Nombre(s) comercial(es):

  • Latuda®

ADVERTENCIA:

Advertencia importante para adultos mayores con demencia:

Estudios han demostrado que los adultos mayores que tienen demencia (un trastorno cerebral que afecta la capacidad de recordar, pensar claramente, comunicarse y llevar a cabo actividades diarias, y que puede ocasionar cambios en el estado de ánimo y en la personalidad) que toman antipsicóticos (medicamentos para enfermedad mental) como la lurasidona tienen una mayor posibilidad de muerte durante el tratamiento. Los adultos mayores con demencia también tienen una mayor posibilidad de sufrir un accidente cerebrovascular o un mini accidente cerebrovascular durante el tratamiento con antipsicóticos.

La lurasidona no está aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) para el tratamiento de trastornos conductuales en adultos mayores que padecen de demencia. Hable con el médico que le recetó este medicamento si usted, un miembro de la familia o alguien que usted cuida tiene demencia y está tomando lurasidona. Para obtener más información visite el sitio web de la FDA: Web Site

Advertencia importante para personas que tienen depresión:

Una pequeña cantidad de niños, adolescentes y adultos jóvenes (hasta 24 años de edad) que tomaron medicamentos para la depresión durante los estudios clínicos tuvieron tendencias suicidas (pensaban en lastimarse o suicidarse o planeaban hacerlo o intentaban hacerlo). Los niños, adolescentes y adultos jóvenes que toman antidepresivos para tratar la depresión u otras enfermedades mentales tienen más probabilidades de tener pensamientos suicidas que los niños, adolescentes y adultos jóvenes que no toman antidepresivos para tratar esas condiciones. Sin embargo, los expertos no están seguros sobre qué tan alto es este riesgo y hasta qué punto debe considerarse al decidir si un niño pequeño o adolescente debe tomar un antidepresivo. Los niños menores de 10 años de edad no deben tomar regularmente la lurasidona para tratar la depresión, pero, en algunos casos, un médico puede decidir que la lurasidona es el mejor medicamento para tratar la condición de un niño.

Debe saber que su salud mental puede cambiar de maneras inesperadas al tomar lurasidona para tratar la depresión u otras enfermedades mentales incluso si es un adulto mayor de 24 años de edad. Usted puede tener pensamientos suicidas, especialmente al inicio del tratamiento y en cualquier momento que se aumente o disminuya la dosis. Usted, su familia o su encargado del cuidado deben llamar a su médico inmediatamente si presenta alguno de los síntomas siguientes: depresión nueva o que empeora; pensar en lastimarse o suicidarse o planificar o intentar hacerlo; preocupación extrema; agitación; ataques de pánico; dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido; comportamiento agresivo; irritabilidad; actuar sin pensar; inquietud grave y excitación anormal frenética. Asegúrese de que su familia o encargado del cuidado conozca los síntomas que pueden ser graves para que puedan llamar al médico si usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.

Su proveedor de cuidado de salud deseará verle con más frecuencia mientras toma lurasidona, especialmente al inicio de su tratamiento. Asegúrese de cumplir con todas las citas en el consultorio de su médico.

Independientemente de su edad, antes de tomar un antidepresivo, usted, su familia o la persona encargada de su cuidado deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de tratar su condición con un antidepresivo o con otros tratamientos. Debe hablar sobre los riesgos y beneficios de no tratar su afección. Debe saber que tener depresión u otra enfermedad mental aumenta considerablemente el riesgo de tener pensamientos suicidas. Este riesgo es mayor si usted o alguien de su familia tiene o alguna vez ha tenido trastorno bipolar (ánimo que cambia de deprimido a anormalmente emocionado) o manía, o si ha pensado o ha intentado suicidarse. Hable con su médico acerca de su condición, los síntomas y el historial médico personal y familiar. Usted y su médico decidirán qué tipo de tratamiento es adecuado para usted.

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La lurasidona se usa para tratar los síntomas de esquizofrenia (una enfermedad mental que ocasiona pensamiento alterado o pensamiento inusual, pérdida de interés en la vida y emociones fuertes o inapropiadas) en adultos y niños mayores de 13 años de edad. También se usa para tratar la depresión en los adultos y niños mayores de 10 años que padecen de trastorno bipolar (trastorno maníaco-depresivo; una enfermedad que provoca episodios de depresión, episodios de manía y otros estados de ánimo anormales). La lurasidona también se utiliza junto con el litio (Lithobid) o valproato (Depacon) para tratar la depresión en adultos con trastorno bipolar. La lurasidona pertenece a una clase de medicamentos llamados antipsicóticos atípicos. Funciona al cambiar la actividad de ciertas sustancias naturales en el cerebro.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?

La presentación de lurasidona es en tableta para administrarse por vía oral. Usualmente se toma con una comida (al menos de 350 calorías) una vez al día. Tome la lurasidona aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome la lurasidona exactamente como se le indique. No tome una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo tome con más frecuencia de la que el médico le indique.

La lurasidona controla la esquizofrenia y la depresión en las personas con el trastorno bipolar, pero no cura estas afecciones. Puede tomar varias semanas o más antes que sienta el beneficio completo de la lurasidona. Continúe tomando lurasidona incluso si se siente bien. No deje de tomar lurasidona sin hablar antes con su médico.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; para obtener más información pregunte a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

Antes de tomar lurasidona,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la lurasidona, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes en las tabletas de lurasidona. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico si está tomando carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Tegretol), claritromicina (Biaxin, en Prevpac), ketoconazol, mibefradil; fenitoína (Dilantin, Phenytek), rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater); ritonavir (Norvir), hierba de San Juan; o voriconazol (Vfend). Probablemente su médico le indicará que no tome lurasidona si está tomando alguno de esos medicamentos.
  • Informe a su médico y farmacéutico acerca de qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas y suplementos nutricionales está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualesquiera de los siguientes: antidepresivos; antihistamínicos; atazanavir (Reyataz); bosentán (Tracleer); diltiazem (Cardizem, Cartia, Taztia, Tiazac, otros), efavirenz (Sustiva, en Atripla); eritromicina (E.E.S., E-Mycin, Ery-Tab, otros); etravirina (Intelence); fluconazol (Diflucan); indinavir (Crixivan); ipratropio (Atrovent, en Combivent, en Duoneb); itraconazol (Sporanox); medicamentos para controlar la ansiedad, sedantes, píldoras para dormir o tranquilizantes; medicamentos para controlar la tensión arterial, medicamentos para el glaucoma, enfermedad inflamatoria intestinal, mareo por el movimiento, enfermedad de Parkinson, úlceras, o problemas urinarios; modafinilo (Provigil), nafcilina, nefazodona, nelfinavir (Viracept); fenobarbital, pioglitazona (Actos, en Duetact, en Actoplus Met); rifabutina (Mycobutin), o verapamil (Calan, Verelan, otros, en Tarka). Otros medicamentos también podrían interactuar con lurasidona, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que está tomando, incluso los que no aparecen en esta lista. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o supervisarle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si usa o alguna vez ha usado drogas ilícitas o ha usado en exceso medicamentos con receta médica y si tiene o ha tenido algún derrame cerebral, algún mini accidente cerebrovascular (TIA), dolor de pecho, enfermedad del corazón o infarto, un ritmo cardíaco irregular, insuficiencia cardíaca; enfermedad de Parkinson (un trastorno del sistema nervioso que causa dificultades con la movilidad, el control muscular y el equilibrio), enfermedad de Alzheimer (una enfermedad cerebral que destruye lentamente la memoria y la capacidad de pensar, aprender, comunicarse y encargarse de las actividades diarias), convulsiones, demencia, cáncer de seno, dificultad para mantener el equilibrio, cualquier condición que le dificulte tragar, presión arterial alta o baja, niveles altos de prolactina, un alto nivel de grasas (colesterol y triglicéridos) en la sangre, un número bajo de glóbulos blancos, enfermedad renal, enfermedad del hígado, azúcar alta en la sangre, o si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido diabetes. Informe al médico si tiene vómitos intensos o diarrea o señales de deshidratación ahora, o si desarrolla estos síntomas en cualquier momento durante el tratamiento. También informe a su médico si alguna vez ha dejado de tomar un medicamento para enfermedad mental debido a efectos secundarios fuertes.
  • Informe a su médico si está embarazada, especialmente si está en los últimos meses de su embarazo o si planea quedar embarazada, o bien, si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma lurasidona, llame a su médico. La lurasidona puede ocasionar problemas en los recién nacidos después del parto si se toma durante los últimos meses del embarazo.
  • Si se someterá a una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o dentista que está tomando lurasidona.
  • Debe saber que la lurasidona le puede ocasionar somnolencia. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria peligrosa hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • Debe saber que puede presentar hiperglicemia (aumento de azúcar en la sangre) mientras esté tomando este medicamento, incluso si todavía no tiene diabetes. Si tiene esquizofrenia, es más probable que usted presente diabetes que las personas que no tienen esquizofrenia, y tomar lurasidona o medicamentos similares puede aumentar este riesgo. Informe a su médico inmediatamente si tiene alguno de los síntomas siguientes mientras toma lurasidona: sed extrema, micción frecuente, hambre extrema, visión borrosa, o debilidad. Es muy importante que llame a su médico tan pronto como tenga alguno de estos síntomas, pues el nivel alto de azúcar en la sangre puede ocasionar una afección grave conocida como cetoacidosis. La cetoacidosis puede convertirse en un peligro para la vida si no se trata en la etapa inicial. Los síntomas de la cetoacidosis incluyen boca seca, náusea y vómitos, dificultad para respirar, aliento que huele a fruta, y disminución del estado de conciencia.
  • Debe saber que la lurasidona puede ocasionarle mareo, aturdimiento y desmayo cuando se levanta muy rápido después de estar acostado. Esto es más común al empezar a tomar lurasidona por primera vez. Para ayudar a evitar este problema, levántese de la cama despacio, apoyando sus pies en el suelo por unos minutos antes de levantarse.
  • Debe saber que la lurasidona puede dificultar la capacidad de su cuerpo de enfriarse cuando hay mucho calor. Informe a su médico si piensa hacer ejercicios o estar expuesto a calor extremo.
  • Debe saber que la lurasidona puede ocasionar un aumento en el peso. Es importante que revise su peso periódicamente mientras tome este medicamento.

¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

No coma grandes cantidades de toronja ni tome jugo de toronja mientras toma este medicamento.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió con alimentos (al menos 350 calorías) tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la que olvidó y continúe con su programa normal de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

La lurasidona puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualesquiera de estos síntomas son intensos o no desaparecen:

  • mareos, sentirse inestable o tener dificultad para mantener el equilibrio,
  • ansiedad,
  • debilidad,
  • cansancio,
  • intranquilidad,
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo,
  • movimientos lentos o caminar arrastrando los pies,
  • náuseas,
  • vómitos,
  • cambios en el apetito,
  • aumento en la producción de saliva,
  • agrandamiento de los senos o secreción,
  • atraso en los períodos menstruales o períodos menstruales que no se presentan,
  • menor capacidad sexual.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta algunos de estos síntomas o los que figuran en la sección ADVERTENCIAS IMPORTANTES y PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico inmediatamente:

  • convulsiones,
  • inflamación del rostro, la garganta, la lengua, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas,
  • ronquera,
  • dificultad para tragar o respirar,
  • dificultad para respirar,
  • latidos cardíacos anormales,
  • dolor de garganta, fiebre, tos, escalofríos u otros síntomas de infección,
  • fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco irregular o rápido y rigidez muscular intensa,
  • movimientos inusuales e incontrolables de la cara o el cuerpo,
  • caídas.

La lurasidona puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet ( Web Site ) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no lo guarde en el baño).

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. Web Site

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), ( Web Site) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en Web Site. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico y en el laboratorio. Su médico podría ordenar algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta de su cuerpo a la lurasidona.

No deje que nadie más use su medicamento. Hable con su farmacéutico sobre cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Abril 2018.