Skip to main content
Menu

Cirugía de cataratas


Transcripción

El cristalino del ojo está compuesto principalmente por agua y proteínas.

A medida que envejecemos, estas proteínas pueden comenzar a agruparse y opacar al cristalino.

Esta opacificación se denomina catarata.

La cirugía de cataratas consiste en extirpar el cristalino afectado del ojo e insertar una lente artificial.

Antes de la cirugía, se le aplicarán gotas para dilatar la pupila y se limpiará el área periocular.

En muchos casos, se aplicará anestesia local alrededor del ojo o detrás de este.

Es posible que se le ofrezca algún sedante para que lo ayude a relajarse. La mayoría de las cirugías de cataratas llevan menos de una hora.

El método más común para extirpar las cataratas es la facoemulsificación.

En este procedimiento el cirujano observa a través de un microscopio quirúrgico y realiza tres pequeñas incisiones, de menos de 2,54 cm de largo, en la córnea o cerca de ella.

Se realiza un orificio a través de la cápsula del cristalino y se utiliza una sonda ecográfica para romper el cristalino opacificado en pequeños fragmentos.

Estos fragmentos se aspiran a través de las incisiones.

Luego se inserta una lente artificial intraocular.

Las lentes intraoculares (de plástico, silicona o acrílico) no tienen partes móviles y duran de por vida.

Debido a que las incisiones son muy pequeñas, por lo general no se necesitan puntos.

La visión a menudo mejora notablemente en forma inmediata después de la cirugía.

Otro método para extirpar las cataratas es la denominada técnica extracapsular.

En este procedimiento, la incisión que se realiza cerca de la córnea es lo suficientemente grande como para extraer la catarata de una sola pieza.

Al igual que en el procedimiento anterior, se inserta la lente artificial para reemplazar la lente o cristalino natural. Por lo general, la recuperación para este tipo de cirugía de cataratas es más lenta.

Debido a que la incisión es mayor, este procedimiento requiere puntos. Sin embargo, pocas veces es necesario retirar los puntos.

Después de la operación, generalmente se le colocará un parche en el ojo y se lo tendrá en observación durante un corto periodo para asegurarse de que no se presente ningún problema, como por ejemplo hemorragia.

La cirugía de cataratas es un procedimiento ambulatorio y la mayoría de los pacientes son dados de alta el mismo día.

Sin embargo, dado que la exposición a la luz brillante al principio puede resultarle incómoda, no debería arriesgarse a conducir un vehículo inmediatamente después del procedimiento.

Deberá arreglar previamente que otra persona lo lleve a su hogar.