EBSCO Health

Print PageSend to a Friend
Health Library Home>Article

Instrucciones para Dar de Alta para la Anemia Drepanocítica

La anemia drepanocítica es un trastorno genético. Ésta altera la forma de los glóbulos rojos y disminuye su capacidad para transportar oxígeno. El cuerpo también destruye las células drepanocíticas. La pérdida de sangre provoca anemia.

El cambio en la capacidad y número de glóbulos rojos puede disminuir la cantidad de oxígeno para el cuerpo. Opciones de tratamiento incluyen medicamentos y transfusiones sanguíneas. En algunos casos, podría necesitarse un trasplante de médula ósea.

Pasos a Seguir

Cuidado en el Hogar

Trabaje de cerca con su médico. Mantenga una actitud positiva. Reciba apoyo por parte de amigos y familiares para ayudarle a usted o a su hijo a lidiar con esta enfermedad. Siga estas indicaciones para la recuperación y prevención en proceso:

Recuperación

  • Descanse hasta que se sienta lo suficientemente bien para realizar actividades normales. Evite demasiado estrés físico.
  • Tome todos los medicamentos como se lo indique su médico. El dolor leve puede aliviarse con medicamentos de venta libre ( Tylenol, Advil, Aleve). Discuta con su médico las dosis.
  • Reciba seguimiento por su médico para las revisiones y/o terapia de transfusión regulares.

En Proceso:

  • Trate de usar una almohadilla térmica, baño caliente, descanso o masaje para el dolor. Además, podrían ayudar otras distracciones durante periodos de dolor (p.e., ver televisión, hablar por teléfono, usar la computadora).
  • Beba ocho vasos de agua al día, especialmente durante el clima cálido.
  • Reduzca o evite el estrés. La asesoría, grupos de apoyo, yoga o meditación podrían ayudar con el estrés.
  • Evite la exposición a infecciones. Lave sus manos frecuentemente. Contacte a su médico inmediatamente si cree que usted o su hijo tiene una infección (fiebre mayor a 101ºF).
  • Mantenga un buen control de otras condiciones médicas, como diabetes o presión arterial elevada.
  • Evite beber alcohol y fumar.
  • Vístase abrigadamente en temperaturas frías y frescas. No nade en agua muy fría.
  • Sólo viaje en aviones comerciales.
  • Asegúrese de que profesores, entrenadores, y colegas del trabajo entiendan la condición y la necesidad de tener acceso a líquidos orales.
  • Asegúrese de que usted o su hijo haya recibido una vacuna contra el neumococo.
  • Vea las demás indicaciones de prevención más adelante.

Después de un trasplante de médula ósea, siga estas indicaciones adicionales:

  • Discuta las precauciones especiales para evitar infecciones y cuide su boca y piel.
  • Mantenga cualquier área de incisión/catéter limpia, seca y protegida. Cambie los vendajes como se le indique. Mantenga protegidas las áreas de las heridas con una envoltura de plástico y péguela si lo necesita cuando se bañe.
  • Si lo necesita, trabaje de cerca con una agencia de cuidado en el hogar para recibir alimentaciones y otro cuidado hasta que se sienta más fuerte.
  • Siga las instrucciones específicas para su procedimiento.

Dieta

Consuma una dieta saludable, rica en calorías, proteínas, antioxidantes y líquidos. Esto le ayudará a aumentar su fuerza y reforzar su sistema inmunológico. Su médico podría canalizarlo con un dietista. Podrían necesitarse alimentaciones parenterales o mediante sonda.

Actividad Física

Cuando esté listo, el ejercicio regular y moderado es bueno para usted. Evite esforzarse demasiado y cansarse mucho. Descanse frecuentemente. Cuando haga ejercicio, beba abundantes líquidos.

Podría tardar algunos meses en tener fuerza para hacer ejercicio después de un trasplante de médula ósea. Evite deportes vigorosos, como los deportes de contacto. No nade ni use tinas.

  • Pregunte a su médico cuándo podrá regresar a trabajar.
  • No maneje, a menos que su médico le haya dado permiso de hacerlo.

Medicamentos

Para el dolor:

  • Medicamentos analgésicos de venta libre como acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Advil, Motrin)
  • Narcóticos suaves, como codeína
Para prevenir crisis drepanocíticas:
  • Hidroxiurea (Hydrea)
  • También podrían recomendarse antibióticos para prevenir infecciones
En general:

  • Tome sus medicamentos como se le indique. No cambie la cantidad ni el horario.
  • No deje de tomarlos sin consultarlo con su médico.
  • No los comparta.
  • Conozca cuáles resultados y efectos secundarios podría esperar. Repórtelos con su médico.
  • Algunos medicamentos pueden ser peligrosos cuando se mezclan. Hable con un médico o farmaceuta si usted va a tomar más de un medicamento. Esto incluye fármacos de venta libre y hierbas o suplementos dietéticos.
  • Planee con anticipación los reabastecimientos para que no se quede sin existencias.

  Prevención

La anemia drepanocítica no puede prevenirse debido a que es un defecto genético. Sin embargo, existen algunas indicaciones generales que podrían mantener bajo control la condición. Asegúrese de discutirlas con su médico.

  • Tome diariamente suplementos de ácido fólico para formar nuevos glóbulos rojos.
  • Beba abundante agua para prevenir la deshidratación.
  • Evite temperaturas extremas.
  • Evite el agotamiento y el estrés.
  • Descanse mucho.
  • Reciba revisiones regulares por parte de médicos reconocidos.
  • Busque asesoría genética.

Seguimiento

La anemia drepanocítica necesita ser monitoreada. Acuda a todas las citas y sométase a exámenes y pruebas regularmente.

Llame a Su Médico Si Ocurre Cualquiera de lo Siguiente

Es importante que usted revise su recuperación. De esa manera, puede alertar a su médico sobre cualquier problema. Si ocurre cualquiera de lo siguiente, llame a su médico:

  • Palidez o cansancio extremos o coloración amarillenta de la piel o de los ojos
  • Señales de infección, incluyendo fiebre mayor a 101ºF y escalofríos
  • Sangrado
  • Tos persistente
  • Falta de aliento
  • Estreñimiento o diarrea
  • Dificultad para orinar
  • Incremento en el dolor del brazo, pierna, estómago o espalda
  • Rápida inflamación en el estómago
  • Enrojecimiento, inflamación o secreción en el lugar del catéter
  • Náusea y vómito
  • Mareos o aturdimiento, o dolor de cabeza, o dificultad para ver o escuchar
  • Latidos cardiacos rápidos e irregulares; dolor en el pecho
  • Sarpullido o urticaria; aparición de moretones o puntos rojos en la piel
  • Erección del pene que no desaparece

En caso de emergencia, llame al 911.

Fuentes Adicionales:

American Sickle Cell Anemia Association
http://www.ascaa.org/

Sickle Cell Information Center
http://www.scinfo.org/

FUENTES ADICIONALES CANADIENSES:

About Kids Health
http://www.aboutkidshealth.ca/

Sickle Cell Foundation of Alberta
http://www.sicklecellfoundationofalberta.org/

REFERENCIAS:

Autologous BMT. University of Utah Health Sciences Center website. Disponible en:http://uuhsc.utah.edu/pated/handouts/pdfs/handout471.pdf. Accedido junio 6, 2008.

Practical tips for preventing sickle cell crisis. American Family Physician website. Disponible en:http://www.aafp.org/afp/20000301/1363ph.html. Accedido junio 6, 2008.

Sickle cell anemia. EBSCO DynaMed website. Disponible en:http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php. Accedido junio 6, 2008.

Sickle cell anemia. EBSCO Health Library website. Disponible en:http://www.ebscohost.com/thisMarket.php?marketID=14. Accedido junio 6, 2008.

When your child has sickle cell disease. American Family Physician website. Disponible en:http://www.aafp.org/afp/20060715/313ph.html. Accedido junio 6, 2008.

Ultima revisión septiembre 2012 por Michael Woods, MD Last Updated: 9/30/2012