Manejo del Asma: Desencadenantes Emocionales y de Estrés

Transcripción

"Cuando me estreso mucho por alguna razón u otra, tiendo a desencadenar el Asma y tengo un Ataque de Asma."

Cualquier respuesta emocional que interrumpa la respiración normal, como la ira, el llanto, la ansiedad, la depresión o incluso la risa, pueden provocar síntomas de Asma. Pero para la mayoría de las personas, el estrés emocional es el desencadenante más común.

"Lo necesitamos al final del día. Venga conmigo; dígame que va a hacer. Llámame tan pronto pueda. Gracias."

"Acudi a mi Proventil unas cuantas veces debido al estrés en el trabajo, el estrés en el hogar o el estrés de conducir. Usted sabe, hay una gran cantidad de situaciones que lo ponen a usted en esa situación, solo se necesita un poco a de fresco.”

Su proveedor del cuidado de la salud le puede aconsejar que utilice su medicamento de alivio rápido en estas situaciones. O ellos podrían prescribirle otros medicamentos para ayudarle con sus emociones.

Algunas personas encuentran útil practicar la respiración profunda después de tomar su medicamento para conseguir normalizar su respiración de nuevo.

"Trato de tomar respiraciones lentas y profundas inicialmente. Y si eso no funciona y no se normaliza mi respiración, tengo que ir a usar mi inhalador de acción rápida."

Pero a largo plazo, lo más eficaz que usted puede hacer es aprender a manejar el estrés en su vida.

Una manera es evitar situaciones de estrés siempre que sea posible. Por ejemplo, si usted tiene tendencia a asumir demasiados compromisos, puede aprender a decir que no.

Otro enfoque es cambiar la manera de pensar acerca de una situación, de modo que ya no sea estresante. Por ejemplo, en lugar de sentirse molesto por el tráfico, usted podría tratar de verlo como una oportunidad para escuchar música relajante o escuchar un audio libro.

El uso de técnicas de relajación para reducir su nivel de estrés es otro gran acercamiento. Los ejercicios de respiración profunda, el yoga, la meditación, la retro alimentación o cualquier actividad que relaje su cuerpo y su mente es beneficiosa.

También es importante contar con apoyo. Si usted tiene un problema, hable de ello con un amigo o miembro de la familia. A veces podría ser útil obtener el apoyo de un profesional. Usted puede encontrar ayuda uno-a-uno o con un grupo. Algunas personas encuentran que la oración también ayuda.

Y finalmente, cuídese usted mismo. Comer bien, hacer ejercicio y descansar mucho.

Al tomar medidas para manejar el estrés, será menos probable que usted experimente síntomas de Asma en situaciones difíciles. Y usted será más saludable en general.

"Usted me hace, me hace sonreir.”

Animation Copyright © Milner-Fenwick