Skip to main content
Menu

Manejo del Cáncer de Cabeza y Cuello


Transcripción

Es posible que usted o un ser querido haya sido diagnosticado con cáncer de cabeza y cuello.

Este video le ayudará a comprender cómo se puede manejar.

El tipo de cáncer de cabeza y cuello más común, llamado carcinoma de células escamosas, es una enfermedad en la que se forman células cancerosas dentro de la nariz, los senos paranasales, la boca, la garganta, la laringe o las glándulas salivales.

El tratamiento para el cáncer de cabeza y cuello puede eliminar o destruir el cáncer.

Pero el tratamiento puede afectar su capacidad para hablar, comer o tragar, dependiendo de la ubicación del cáncer.

Es posible que necesite rehabilitación o cirugía reconstructiva para preservar o restaurar la función, de modo que pueda retomar sus actividades lo antes posible después del tratamiento.

Por ejemplo, si tiene problemas para hablar o tragar, un patólogo del habla y el lenguaje lo puede ayudar con ejercicios de deglución o terapia del lenguaje.

Después del tratamiento, es muy importante tener un plan de atención de seguimiento

Esto incluye ir a citas de seguimiento.

Su médico querrá verificar si hay indicios de que el cáncer ha regresado y verificar si hay problemas de salud como resultado del tratamiento.

Es posible que su médico ordene análisis de laboratorio o diagnósticos por imágenes, como resonancias magnéticas o tomografías computarizadas, para detectar si hay cáncer.

Si toma algún medicamento, continúe tomándolo según lo recetado por su médico.

Tome nota de cualquier efecto secundario e informe a su médico.

Si se sometió a cirugía u otros tratamientos, siga las instrucciones que le dieron.

Hay cambios en el estilo de vida que pueden mejorar su salud y ayudarle a sentirse mejor.

Es importante dejar de fumar. Esto reduce el riesgo de que el cáncer regrese o se propague.

Limitar la cantidad de alcohol que bebe puede reducir su riesgo de cáncer.

Lleve una dieta saludable con más frutas, verduras y granos integrales. Esto también puede reducir su riesgo de ciertos cánceres.

Realize actividad física. Actividades como caminar, andar en bicicleta o nadar lo pueden ayudar a sentirse mejor y menos cansado.

Consulte con su médico antes de comenzar una rutina de ejercicios.

Un diagnóstico de cáncer puede ser abrumador. Es posible que esté preocupado por su enfermedad y cómo afecta a su familia, sus tratamientos y estadías en el hospital, facturas médicas y su empleo. Hay formas de ayudarlo a lidiar con esto.

Recuerde que su médico y su equipo de atención médica están disponibles para aclarar cualquier duda que pueda tener.

Las siguientes fuentes de apoyo pueden ayudarle a enfrentar sus inquietudes:

trabajadores sociales

líderes religiosos

terapeutas

y grupos de apoyo

Hable con su médico si tiene alguna duda sobre su plan de tratamiento, medicamentos o cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a controlar el cáncer de cabeza y cuello.