Autoexpresión: Una solución para los tiempos traumáticos

¿Hablar acerca de su trauma y dolor, o fingir que todo está bien? Las investigaciones sugieren que expresar pensamientos y sentimientos dolorosos puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad.

Charles es un ingeniero de 37 años que perdió a su esposa en un accidente automovilístico mortal hace seis meses. Cuando se le preguntó cómo estaba lidiando con la muerte, respondió: “me mantengo ocupado con mis proyectos. Tengo una vida social activa y he desarrollado nuevos intereses. Para ser sincero con usted, he estado muy ocupado como para lamentarme... y no quiero deprimir a otras personas. He aceptado que mi vida ya no será la misma”.

Meg tiene 50 años, es madre de tres hijos y su esposo murió en un accidente automovilístico hace dos años. Ella tiene un estilo de afrontamiento diferente al de Charles. “He asistido a terapia desde la muerte de John y me uní a un grupo de apoyo. También encontré apoyo en familiares, amigos y en la oración”.

Por las apariencias externas, Charles parece ser resiliente frente a la muerte de su esposa, mientras que Meg pasa muchos días y noches emotivas hablando sobre su trágica pérdida y sufriendo abiertamente por esta. ¿Cuál es el estilo de afrontamiento más saludable?

Los peligros de la inhibición

Las investigaciones sugieren que las viudas y los viudos que hablaron y expresaron sus sentimientos sobre la muerte de su cónyuge tuvieron muchos menos problemas de salud mental y física después de la muerte que aquellos que no lo hicieron. Esto también parece ser válido cuando se trata de otros factores de estrés importantes de la vida, como los siguientes:

  • Muerte
  • Pérdida de empleo
  • Un accidente
  • Violación
  • Abuso
  • Suicidio
  • Divorcio
  • Infidelidad conyugal
  • Otras experiencias dolorosas o traumáticas

Las personas que evitaban hablar sobre factores estresantes tenían más probabilidades de padecer lo siguiente:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Insomnio
  • Pensamientos y sueños recurrentes indeseados
  • Una variedad de problemas de salud física, como resfriados frecuentes y gripe

La gente que tiene una personalidad inhibida o con un estilo de afrontamiento represivo corre mayor riesgo de padecer problemas. Por lo general, es cautelosa, restringida y rara vez comparte sus pensamientos y sentimientos más profundos. Estas personas tienden a desear el orden y la previsibilidad. Esto dificulta la flexibilidad, el reconocimiento de las emociones y el diálogo con otras personas cuando se enfrenta un trauma. A pesar de que parece estar manejando mejor el trauma, puede, de hecho, estar aumentando su sufrimiento.

El valor de hablar

Hablar no significa que otra persona pueda “arreglar” el problema. Es solo una manera de trabajar sobre los pensamientos y las emociones que giran en torno a los eventos. A veces, esto puede significar que usted hable de las mismas cosas repetidamente. Este proceso puede lograr lo siguiente:

  • Aumentar el conocimiento o la perspectiva del suceso.
  • Conducir hacia una mayor autocomprensión.
  • Ayudar en el proceso de duelo o aceptación.
  • Mejorar el estado de ánimo.
  • Crear una perspectiva más positiva.

Sorprendentemente, incluso los eventos positivos, como un ascenso, una boda o el dinero inesperado, pueden provocar problemas de salud si no habla sobre estos. Es saludable expresar abiertamente las emociones positivas y negativas.

Antes de confiar tenga en cuenta lo siguiente:

Elegir a la persona equivocada como confidente podría dañarlo más. Es muy importante que encuentre a una persona de confianza que no lo critique y que no comparta lo que le contó. Es posible que también quiera tener en cuenta el papel que esta persona tiene en su vida. Si usted puede compartir diferentes cosas con sus amigos y familiares, entonces podrá hacerlo también con un mentor o jefe. Recuerde que no se trata de que estas personas “solucionen” algo, solo lo escucharán.

Es posible que también desee buscar un terapeuta. Como terceros, estas personas pueden ofrecer observaciones objetivas. Estas sesiones también están protegidas por las leyes de privacidad médica. También los grupos de apoyo pueden ser de ayuda. Muchos apuntan a un grupo específico para que usted pueda hablar con personas que viven situaciones similares. Solo escuchar a otras personas que sienten las mismas emociones puede ser de ayuda.

La terapia conversacional puede no ser adecuada para todas las personas. Otros modos efectivos de expresión emocional incluyen grabarse con un grabador, escribir un diario, escribir cartas, orar o participar en bailes, arte o música.

El medicamento preventivo de la escritura

Se ha demostrado que escribir acerca de la agitación emocional mejora la salud física y emocional. Algunos estudios han demostrado que escribir después de un trauma, ayudó a reducir la ansiedad y la depresión. Las personas que probaron esta terapia también son más propensas a encontrar nuevos empleos y obtienen mejores calificaciones en la universidad.

Este método no solo es eficaz, sino que es muy accesible, y su costo es solo el del papel y la pluma. A continuación, se presentan algunos puntos que debe tener en cuenta antes de usar este método de autoexpresión:

  • Experimento: la escritura puede ayudarlo o no. Si usted descubre que no lo ayuda, pruebe con otros métodos. No use escritura para evitar solucionar directamente un problema.
  • Elección de un tema: el tema debería ser un problema en el que esté pensando o sobre el que esté soñando. Puede ser algo que teme expresar abiertamente o que le avergüenza.
  • Aceptación: no censure su escritura. Por esta razón, debe guardar lo que escriba estrictamente para usted mismo. No se preocupe por la gramática o la ortografía. Escriba acerca de la experiencia en sí misma, así como sus sentimientos más profundos que tiene sobre la experiencia. Piense en lo que siente y por qué se siente de esa manera.
  • No espere sentirse mejor de inmediato. Muchas personas descubren que se sienten tristes y deprimidas durante una hora después de escribir. Esto es especialmente cierto para aquellos que escriben sobre un trauma presente, como la muerte o el divorcio. Sin embargo, para la mayoría de los casos, la escritura traerá alivio y estados de ánimo más positivos con el tiempo.

Cómo ser un buen oyente

A veces, usted no sabe qué hacer cuando un amigo ha perdido a un ser querido o tiene algún otro trauma. Es posible que evite hablar del tema por temor a que la persona se altere. Por lo general, este enfoque no es útil. Lo más probable es que su amigo piense mucho en el trauma y que necesite hablar de ello. Una de las cosas más comprensivas que le puede decir a un amigo en crisis es: “Siéntete libre de hablar de ello” y prepararse simplemente para escuchar.

Tendemos a hablar, en lugar de oír. Algunos consejos:

  • Comience con una invitación, como “quería saber cómo te sientes hoy”.
  • Concéntrese en escuchar, en lugar de hablar. Fomente la conversación asintiendo con la cabeza o haciendo comentarios ocasionales, como “eso debe ser difícil”. Escuche atentamente, no se distraiga con otras tareas.
  • Finalice la conversación con “Hablemos de nuevo pronto”.
RESOURCES:

The American Institute of Stress
http://www.stress.org/

American Psychological Association
http://www.apa.org/

CANADIAN RESOURCES:

Canadian Mental Health Association
http://www.ontario.cmha.ca/

Canadian Psychiatric Association
http://www.cpa-apc.org/

REFERENCES:

Baikie K, Wilhelm K. Emotional and physical health benefits of expressive writing.Advances in Psychiatric Treatment,Volume 11, Issue 5 January 2018. 338.

Comforting the Bereaved Through Supportive Listening. Legacy website. Available at: https://www.legacy.com/advice/comforting-the-bereaved-through-supportive-listening/. Accessed May 22, 2020.

Does Talk Therapy Really Work? Pscyhology Today website. Available at: https://www.psychologytoday.com/us/blog/the-couch/201011/does-talk-therapy-really-work. Created November 6, 2020. Accessed May 22, 2020.