Enfermedad Degenerativa de Disco

(Enfermedad Degenerativa Discal)

Definición

Los discos se encuentran entre los huesos espinales (vértebras). Sirven como amortiguadores. Protegen la columna y le brindan flexibilidad. La enfermedad degenerativa de disco se produce por el desgaste de los discos. Este desgaste produce dolor y otros síntomas. La mayoría de las personas padecen algún tipo de deterioro en los discos a medida que envejecen. No todos los tipos de deterioro tienen como consecuencia síntomas de esta enfermedad.

Disco degenerativo

si1929_97870_1_degenerativo
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Generalmente, el disco se deshidrata y no es tan resistente como debería serlo. El tejido fibroso, que sostiene el material del disco en su lugar, puede sufrir pequeños desgarres. Estos desgarres producen más daño. Existe evidencia de que la genética puede desempeñar una función importante en algunas personas.

Factores de riesgo

Los siguientes factores podrían incrementar su riesgo de enfermedad degenerativa de disco:

  • Edad: entre 30 y 50 años
  • Antecedentes familiares de enfermedad degenerativa de disco
  • Actividad atlética
  • Lesión en la espalda

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad degenerativa de disco incluyen:

  • Dolor en la parte baja de la espalda, glúteos, muslos, o cuello
  • Dolor que empeora al sentarse, inclinarse, levantarse, o torcerse
  • Dolor que mejora al caminar, cambiar de posiciones, o recostarse
  • Periodos de dolor severo que mejora después de unos cuantos días o meses
  • Adormecimiento y hormigueo dentro de las piernas
  • Debilidad en las piernas
  • Dejar caer el pie (incapacidad de elevar el pie y tobillo)

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Otras pruebas pueden incluir:

  • Exámenes de sangre y/o de orina para descartar otras causas de dolor
  • Resonancia magnética: una prueba que usa ondas magnéticas para captar imágenes de estructuras internas del cuerpo
  • Radiografía - un examen que usa radiación para tomar una imagen de estructuras internas del cuerpo, especialmente los huesos
  • Discografía - se inyecta un medio de contraste en el área espinal afectada para obtener radiografías más claras

Tratamiento

Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Fisioterapia

La terapia para esta condición se centra en enseñarle cómo controlar el dolor de espalda. Esto podría involucrar:

  • Entrenamiento de posturas
  • Hacer ejercicio
  • Compresas frías
  • Calor
  • Estimulación eléctrica
  • Relajación
  • Otras formas de terapia física

Inyecciones

Las inyecciones de esteroides pueden utilizarse para aliviar un poco el dolor. Se inyectan alrededor de los nervios que salen de la columna vertebral.

Cirugía

Puede necesitarse cirugía para algunas personas. La cirugía puede incluir la extirpación del disco degenerado y la fusión de dos vértebras.

Prevención

Tome las siguientes medidas para ayudar a proteger su columna:

RESOURCES:

North American Spine Society
http://www.spine.org
Ortho Info—American Academy of Orthopaedic Surgeons
http://www.orthoinfo.org

CANADIAN RESOURCES:

Canadian Orthopaedic Foundation
http://www.canorth.org/

References:

Bogduk N, Anat D. Degenerative joint disease of the spine. Radiol Clin North Am. 2012;15(4):613-628.
Paassilta P, Lohiniva J, et al. Identification of a novel common genetic risk factor for lumbar disk disease. JAMA. 2001;285:1843-1849.
Urban J, Roberts S. Degeneration of the intervertebral disc. Arthritis Res. Ther. 2003;5(3):120-130.
Ultima revisión December 2014 por Michael Woods, MD
Last Updated: 12/20/2014

EBSCO Information Services está acreditada por la URAC. URAC es una organización sin fines de lucro independiente de asistencia médica y acreditación dedicada a la promoción de asistencia médica de alta calidad a través de la acreditación, certificación y reconocimiento.

El contenido en este sitio es revisado periódicamente y es actualizado cuando nuevas evidencia son publicadas y resultan relevantes. Esta información no pretende ni será nunca el sustituto del consejo emitido por un profesional de la salud. Siempre busque el consejo de un doctor u otra persona calificada antes de iniciar cualquier nuevo tratamiento, o si tiene dudas respecto a una condición médica.

Para enviar comentarios o sugerencias a nuestro equipo editorial respecto al contenido, por favor envía un correo electrónico a healthlibrarysupport@ebsco.com. Nuestro equipo de soporte de Health Library responderá a su solicitud dentro de 2 días hábiles.