Skip to main content
Menu

Parto por cesárea


Transcripción

Un parto por cesárea, generalmente conocido como "cesárea", es un procedimiento quirúrgico en que se realizan incisiones en el abdomen y útero de una mujer para dar a luz un bebé.

Algunas cesáreas se planifican.

Sin embargo, a menudo la necesidad del procedimiento se torna evidente después del inicio del trabajo de parto, cuando las condiciones anormales hacen que un parto natural no sea seguro para la madre o su bebé.

Las indicaciones comunes para el parto por cesárea incluyen: distocia, placenta previa y sufrimiento fetal.

La distocia, o trabajo de parto no progresivo prolongado, puede producirse cuando la cabeza del bebé no cabe por el canal del parto o su cuerpo se encuentra en una posición desfavorable (como por ejemplo cuando está perpendicular al canal del parto o de nalgas) como lo es la posición de nalgas.

La placenta previa se presenta cuando la placenta se encuentra en una posición baja y obstruye de manera parcial o por completo la abertura cervical.

El sufrimiento fetal se produce cuando la salud del bebé se encuentra en peligro inminente, por lo general debido al flujo insuficiente de sangre a través de la placenta o el cordón umbilical.

El sufrimiento fetal puede producirse cuando la placenta se separa de la pared del útero antes del parto o el cordón umbilical se comprime o estrangula.

Otras condiciones que pueden requerir un parto por cesárea incluyen: nacimientos múltiples, tumores grandes del útero, herpes genital u otras infecciones o problemas médicos tales como la hipertensión o la diabetes no controlada.

El médico puede utilizar el ultrasonido y un monitor cardíaco fetal que lo ayudarán a decidir si el bebé nacerá o no por cesárea.

Cuando sea necesario realizar un parto por cesárea, se la preparará para una cirugía.

Si aún no se le ha colocado, se le colocará una vía endovenosa y se insertará un catéter en la vejiga para drenar la orina.

En la sala de operaciones, se la anestesiará.

En la mayoría de los casos, se administra una anestesia peridural para adormecer la parte inferior del cuerpo.

Sin embargo, algunas veces se utilizará anestesia general.

El médico comenzará realizando una incisión en el abdomen.

Será una incisión vertical, justo debajo del ombligo hasta la parte superior del hueso púbico, o, con mayor frecuencia, una incisión horizontal, en forma transversal y justo por encima del hueso púbico.

A esta incisión en general se la denomina "incisión de bikini".

Luego, el médico realizará una segunda incisión en la parte inferior del útero.

Una vez que se abre el útero, su médico romperá la bolsa amniótica, si aún está intacta, y el bebé nacerá.

El tiempo que transcurre desde la incisión abdominal inicial hasta el nacimiento es, por lo general, de cinco minutos.

Luego, el médico pinzará y cortará el cordón umbilical, extraerá cuidadosamente la placenta y suturará bien el útero y abdomen.

Generalmente, esto dura alrededor de 45 minutos.

Por lo general, la estadía en el hospital después de un parto por cesárea es de tres a cinco días.

Durante este tiempo, se le recomendará que amamante, duerma cuando el bebé duerme y se levante de la cama a menudo.

Aunque la mayoría de las pacientes pueden ocuparse de su bebé recién nacido después del procedimiento, la recuperación completa puede tardar entre seis y ocho semanas.

La cicatriz se irá aclarando a medida que sane.