Skip to main content
Menu

Colecistectomía abierta (extirpación de la vesícula biliar)


Transcripción

Una colecistectomía abierta es un procedimiento quirúrgico para extirpar la vesícula biliar a través de una incisión grande en el abdomen.

La vesícula biliar es una bolsa en forma de pera debajo del hígado.

El hígado y la vesícula biliar tienen pequeños tubos que salen de ellos, llamados "conductos".

Estos conductos se unen en un conducto grande que se adhiere al intestino delgado.

El hígado produce bilis, un líquido que descompone la grasa de los alimentos.

En el transcurso entre una comida y otra, la mayor parte de la bilis fluye a través de los conductos hacia la vesícula biliar y se almacena allí.

Cuando está comiendo alimentos grasos, la vesícula biliar se contrae para liberar la bilis almacenada en el intestino delgado.

Y el hígado libera más bilis que fluye directamente al intestino.

La colecistectomía laparoscópica es la forma más común de extirpar la vesícula biliar.

En ella se utilizan herramientas insertadas a través de pequeñas incisiones en el abdomen.

Sin embargo, es posible que necesite una colecistectomía abierta si no se puede realizar una colecistectomía laparoscópica de manera segura.

En una colecistectomía abierta, se realiza una incisión en la parte superior derecha del abdomen.

Dentro del mismo, el cirujano separa la vesícula biliar del hígado.

Luego, el cirujano sujeta y corta el conducto y la arteria que conducen a la vesícula biliar, y le extirpa la vesícula.

Al final del procedimiento, la incisión se cierra con grapas, puntos o pegamento para la piel.

Una vez que le hayan extraído la vesícula biliar, aún podrá digerir la grasa porque la bilis fluirá directamente del hígado al intestino delgado.

Si tiene preguntas sobre la colecistectomía abierta, hable con su médico.