luego del procedimiento, es posible que se le pida que espere hasta que el radiólogo revise los rayos X ya que, en caso de ser necesario, se le podrán tomar más imágenes desde diferentes ángulos.

Ya que una mamografía es un procedimiento ambulatorio simple, podrá regresar a su casa inmediatamente después del examen.