Skip to main content
Menu

Manejo del Cáncer de Vejiga


Transcripción

Es posible que a usted o a uno de sus seres queridos le hayan diagnosticado cáncer de vejiga.

Este video le ayudará a entender cómo afrontarlo.

El tipo más frecuente de cáncer de vejiga, llamado carcinoma urotelial o carcinoma de células transicionales, es una enfermedad en la que se forman células cancerosas en el tejido que recubre el interior de la vejiga.

En algunas personas con cáncer de vejiga, el tratamiento puede llegar a eliminar o destruir el cáncer.

Luego, recibirá un plan de seguimiento de su equipo de atención médica.

Hay un alto riesgo de que el cáncer de vejiga vuelva a aparecer. Por lo tanto, es importante que acuda a todas sus citas de seguimiento.

Su médico querrá asegurarse de que el cáncer no haya regresado y controlar los problemas de salud derivados del tratamiento.

Si no se le ha extraído la vejiga, es importante hacerse cistoscopias de forma regular para detectar el cáncer.

Durante una cistoscopia, se inserta un instrumento delgado de visualización en la vejiga para detectar signos de cáncer.

Hable con su oncólogo sobre los medicamentos que esté tomando y continúe tomándolos según lo prescrito por su médico, a menos que se le indique lo contrario.

Tome nota de cualquier efecto secundario y hable con su médico.

Si se sometió a cirugía de vejiga u otros tratamientos, siga las instrucciones que le dieron.

Es posible que también deba realizar algunos de los siguientes cambios saludables en su estilo de vida.

Si fuma, es importante dejar de fumar. Esto reduce el riesgo de que el cáncer de vejiga regrese o que aparezcan otros tipos de cáncer.

Evite beber alcohol en exceso. Puede reducir el riesgo de que regrese el cáncer.

Siga una dieta saludable con más frutas, verduras y granos integrales. Esto le ayudará a mantenerse fuerte y a sentirse mejor.

Realice actividad física. Actividades como caminar, andar en bicicleta o nadar le pueden ayudar a sentirse mejor y menos cansado.

Hable con su médico antes de comenzar una rutina de ejercicios.

Saber que tiene cáncer puede ser abrumador.

Es posible que le preocupen cosas como: su enfermedad y cómo afecta a su familia,

tratamientos e ingresos hospitalarios,

facturas médicas y su trabajo.

Afortunadamente, hay formas de lidiar con esto.

Recuerde que su médico y su equipo de atención médica están disponibles para responder cualquier pregunta que tenga.

Las siguientes fuentes de apoyo pueden ayudarle a afrontar sus inquietudes:

trabajadores sociales,

líderes religiosos,

consejeros

y grupos de apoyo.

Hable con su médico si tiene alguna pregunta sobre su plan de tratamiento, sus medicamentos o los cambios de estilo de vida que le puedan ayudar a controlar el cáncer de vejiga.