Síntomas de Cirrosis

Las primeras etapas de cirrosis a menudo no producen síntomas. A medida que el tejido cicatrizante reemplaza las células sanas, el hígado comienza a fallar, y los síntomas se podrían volver evidentes. La severidad de los síntomas depende de la extensión del daño hepático.

Debido a que el hígado es crucial para tantas actividades metabólicas, la cirrosis impacta un amplio rango de las funciones corporales, incluyendo el metabolismo de nutrientes y hormonas, coagulación sanguínea, y proceso de amoniaco y otros desechos tóxicos. Muchos de los síntomas de cirrosis están directamente relacionados con la alteración de estas funciones. Sin embargo, la mayoría de estos síntomas también pueden ser causados por otras condiciones, por lo que es importante que consulte con el médico si experimenta alguno de ellos, en especial si tiene factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer cirrosis.

Los primeros síntomas de cirrosis incluyen:

  • Fatiga y debilidad
  • Falta de apetito
  • Náusea
  • Pérdida de peso
  • Pequeños vasos sanguíneos rojos similares a arañas debajo de la piel, causados por el aumento de presión en los diminutos vasos sanguíneos debido a congestión hepática
  • Aumento de sensibilidad a los medicamentos

Los primeros síntomas en los hombres pueden incluir lo siguiente:

  • Impotencia
  • Tamaño testicular reducido
  • Senos agrandados y sensibles
  • Falta de interés en el sexo

Los síntomas se vuelven más pronunciados a medida que avanza la cirrosis. Además, las complicaciones podrían producir otros síntomas de la enfermedad posiblemente de amenaza para la vida. Síntomas posteriores, algunos de los cuales se deben a complicaciones, incluyen:

  • Palmas de las manos enrojecidas o con manchas
  • Pérdida del vello corporal
  • Alteraciones del sueño
  • Úlceras
  • Fiebre y otros signos de infección: debido a una función inmunitaria alterada
  • Heces pálidas o del color de la arcilla: causadas por una reducción en los pigmentos biliares excretados
  • Hemorragias nasales frecuentes, moretones en la piel o encías sangrantes: debido a la disminución de la síntesis hepática de factores de coagulación
  • Ascitis: retención de agua e hinchazón del abdomen debido a la obstrucción del flujo sanguíneo a través del hígado y a la disminución de la síntesis de la proteína albúmina
  • Peritonitis bacteriana: infección de ascitis que causa dolor abdominal y fiebre
  • Comezón: causada por el depósito de productos biliares en la piel
  • Ictericia: coloración amarillenta de la piel o los ojos causada por la acumulación de bilirrubina
  • Vómitos con sangre: debido a las venas inflamadas en el esófago que se revientan
  • Encefalopatía y coma: cambios mentales (p. ej., olvido, dificultad para concentrarse, confusión, y agitación) causados por la acumulación de amoniaco en la sangre
  • Disminución de la diuresis y orina oscura: causadas por disfunción o insuficiencia renal

Ascitis

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

PreviousNext

References:

Cirrhosis. American Liver Foundation website. Available at:
...(Click grey area to select URL)
Updated December 3, 2012. Accessed April 24, 2013.
Cirrhosis. EBSCO DynaMed website. Available at:
...(Click grey area to select URL)
Updated December 27, 2012. Accessed April 24, 2013.
Cirrhosis. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases website. Available at:
...(Click grey area to select URL)
Updated February 21, 2012. Accessed April 24, 2013.
Heidelbaugh JJ, Bruderly M. Cirrhosis and Chronic Liver Failure: Part I. Diagnosis and Evaluation. Am Fam Physician. 2006;74:756-762.
Ultima revisión March 2015 por Daus Mahnke, MD
Last Updated: 3/15/2015

EBSCO Information Services está acreditada por la URAC. URAC es una organización sin fines de lucro independiente de asistencia médica y acreditación dedicada a la promoción de asistencia médica de alta calidad a través de la acreditación, certificación y reconocimiento.

El contenido en este sitio es revisado periódicamente y es actualizado cuando nuevas evidencia son publicadas y resultan relevantes. Esta información no pretende ni será nunca el sustituto del consejo emitido por un profesional de la salud. Siempre busque el consejo de un doctor u otra persona calificada antes de iniciar cualquier nuevo tratamiento, o si tiene dudas respecto a una condición médica.

Para enviar comentarios o sugerencias a nuestro equipo editorial respecto al contenido, por favor envía un correo electrónico a healthlibrarysupport@ebsco.com. Nuestro equipo de soporte de Health Library responderá a su solicitud dentro de 2 días hábiles.

advertisement