EBSCO Health

Print PageSend to a Friend
Health Library Home>Article

Instrucciones para Dar de Alta para el Hidrocéfalo

Hidrocéfalo es una condición en la cual se acumula demasiado líquido en el cerebro. El líquido se llama líquido cefalorraquídeo (CSF), un líquido transparente que normalmente rodea tanto a la columna vertebral como al cerebro. Enfoques comunes de tratamiento incluyen procedimientos quirúrgicos, como derivación, drenaje, y medicamentos.

Pasos a Seguir

Cuidado en el Hogar

Después de la recuperación, muchos niños viven con hidrocéfalo con pocas limitaciones. Si su hijo se ha sometido a un procedimiento, siga estas indicaciones generales para tener una recuperación positiva:

  • Administre todos los medicamentos como se lo indiquen. Está bien usar Tylenol® para niños para el dolor.
  • Mantenga las áreas de incisión limpias, secas, y protegidas. Lave el área de la incisión cada día con un jabón neutro o shampoo, enjuague con agua y seque dando suaves palmaditas.
  • Bañarse en regadera está bien, pero no se remoje en una tina o alberca hasta que la piel haya sanado completamente. Ayude a su hijo a evitar picarse, rasguñarse o jalar en la línea de la incisión. Coloque manoplas o calcetas en las manos de su hijo si es necesario.
  • Si su hijo ha recibido puntos de sutura, proteja a la línea de incisión del sol durante al menos 6 meses con un sombrero, pañuelo, o bloqueador solar.
  • Mantenga citas regulares con el médico de su hijo para asegurarse que la derivación esté funcionando adecuadamente y/o el área de la incisión esté sanando. Vigile las señales y síntomas de hidrocéfalo y repórtelos con el médico de su hijo inmediatamente.

Su médico podría recomendar terapias de rehabilitación e intervenciones educativas. Usted también puede tener acceso a apoyo emocional y práctico por parte de fundaciones, organizaciones que sirven a personas con discapacidades y a profesionales de la salud.

Tenga en mente que si su hijo está experimentando problemas en el desarrollo, él podría ser apto para recibir cuidado de salud patrocinado por el gobierno, programas educativos especializados mediante el sistema escolar público, Programa de Intervención Temprana, y otros servicios de apoyo.

Dieta

Una vez que llegue a casa, su hijo podría reanudar una dieta normal.

Actividad Física

Si su hijo se ha sometido a un procedimiento, las actividades ligeras son mejores al principio, como caminar o jugar tranquilamente. Él también podría reanudar gradualmente sus actividades normales. Su médico recomendará ejercicios para doblar y estirar el cuello; practique éstos con su hijo 4 veces al día. En la mayoría de los casos, los niños mayores pueden regresar a la escuela o al trabajo en 3-5 días.

  • Pregunte a su médico cuándo podrá regresar a trabajar.
  • No maneje, a menos que su médico le haya dado permiso de hacerlo.

Medicamentos

Su médico podría prescribir un antibiótico para prevenir la infección, y también medicamentos analgésicos. Con frecuencia, se usa acetaminofeno (Tylenol®) para el dolor, pero su médico también puede prescribir medicamentos más fuertes. En algunos casos, podrían prescribirse medicamentos como acetazolamida (Diamox®) y furosemida (Lasix®) para reducir la producción de CSF.

  • Administre los medicamentos como se lo indiquen; ni más, ni menos, ni a una hora diferente.
  • No detenga los medicamentos de su hijo sin consultarlo con su médico.
  • No los comparta con alguien más.
  • Conozca cuáles efectos y efectos secundarios puede esperar, y repórtelos con el médico de su hijo.
  • Si su hijo va a tomar más de un medicamento, incluso si es un fármaco de venta libre, hierba, o suplemento dietético, asegúrese de revisar con un médico o farmaceuta acerca de las interacciones entre medicamentos.
  • Planee con anticipación sus reabastecimientos para que no se quede sin existencias.

Prevención

No hay maneras para prevenir todos los casos de hidrocéfalo. En general:

  • Reciba cuidado prenatal regular
  • Protéjase usted mismo o a su hijo de lesiones en la cabeza
  • Mantenga actualizadas las vacunas de su hijo

Investigación preliminar sugiere que algunos casos debidos a sangrado cerebral en el periodo de recién nacido podrían prevenirse. Citomegalovirus o toxoplasmosis adquiridos por una madre durante el embarazo podrían ser una causa de hidrocéfalo en un bebé recién nacido. Las madres podrían reducir su riesgo de ser infectadas con toxoplasmosis con estos pasos:

  • Cocine cuidadosamente la carne y verduras
  • Limpie adecuadamente cuchillos y superficies para cortar que estén contaminados
  • Evite manipular arena para gatos, o use guantes cuando limpie la caja de arena.

Los roedores como mascotas (ratones, ratas, hámsters) con frecuencia transportan un virus llamado virus linfocítico de coriomengitis (LCV). La infección con LCV adquirida por parte de las mascotas durante el embarazo puede conllevar a hidrocéfalo. Esto se puede prevenir al evitar el contacto con roedores.

La infección con varicela o paperas durante o inmediatamente después del embarazo también podría conducir a hidrocéfalo en el bebé. Estas dos infecciones pueden prevenirse con vacunación. Otras infecciones que se pueden prevenir también podrían causar hidrocéfalo. Las personas que tienen factores de riesgo para hidrocéfalo deberían ser monitoreadas cuidadosamente. El tratamiento inmediato podría prevenir complicaciones a largo plazo.

Seguimiento

Debido a que el hidrocéfalo necesita ser monitoreado, asegúrese de mantener todas las citas y someter a su hijo a escáneres de CT/MRI regularmente como se lo indique su médico.

  • Programe una cita de seguimiento como se lo indique el médico de su hijo.

Llame a Su Médico Si Ocurre Cualquiera de lo Siguiente

Es esencial que usted monitoree su recuperación una vez que salga del hospital. De esa manera, usted puede alertar a su médico sobre cualquier problema inmediatamente. Si ocurre cualquiera de lo siguiente, llame a su médico:

  • Dolor de cabeza
  • Vómito
  • Problemas con el equilibrio
  • Ataques
  • Somnolencia
  • Dificultad para caminar
  • Mala coordinación
  • Incontinencia
  • Cambios en la personalidad
  • Confusión
  • Problemas de la memoria
  • Rigidez, dolor, sensibilidad en el cuello
  • Secreción del lugar de la derivación
  • Demencia en las personas de la tercera edad
  • En bebés:
    • Desarrollo lento
    • Pérdida de hitos en el desarrollo
  • Señales de infección, incluyendo fiebre y escalofríos
  • Náusea
  • Mareos o aturdimiento
  • Latidos cardiacos rápidos e irregulares; dolor en el pecho
  • Sarpullido o urticaria

En caso de emergencia, llame al 911 inmediatamente.

RESOURCES:

American Neurological Association
http://www.aneuroa.org

Hydrocephalus Association
hthttp://www.hydroassoc.org

CANADIAN RESOURCES:

Health Canada
http://www.hc-sc.gc.ca

Spina Bifida and Hydrocephalus Association of Canada
http://www.sbhac.ca

REFERENCES:

Hydrocephalus. Cincinnati Children’s Hospital Medical Center website. Available at: http://www.cincinnatichildrens.org/health/h/hydrocephalus. Updated September 2012. Accessed June 28, 2013.

Hydrocephalus in children. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated February 11, 2013. Accessed June 28, 2013.

Hydrocephalus fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke website. Available at: http://www.ninds.nih.gov/disorders/hydrocephalus/detail_hydrocephalus.htm. Updated June 13, 2013. Accessed June 28, 2013.

Normal-pressure hydrocephalus (NPH). EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated June 13, 2013. Accessed June 28, 2013.

Verrees M, Selman WR. Normal pressure hydrocephalus: What it is and how it is treated. Am Fam Physician. 2004;70(6):1071-1078.

Ultima revisión December 2020 por EBSCO Medical Review Board Rimas Lukas, MD Last Updated: 01/25/2021