Opciones Saludables para Aliviar el Estrés

Transcripción

Las elecciones saludables para aliviar el estrés, influyen positivamente en su salud y relajación. El estrés puede llevar a hábitos nocivos. Estas elecciones pueden convertirse, a su vez, en fuentes de estrés.

Limite sus hábitos nocivos, como el consumo de refrigerios con azúcar, cafeína y nicotina, cuando está estresado. Aunque pueden darle un impulso temporal de energía, no alivian el estrés.

Los productos con azúcar pueden, además, hacerle subir de peso. Y eso puede aumentar su estrés todavía más. Si siente deseos de un refrigerio, ensaya algo saludable, como frutas, nueces sin sal o verduras.

Si usted tiende a ingerir una gran cantidad de bebidas con cafeína, como el café o los refrescos, puede ayudar disminuirlas. Una manera de hacerlo es decidir no tomar nada de cafeína después del almuerzo. De esta manera, no está en su sistema al momento que usted desee quedarse dormido.

Si fuma, deje el cigarrillo. Aunque éste puede ser un cambio de estilo de vida importante, es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud. Hay varias formas para ayudarle a dejar de fumar. Consulte con su médico respecto a los productos que pueden ayudarle a dejar el cigarrillo y a los cursos para dejar de fumar.

El consumo excesivo de alcohol puede conducir al estrés y el estrés puede llevar a algunos a beber. Esto puede convertirse en un círculo vicioso. Si bebe, beba con moderación. Si siente que el alcohol puede ser un tensionante importante en su vida, busque ayuda. Consulte con su médico en dónde puede conseguir apoyo.

Reemplazar los hábitos nocivos con hábitos saludables, como el ejercicio, es una buena manera de aliviar el estrés. El ejercicio puede mejorar su estado de ánimo y su seguridad y ayudar a contrarrestar algunos de los efectos físicos del estrés.

No olvide consultar con su médico antes de iniciar un programa de ejercicios. Planéelo y desarróllelo por etapas. Tratar de hacer demasiado, puede llevar a sensaciones de fracaso o lesión, cualquiera de las cuales puede llevar a un mayor estrés.

En el proceso de afrontar el estrés, es muy importante dormir suficiente. El estrés puede causar cambios en sus patrones de sueño. Si tiene problemas para dormir, consulte con su médico. Puede enseñarle estrategias para que duerma bien o recomendar medicación.

Las aficiones pueden alejar su mente de los tensionantes, relajarle y recargarle. Si disfruta una actividad y le divierte haciéndola, hágala. ¡La felicidad es un buen medicamento!

Si los tensionantes en su vida le presionan, coméntelos con sus amigos, familia y médico. Tal vez puedan aliviar parte de su tensión, ayudando con algunas tareas o, sencillamente, escuchándolo.

Una asesoría personal con un profesional de la salud, podría ayudarle. O tal vez un grupo de apoyo sea más de su estilo. Existe una gran variedad de grupos de apoyo que podrían ayudarle. Estos grupos le dan la oportunidad de hablar con otras personas que quizá compartan situaciones y experiencias similares.

Hable con su proveedor del cuidado de la salud si considera que una de estas opciones podría ser adecuada para usted. Haciendo decisiones saludables para aliviar el estrés y limitando los hábitos no saludables, le ayudará a mejorar su salud, mental y físicamente.

Animation Copyright © Milner-Fenwick