Información detallada sobre condiciones: Hiperplasia prostática benigna (HPB)

La glándula prostática normalmente es un órgano del tamaño de una nuez, localizada en la base de la vejiga, justo enfrente de la parte inferior del recto. Rodea a la uretra, o conducto urinario, y está justo debajo de la piel enfrente del ano. La próstata es parte del aparato reproductor masculino. Las mujeres no tienen glándula prostática.

La próstata

Autoexamen de mamas, paso 4
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La próstata es uno de los pocos órganos que siguen creciendo durante toda la vida. A veces, la próstata crece demasiado y provoca malestar. Si es muy grande, impide el flujo de la orina. El prostatismo y la hiperplasia prostática benigna (HPB) son los términos aceptados hoy para designar este agrandamiento benigno, pero se los está reemplazando por términos como "síntomas de las vías urinarias bajas" y "obstrucción prostática benigna".

La hiperplasia prostática benigna es uno de los problemas médicos más frecuentes en los hombres de edad avanzada. En los Estados Unidos, afecta a 6 millones de hombres mayores de 50 años y en el resto del mundo, afecta a otros 17 millones. A la edad de 85 años, el 90 por ciento de los hombres tienen la próstata agrandada, según los criterios de evaluación mediante autopsia.

El crecimiento del tejido prostático es estimulado por la dihidrotestosterona, una hormona masculina. Si el tejido prostático se sigue agrandando, puede comenzar a hacer presión sobre la uretra e impedir el paso de la orina. Para compensarlo, el músculo de la vejiga se hace más grande y más fuerte, pero la próstata, con el tiempo, se sigue agrandando.

Cuando se obstruye el paso de la orina, parte de la orina queda en la vejiga. Esta orina residual puede traer complicaciones. La orina se puede infectar, y la curación de la infección puede resultar difícil en tanto no se vacíe la vejiga por completo. Esto no es frecuente y por lo general, se produce en hombres mayores. En algunos casos, aparecen infecciones bacterianas resistentes que pueden propagarse y causar enfermedades graves. La orina retenida también puede retornar a los riñones y provocar nefropatía crónica e incluso insuficiencia renal, lo que puede ser mortal.

Next

References:

American Urological Association (AUA) Practice Guidelines Committee. AUA guideline on management of benign prostatic hyperplasia. J Urol. 2003;170:530-547.
Burnett AL, Wein AJ. Benign prostatic hyperplasia in primary care: what you need to know. J Urol. 2006;175:S19-24.
Dull P, Reagan RW Jr., et al. Managing benign prostatic hyperplasia. Am Fam Physician. 2002;66:87-88.
Benign prostatic hyperplasia (BPH). EBSCO DynaMed website. Available at:
...(Click grey area to select URL)
Updated August 28, 2015. Accessed September 1, 2015.
Ultima revisión September 2015 por Adrienne Carmack, MD
Last Updated: 9/17/2014

EBSCO Information Services está acreditada por la URAC. URAC es una organización sin fines de lucro independiente de asistencia médica y acreditación dedicada a la promoción de asistencia médica de alta calidad a través de la acreditación, certificación y reconocimiento.

El contenido en este sitio es revisado periódicamente y es actualizado cuando nuevas evidencia son publicadas y resultan relevantes. Esta información no pretende ni será nunca el sustituto del consejo emitido por un profesional de la salud. Siempre busque el consejo de un doctor u otra persona calificada antes de iniciar cualquier nuevo tratamiento, o si tiene dudas respecto a una condición médica.

Para enviar comentarios o sugerencias a nuestro equipo editorial respecto al contenido, por favor envía un correo electrónico a healthlibrarysupport@ebsco.com. Nuestro equipo de soporte de Health Library responderá a su solicitud dentro de 2 días hábiles.

advertisement