EBSCO Health

Print PageSend to a Friend
Health Library Home>Article

Instrucciones de alta para la fractura de cadera

Una fractura de cadera es una ruptura en el hueso del muslo justo debajo de la articulación de la cadera. Generalmente, el tratamiento incluye inmovilización de la cadera, cirugía y fisioterapia.

Pasos que debe seguir

Cuidado en el hogar

La fractura de cadera es una lesión común, especialmente en personas de la tercera edad. La recuperación de una fractura de cadera podría llevar desde varios meses hasta un año. Con tiempo y paciencia, usted puede reanudar la mayoría de las actividades diarias. Siga estas indicaciones generales, al igual que las instrucciones específicas de su médico, para una recuperación positiva:

  • Tome los medicamentos según las indicaciones. Le ayudarán con el control del dolor, la deposición y a reducir el riesgo de que se forme un coágulo sanguíneo.
  • Aplique hielo según sea necesario para reducir la inflamación y el dolor.
  • Coloque la cadera sobre almohadas y mantas para reducir el malestar y cambie de posición al menos cada dos horas cuando descanse. Discuta con su médico las maneras para prevenir la presión sobre su cuerpo (colchones especiales, cojines para silla de ruedas, revestimientos para la cama).
  • Cuídese la piel y prevenga llagas evitando bañarse con agua muy caliente, baja humedad y aire frío. Use crema hidratante para la piel reseca.
  • Moverse lo más posible es beneficioso para su recuperación. El médico recomendará la combinación adecuada de descanso y actividad para prevenir la rigidez y beneficiar su recuperación.
  • Siga el programa de ejercicio recomendado por el médico con un fisioterapeuta o terapista ocupacional. Tenga paciencia, la rehabilitación es gradual.
  • Use un aparato de movilidad asistida, como un bastón, una caminadora o muletas, según se le haya indicado, durante varios meses.
  • Cree un ambiente seguro en casa para evitar los tropiezos y las caídas. Las indicaciones de prevención que se muestran más adelante indican lo que puede hacer para prevenir el riesgo en su hogar o lugar de trabajo.
  • Podría necesitar ayuda para caminar en su hogar y para hacer las tareas diarias, tales como bañarse, vestirse y cocinar. Si no tiene ayuda en su hogar, discuta las opciones de cuidado en el hogar o una opción de centros de tratamiento prolongado con su médico.

Dieta

Ingiera una dieta saludable rica en calcio y vitamina D para tener huesos fuertes. Incremente el consumo de fibra (como cereales de granos enteros y pan, frutas, verduras y legumbres) si toma medicamentos o tiene signos de estreñimiento.

Actividad física

El médico lo derivará a un programa de fisioterapia para que lo ayude a recuperar su movilidad. Esto podría llevar varios meses. Cuando esté listo, los ejercicios de bajo impacto, como caminar y hacer entrenamiento de resistencia, lo ayudarán a incrementar la masa ósea y a reforzar los músculos.

  • Pregunte a su médico cuándo podrá regresar a trabajar.
  • No conduzca a menos que su doctor le haya otorgado el permiso para hacerlo:

Medicamentos

Se le pueden indicar analgésicos, tales como paracetamol con oxicodona, u otros narcóticos. El médico también puede indicarle algún medicamento para reducir el riesgo de formación de un coágulo sanguíneo, tales como heparina, enoxaparina (Lovenox), fondaparinux (Arixtra) y dosis baja de warfarina (Coumadin). Los laxantes o ablandadores de heces fecales también podrían recomendarse para aliviar la función intestinal.

  • Tome los medicamentos como se le indique. No cambie la cantidad ni el horario.
  • No deje de tomarlos sin hablar con su médico al respecto.
  • No comparta los medicamentos.
  • Conozca cuáles son los resultados y efectos secundarios que podría padecer. Infórmelos a su médico.
  • Algunos medicamentos pueden ser peligrosos cuando se mezclan. Hable con un médico o farmacéutico si usted está tomando más de un medicamento. Esto incluye medicamentos de venta libre, suplementos dietéticos o a base de hierbas.
  • Planifique con anticipación los reabastecimientos para que no se quede sin medicamentos.

Prevención

La acción correctiva temprana puede ayudar a aliviar muchos de los factores que conducen a una fractura de cadera. He aquí lo que puede hacer:

  • Consumir una dieta con nutrientes para fortalecer los huesos:
    • Calcio: aproximadamente 1000 miligramos diarios, pero confirme esto con su médico
    • Vitamina D: 400 a 800 unidades por día
    • Consumo adecuado de proteínas
  • Ejercicio (consulte con su médico antes de comenzar):
    • Actividades que impliquen cargar poco peso, tales como caminar
    • Ejercicios de fortalecimiento tanto como para las extremidades superiores como para las inferiores
  • Consulte a su médico si presenta riesgo de padecer osteoporosis. Los medicamentos preventivos pueden incluir:
    • Bisfosfonatos
    • Calcitonina
    • Terapia de reemplazo hormonal para mujeres después de la menopausia
  • Pregunte a su médico si cualquiera de sus medicamentos podría contribuir a la pérdida ósea, mareos, somnolencia o confusión.
  • Reducir los riesgos de caídas en el trabajo y el hogar:
    • Limpiar derrames y áreas resbaladizas inmediatamente.
    • Retirar objetos que representen peligro de tropiezos, como cuerdas flojas, alfombras y obstáculos.
    • Utilizar alfombras antideslizantes en la bañera y en la ducha.
    • Instalar barras para agarrarse junto al inodoro y la ducha o bañera
    • Colocar rieles a ambos lados de las escaleras.
    • Caminar solamente por habitaciones, escaleras y pasillos bien iluminados.
    • Mantener linternas a la mano en caso de un corte de electricidad.
  • Controlarse la vista regularmente.

Seguimiento

La fractura de cadera necesita controlarse. Asegúrese de asistir a todas las consultas y de realizarse los exámenes, radiografías y pruebas (por ejemplo para la anemia o la osteoporosis) según lo haya indicado su médico. Programe una consulta de seguimiento según se lo indique el médico.

Llame a su médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones

Es importante que usted vigile su recuperación. De esa manera, puede alertar al médico sobre cualquier problema. Si se presenta alguna de las siguientes situaciones, llame a su médico:

  • Rigidez intensa
  • Inflamación incontrolada
  • Llagas por presión en el cuerpo o la piel
  • Signos de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Náuseas y vómitos
  • Mareos o vahídos
  • Latidos del corazón rápidos e irregulares, dolor en el pecho
  • Sarpullido o urticaria

También existe un riesgo de coágulos sanguíneos. Hable con su médico acerca de esto.

  • En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias inmediatamente.
RESOURCES:

American Orthopaedic Society for Sports Medicine
http://www.aossm.org

Ortho Info—American Academy of Orthopaedic Surgeons
http://www.aaos.org

CANADIAN RESOURCES:

Canadian Orthopaedic Association
http://www.coa-aco.org

Canadian Orthopaedic Foundation
http://www.canorth.org

REFERENCES:

Hip Fractures. Family Doctor—American Association of Family Physicians website. Available at: http://familydoctor.org/familydoctor/en/diseases-conditions/hip-fractures/treatment.html. Updated April 2014. Accessed October 14, 2015.

Hip fractures. Ortho Info—American Academy of Orthopedic Surgeons website. Available at: http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00392. Updated April 2009. Accessed October 14, 2015.

Rao, S., Cherukuri, M., Management of Hip Fracture: The Family Physician’s Role. American Family Physician. [serial online] 2006;73(12). Available at: http://www.aafp.org/afp/20060615/2195.html. Accessed October 14, 2015.

6/2/2014 DynaMed's Systematic Literature Surveillance. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed: Scolaro JA, Schenker ML, et al. Cigarette smoking increases complications following fracture: a systematic review. J Bone Joint Surg Am. 2014 Apr 16;96(8):674-681.

Ultima revisión March 2021 por EBSCO Medical Review Board Warren A. Bodine, DO, CAQSM Last Updated: 04/15/2021