Skip to main content
Menu

Angioplastia coronaria (Acceso femoral)


Transcripción

El procedimiento de angioplastia coronaria también se conoce como intervención coronaria percutánea.

El procedimiento se realiza en unos vasos sanguíneos llamados arterias coronarias.

Suministran oxígeno al músculo cardíaco.

El objetivo es restablecer el flujo sanguíneo si una sustancia, llamada placa, ha estrechado significativamente estos vasos.

Para comenzar el procedimiento, el médico adormece la piel de la ingle.

Se inserta una aguja a través de la piel y dentro de la arteria femoral.

A continuación, se pasa una guía flexible a través de la aguja hacia la arteria.

Después se retira la aguja.

Se cambia por un tubo pequeño y flexible, llamado funda.

Esto permite el acceso a la arteria.

Es posible que sienta presión cuando el médico inserta la funda.

Pero no la sentirá moverse dentro de la arteria.

A continuación, se hace avanzar la guía hasta el corazón.

Se pasa un tubo flexible, llamado catéter, por la guía hacia las arterias coronarias.

El progreso del procedimiento se verifica con un dispositivo de rayos X, llamado fluoroscopio.

En este momento, su médico retira la guía.

Luego, el médico mueve la punta del catéter justo dentro de la arteria coronaria para examinarla.

Se inyecta un tinte especial dentro de la arteria.

Esto le permite al médico verla mejor con el fluoroscopio.

El tinte hace resaltar cualquier obstrucción en la arteria.

Si se encuentra una obstrucción significativa, el médico inserta una guía en la arteria.

Un globo en la punta del catéter se mueve a lo largo de la guía hasta la obstrucción.

Cuando el globo se infla, expande la arteria y mejora el flujo sanguíneo.

Es posible que sienta alguna molestia en el pecho mientras esto sucede.

Después de esto, el médico desinfla y retira el globo.

Se puede colocar un tubo de malla de alambre, llamado stent, en la zona tratada.

El stent ayuda a mantener la arteria coronaria abierta.

Su médico elige el stent del tamaño adecuado, que se comprime sobre un globo.

El stent se desplaza hasta la arteria sobre la misma guía.

Cuando el globo se infla, el stent se expande y se fija en su lugar.

Después de retirar el catéter con el globo, el stent permanece en su lugar para mantener la arteria abierta.

Al final del procedimiento, la guía se retira.

Para obtener más información sobre la angioplastia coronaria, hable con su proveedor de atención médica.