Respondiendo las Preguntas Difíciles de Su Hijo

Cada padre lidia con la "mejor" manera de responder a esas preguntas difíciles que inevitablemente surgen a medida que los niños crecen. Con frecuencia es difícil desarrollar una pregunta que brinde información adecuada, y que aún sea adecuada para la edad y nivel de madurez de su hijo. Y enfrentémoslo; algunas veces ciertas preguntas son sólo completamente incómodas.

Todavía los padres son el mejor recurso que tiene un niño; y expertos están de acuerdo en que desarrollar un patrón establecido de comunicación abierta justo desde el inicio puede darle a su hijo o hija una base saludable de seguridad, y la capacidad de tomar decisiones sanas en años futuros. Pero si los padres comunican el mensaje de que "no puedes hablarme acerca de eso," los niños buscarán su respuesta en otra parte.

No hay respuesta mágica para cada pregunta que haga su hijo o hija, pero hay algunas indicaciones que le pueden ayudar a responder esas preguntas con confianza y éxito.

Comience Temprano

Establezca un hábito de comunicación abierta al inicio de la vida de su hijo. Incluso antes de que pueda armar una pregunta, explíquele cosas constantemente. Simplemente oír el lenguaje fomenta vocabulario y comunicación. Las primeras preguntas de los niños con frecuencia consisten de dos palabras como "¿adiós, adiós?" o ¿más galleta? En lugar de responder con un simple "sí" o "no," responda con una explicación usando oraciones completas.

Por ejemplo, para responder a la pregunta ¿adiós, adiós? usted podría decir, "Sí es hora de ir a la tienda. Necesitamos comprar comida para la cena. ¿Quieres ayudar a mamá?" El diálogo frecuente a lo largo de estos años de formación fomentará patrones sanos de comunicación. Además, los niños aprenden que los padres son un recurso para responder sus preguntas.

La crianza de los hijos es un trabajo de tiempo completo. Entre viajes en auto compartido, lavar la ropa, ayudar con la tarea, y las muchas otras actividades agotadoras de ser padre, tener tiempo para responder las preguntas de su hijo cuidadosa y consideradamente algunas veces es lo último para lo que tiene energía. Cuando se encuentra a usted mismo frustrado porque no tiene tiempo de responder sus preguntas, tome eso como un indicio de que necesita reservar tiempo para este propósito.

Sin embargo, también puede tomar la mayor cantidad de tiempo que tengan juntos para fomentar la comunicación. La hora de la comida, la hora de acostarse, y los viajes en auto pueden ser excelentes oportunidades para responder las preguntas de su hijo. Tamara, una madre de dos hijos adolescentes, dice, "Nosotros tenemos nuestras mejores conversaciones en el auto. Algunas veces me canso de llevarlos a la escuela, práctica de pelota, la casa de sus amigos, y a cualquier otra parte; pero es el momento en el que realmente se abre. Él me dice más cuando estamos en el auto, que en cualquier otro momento. No tenemos la distracción del teléfono y la televisión. Cuando él tenga su licencia, realmente voy a extrañar estas conversaciones."

Cree Tiempo    TOP

Detenga lo que esté haciendo, mírelo a los ojos, y enfóquese en lo que su hijo esté diciendo y preguntando. Los niños se dirigirán con quien sea que perciban que les esté prestando interés. Si ellos sienten que sus padres no tienen tiempo, no están interesados, o se sienten incómodos para responder sus preguntas, encontrarán sus respuestas en otra parte.

Amanda, de 16 años de edad, afirma, "Odio cuando le hago una pregunta a mi mamá y ella sólo sigue trabajando en la computadora. Me enojo con ella y me dice que todavía está pensando, y que volverá conmigo. Pero nunca lo hace." Además de enfocarse cuidadosamente en la pregunta, también tome nota de lo que no están preguntando. Esto puede ser útil para entenderlos mejor.

Escuche Cuidadosa y Atentamente    TOP

La inocencia de un niño con frecuencia se refleja mediante sus preguntas. Preguntas tales como ¿"De dónde vienen los bebés"? y ¿"El abuelo se va a morir"? son preguntas que merecen una respuesta sincera, sin embargo, muchos adultos se ven tentados a dar respuestas falsas o vagas en un esfuerzo por proteger al niño de la verdad.

Los niños están tratando de encontrarle sentido a su mundo. Aunque la realidad de la vida algunas veces sea difícil de enfrentar para cualquier persona, dar información falsa a los niños sólo confunde su sentido de la realidad y crea desconfianza. Eventualmente, ellos se enfrentarán con la verdad. Considere su edad, experiencia, y madurez y después presénteles una respuesta honesta y adecuada para su desarrollo. No tenga miedo de decir, "No sé la respuesta de esa pregunta" cuando esa sea la respuesta más honesta. Entonces, discuta cómo pueden explorar la respuesta juntos.

Sea Honesto    TOP

Equilibrar la verdad y la etapa de desarrollo de su hijo puede ser un desafío. Los niños aprenden mejor cuando pueden basar nueva información en el conocimiento existente. Por lo tanto, cuando esté respondiendo la pregunta de su hijo, considere lo que ya es familiar para él. Ésta puede ser una guía mientras usted explica su respuesta.

Sea una Fuente Creíble    TOP

Para ser efectivo, usted necesita ser una fuente creíble. Si su hijo está haciendo preguntas sobre temas como drogas, sexo, aborto, asegúrese de estar bien informado. Su consejo será lo más creíble para su hijo cuando le dé información precisa y actual. No sólo confíe en sus propias experiencias y/o en suposiciones personales. Investigue los hechos. Si usted necesita tiempo para hacer esto, sea honesto con su hijo y dígale que usted necesita obtener más información. Los niños respetarán más su perspectiva cuando sepa que está basada en hechos, y que usted se preocupó lo suficiente para invertir tiempo en ellos así como en sus preguntas.

Comuníquese Claramente    TOP

Janelle, una madre de dos niñas, Morgan, de 6 años de edad, y Elli, de 8 años de edad, aprendió esta lección por experiencia propia. A los 6 años de edad, Morgan se acercó a su madre con la pregunta ¿Qué es un violador? Ella lo pensó cuidadosamente, después respondió diciéndole a su hija que un violador es alguien que te toca donde no quieres ser tocada. Morgan pareció satisfecha con esta explicación. La siguiente mañana mientras Morgan se despedía de su madre, dijo "Adiós mami, espero que nadie viole tus ojos hoy."

En ese momento su madre se dio cuenta que su explicación no fue clara y que había sido mal entendida. En los meses siguientes, Janelle comenzó a explicar la diferencia entre experiencias sexuales sanas y no sanas. Con esto como antecedente, Janelle pudo dar una explicación más clara de un violador. Es tentador dar explicaciones vagas cuando no estamos seguros de lo que saben y entienden los niños. Comience por preguntar al niño cuál cree que sea la respuesta. Esto puede ayudar a guiar a los padres para dar una explicación más clara.

Dé Explicaciones Razonables    TOP

Los niños necesitan tiempo para procesar la información. Algunas veces, las preguntas que hacen desencadenan una gran cantidad de emoción y los padres se vuelven ansiosos para que el niño responda de cierta manera a los consejos que le han dado. Cuando el niño siente presión por cumplir, con frecuencia responderá con resistencia. Es mejor ofrecer sugerencias y preguntas adicionales en lugar de dar órdenes.

Identifíquese Con Su Hijo    TOP

Crecer es difícil. La perspectiva de un niño con frecuencia es muy diferente a la perspectiva de un padre. Tome tiempo para considerar el punto de vista del niño. Piense en su temperamento individual, circunstancias, relaciones, etc. Todos estos aspectos afectarán el desarrollo del niño. Los niños necesitan sentir que son entendidos, incluso cuando no se puedan entender a sí mismos.

Fuentes Adicionales:

Body and Mind
Centers for Disease Control and Prevention
http://www.bam.gov/

FUENTES ADICIONALES CANADIENSES:

Canadian Psychological Association
http://www.cpa.ca/cpasite/home.asp
Ultima revisión noviembre 2009 por Brian Randall, MD
Last Updated: 11/18/2009