Skip to main content
Menu

Biopsia mamaria


Transcripción

Generalmente, una biopsia de mama se realiza para determinar si una zona anormal o bulto en su

mama son cancerosos.

En este procedimiento, se extrae una muestra de tejido de la zona afectada para que pueda ser examinada

por un patólogo.

Una biopsia de mama puede implicar una de las tres técnicas principales: biopsia por aspiración con aguja fina, biopsia con aguja gruesa

o biopsia quirúrgica.

El médico elegirá la técnica que mejor se adapte a su situación.

Durante una biopsia por aspiración con aguja fina, el médico insertará una aguja en su mama.

Utilizará algún tipo de guía, tal como una sonda ecográfica, para orientar la aguja hacia la zona correcta.

Luego, extraerá líquido o una pequeña muestra de tejido.

Una biopsia con aguja gruesa se realiza para extraer varias partes pequeñas de tejido, o núcleos o tejido, de la mama.

Esta se puede guiar mediante una de varias técnicas.

Durante una biopsia con aguja gruesa estereotáctica, usted se acostará boca abajo en la mesa con su mama

colocada en un orificio en la mesa.

El médico le inyectará un anestésico local para adormecer la zona.

Luego, mediante el uso de un mamograma digital como guía, el médico insertará una aguja hueca en la zona afectada.

Se extraerán varios cilindros pequeños de tejido para examinar.

Durante una biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía, el médico utilizará una sonda de ultrasonido para localizar la

zona afectada.

Se insertará una aguja hueca para extraer varios núcleos de tejido:

Las biopsias por aspiración con aguja fina y con aguja gruesa implican la extracción de pequeñas muestras de líquido o tejido

mediante el uso de una aguja.

Sin embargo, si no es posible acceder a la zona afectada que se detectó en el mamograma o ultrasonido mediante la biopsia con aguja gruesa,

o si el médico desea extraer toda la zona, es probable que se le recomiende una biopsia quirúrgica.

Una biopsia quirúrgica se realiza en un quirófano mediante el uso de técnicas de biopsia por excisión e incisional.

Durante una biopsia por escisión, el cirujano hará una incisión en su mama y extraerá toda la masa.

Al final del procedimiento, la incisión se cierra.

El cirujano realizará una biopsia incisional si solo se debe extraer una pequeña parte de la zona afectada,

por lo general, para realizar un diagnóstico.

Al final del procedimiento, la incisión se cierra.

Si la anomalía no se puede sentir, se utiliza la localización de la aguja para marcar la ubicación de la zona afectada.

Durante este procedimiento, el radiólogo insertará un arpón en la mama a través de una aguja con

la guía de un mamograma o ultrasonido para poder marcar la zona.

Se retira la aguja, pero el alambre se quedará en su lugar.

Luego, pasará al quirófano en donde el cirujano realizará una incisión en la mama.

El médico seguirá el alambre para localizar la zona marcada.

Luego, la extraerá.

Se le tomará una radiografía de la mama para garantizar que la zona marcada se haya extirpado.

Luego, el cirujano cerrará la incisión.