EBSCO Health

Print PageSend to a Friend
Health Library Home>Article

Cifra de glóbulos blancos

(cifra de leucocitos)

¿Qué son los glóbulos blancos?

Los glóbulos blancos, también denominados “leucocitos”, son un componente fundamental de la sangre, junto con los glóbulos rojos y las plaquetas. Los glóbulos blancos se forman en la médula ósea y funcionan como parte del sistema inmunitario para ayudar a combatir las infecciones.

Existen 5 tipos diferentes de leucocitos: neutrófilos, linfocitos, basófilos, monocitos y eosinófilos.

Motivo para realizar el examen

Esta prueba se solicita para ayudar a diagnosticar o analizar una infección. Las enfermedades o condiciones que afectan la cifra de leucocitos del organismo incluyen la leucemia, las alergias y las infecciones. Esta prueba también puede ayudar a controlar la respuesta del cuerpo al tratamiento para enfermedades como el VIH y el cáncer.

Esta prueba también puede formar parte de un hemograma completo.

Además de la cifra completa de glóbulos blancos, su médico puede solicitar una fórmula leucocítica. El médico observa la cantidad total de glóbulos blancos y las cifras correspondientes a cada uno de los 5 tipos de leucocitos.

Un tipo de glóbulo blanco que se suele analizar es el linfocito CD4, que se usa para evaluar la función inmunitaria. En las personas con VIH/SIDA, se controla la cifra de CD4 para hacer un seguimiento de la evolución de la enfermedad y la eficacia de los tratamientos. En general, los niveles de linfocitos disminuyen durante una infección vírica.

La revisión de los niveles de basófilos puede ayudar a indicar problemas de la médula ósea, incluida la leucemia.

Las cifras de monocitos pueden ayudar a diagnosticar infecciones víricas como la mononucleosis, todos los tipos de leucemia u otros problemas de la médula ósea.

Las cifras de eosinófilos pueden ayudar a diagnosticar alergias como el asma, la fiebre del heno, el eccema y la rinitis alérgica. La cantidad de eosinófilos también aumenta en respuesta a parásitos, algunas enfermedades infecciosas, enfermedades que afectan la producción sanguínea y una variedad de otras condiciones.

Tipo de muestra que se toma

Se toma una muestra de sangre del brazo.

Antes de la obtención de la muestra

No se requiere ninguna preparación antes del análisis.

Durante la obtención de la muestra

Se le solicitará que se siente. Le limpiarán un área de la parte interna del codo con un paño antiséptico. Le colocarán una banda grande alrededor del brazo. Luego se insertará la aguja en una vena. La sangre que pase por la aguja se recogerá en un tubo. Le quitarán la banda del brazo. Una vez extraída la cantidad necesaria de sangre, se retirará la aguja. Se colocará una gasa sobre el área de la extracción para ayudar a detener la hemorragia. También es posible que le coloquen una venda en la zona de la extracción. El procedimiento dura entre 5 y 10 minutos.

Después de la obtención de la muestra

Después de tomarse la muestra de sangre, es posible que deba quedarse sentado entre 10 y 15 minutos. Si siente mareos, quizá deba permanecer sentado más tiempo. Cuando se sienta mejor, podrá retirarse.

En algunos casos, podría rezumar un poco de sangre de la vena debajo de la piel y causar un moretón. Puede disminuir el riesgo de que se forme un moretón ejerciendo presión firme sobre el lugar de la punción. Habitualmente, el moretón desaparece en 1 o 2 días.

Después de que se haya tomado la muestra, usted podría experimentar las siguientes complicaciones en el lugar de la extracción de sangre:

  • Enrojecimiento
  • Inflamación
  • Hemorragia o secreción persistentes
  • Dolor

Llame a su médico de inmediato si experimenta cualquiera de estas complicaciones.

Resultados

Los resultados de la prueba tardan algunas horas.

Puesto que los niveles de todos los glóbulos blancos pueden cambiar en respuesta a una variedad de condiciones, los médicos tienen en cuenta los resultados de otros análisis y su salud en general antes de realizar un diagnóstico y elaborar un plan de tratamiento.

Los niveles de neutrófilos, los cuales aumentan en respuesta a infecciones o trastornos de la médula ósea, pueden indicar una variedad de condiciones, por ejemplo:

  • Una infección bacteriana
  • Una infección vírica
  • Rickettsiosis
  • Una respuesta a determinados medicamentos o sustancias químicas
  • Una respuesta a la radiación ionizante
  • Enfermedades que afectan la producción de células sanguíneas

Son muchos los factores que pueden influir en la fiabilidad de los análisis de laboratorio. Una prueba puede sugerir la presencia de una enfermedad que en realidad no existe. Esto se denomina “falso positivo”. Una prueba también puede pasar por alto una enfermedad que en efecto sí existe. Esto se denomina falso negativo.

Para realizar un diagnóstico, el médico analizará los resultados de varias pruebas y sus síntomas. Es sumamente importante hablar con el médico sobre los resultados antes de sacar conclusiones.

REFERENCES:

Van Leeuwen AM, Poelhuis-Leth DJ, et al. Davis's Comprehensive Handbook of Laboratory & Diagnostic Tests with Nursing Implications, 4th ed. EBSCO Nursing Reference Center website. Available at: http://www.ebscohost.com/pointofcare/nrc-about. Published 2011. Accessed February 20, 2015.

WBC differential. Lab Tests Online—American Association for Clinical Chemistry website. Available at: http://labtestsonline.org/understanding/analytes/differential/tab/test. Updated May 9, 2012. Accessed February 20, 2015.

Ultima revisión February 2019 por EBSCO Medical Review Board David L. Horn, MD, FACP Last Updated: 04/17/2019